Gerónimo Figueroa Romero: Los Padres el más inspirado de la postemporada

Compartir
 

 

Los Padres de San Diego es uno de los pocos equipos, que aún no consigue ganar una serie mundial, a pesar de que ha estado presente en dos, en 1984 cuando perdieron frente a los Tigres de Detroit y en 1998, cuando enfrentaron a los Yankees de Nueva York, que los barrieron en cuatro desafíos.

Para esta temporada han sido el equipo más mediático, incluso por encima de los 62 jonrones de Aaron Jugde y los 3 mil hits de Miguel Cabrera.

El equipo de San Diego, al inicio de esta campaña, se entera, que su súper estrella Fernando Tatis Jr. tenía una lesión en la muñeca derecha, producto de un accidente de moto, accidente sufrido a finales del año pasado. La noticia comienza las especulaciones del equipo, de si era posible superar el tercer lugar, que obtuvieron en su división en el 2021, detrás de Gigantes y Dodgers.

Los pronósticos, fueron agarrando forma y en el primer mes (abril) de temporada, marchaban de segundos, con registro de 14 juegos ganados y 7 perdidos. Ya para la mitad del campeonato (14 de julio), contaban con un juego más ganado (39), que los Dodgers de los Los Angeles ,  equipo que ocupaba el primer lugar porque tenían mejor average, en virtud  de tener menos juegos realizados que los padres.

Ese registro de 39 juegos ganados, para la fecha era superado, solo, por los 45 juegos ganados que tenían los Yankees de Nueva York y los 41 que habían ganado los Mets también de la ciudad de Nueva York. En ese momento, era un buen registro de victorias, a pesar de que su súper estrella ofensiva y defensiva, Manny Machado, había sufrido una lesión de tobillo a finales del mes de junio, que comprometió el rendimiento del equipo, debido a que era la ofensiva de Machado la que venía dando la cara por el equipo. Fue tanto la desesperación del equipo por mantener el buen ritmo, que asumieron el riesgo de sacar a Manny Machado de su reposo, cuando solo llevaba 10 días de inactividad y se dice que jugó lesionado.

En el mes de julio, el equipo ya asomaba las aspiraciones,  de entrar en el mercado de cambios cuya fecha límite estaba establecida para el  02 de agosto,  y con ello poder reforzar el buen año que estaban teniendo. Aquí vuelve el equipo a aparecer en las noticias relevantes del béisbol, ya que logran adquirir el contrato de Juan Soto, desde los Nacionales de Washington, movimiento que inmediatamente les otorga una etiqueta de aspirantes al título, ya que también, en esos días recibían la noticia de la mejoría de Fernando Tatis Jr. y contaban con la fecha de vuelta al equipo de este lesionado. Los Padres siguieron siendo noticias en esas fechas de inicio de agosto, con las adquisiciones también de los jugadores  Josh Bell, Brandon Drury y uno de los mejores pitcher cerrador de la temporada Josh Hader.

Todo un equipo armado, para esperar por el niño de oro (Tatis Jr.), el de los 340 millones de dólares, quien, para el momento de su retorno, resulto positivo en una prueba antidopaje y ni siquiera llego a pisar el terreno de juego en las grandes ligas, al contrario, fue expulsado por la liga, por nada más que 81 juegos, con lo cual no puede ser jugador en este año de aspiraciones. El show de Fernando Tatis Jr. y su suspensión, tuvo como quince (15) días de especulaciones,  que generaron  problemas para estabilizar el buen record que tenían a mitad de Julio, lo cual se agravo con el bajo rendimiento de todas  las piezas nuevas que se incorporaron al equipo, y que obligatoriamente cerraron la participación de algunos para abrir sus cupos en el line up, llamando mucho la atención del bajón ofensivo de Juan soto y el hecho de que Josh Hader tuvo una racha negativa y no encontraba la fórmula para sacar los Outs.

Con toda esta inestabilidad llega la postemporada y los Padres de San Diego clasificaron como el segundo comodín de liga nacional, con registro de 89 juegos ganados y 73 perdidos. Con semejante registro le toco el premio gordo, enfrentar al segundo equipo mejor ganador de la liga con 101 triunfos y quien perdió el banderín divisional, los Mets de Nueva York.

 

Los Padres no eran favoritos en su primera serie de playoff, frente a estos Mets, contaban solo con el bateo que le proporcionara sus súper estrellas Manny Machado y Juan Soto, y les tocaba enfrentar a Max Scherzer en el primer juego de la serie y en el segundo compromiso a Jacob deGrom, dupla de lanzadores esta,  acumulan cinco premios Cy Young entre los dos.

El manager de los padres Bob Melvi, contaba para la serie con Yu Darvish, un pitcher japonés muy veterano y quien figuraba con un buen registro en esta temporada, frente a los Mets, a quien les gano dos juegos en la temporada regular, y con un Joe Musgrove quien fue el segundo pitcher en la rotación del equipo, casi todo el año. Pero que estratégicamente, prefirió no enfrentarlo a deGrom en el segundo compromiso, desde el momento que los padres consiguen ganar el primer juego al astro Max Scherzer, a quien le hicieron mucho daño, con siete hits, incluyendo cuatro cuadrangulares.

Luego de Perder el segundo partido, los padres contaron con Joe Musgrove, como su lanzador inicial en el juego definitivo, quien se lució sin permitir carreras en seis innings y a quien apoyaron con una ofensiva de seis carreras, eliminado a los Mets y mostrando que están inspirados.

Actualmente se encuentran en la segunda ronda de playoff, donde ya han logrado sacar dos victorias consecutivas, a los Dodgers de Los Angeles, y hasta el viernes 14 de octubre iban arriba en la serie de divisiò de la liga nacional 2-1, con un juego pautado, para la jornada del día sábado, donde seguirán ligando,  aumentar la buena racha de inspiración.

Los factores internos para este buen momento que viven los Padres de San Diego, son el rendimiento de Trent Grisham, el jardinero central que bateó 17 cuadrangulares, en 451 juegos, en la temporada regular y quien ya lleva 3 jonrones en 18 turnos, en la postemporada, los rendimientos de sus lanzadores abridores Yu Darvish, Blake Snell, y Joe Musgrove, así como el siempre rendidor  Manny Machado, quien obtuvo números de más valioso en la ronda de clasificación con 32 cuadrangulares, 102 impulsadas, 100 anotadas y 298 puntos de promedio. En esta postemporada tiene seis hits en 26 turnos con 2 cuadrangulares y cinco impulsadas.

Debemos mencionar, que aún se espera que Juan José Soto, encienda el motor de bateo que mostro en la postemporada de 2019. Aun así, los Padres parecen ser el equipo más inspirado en la postemporada, y pensamos que podrían estar nuevamente en la serie mundial

lenynbasket@gmail.com – @lennynbasket

 

Compartir
Traducción »