Carlos Cruz: Buscan un candidato para la oposición en Carabobo

Compartir

 

A nivel de los chats de las redes y en reuniones realizadas en Valencia, el tema del futuro candidato a gobernador por parte de la oposición carabobeña sigue siendo tema de discusión.

Como expresamos en la pasada entrega, para que ese candidato pueda tener la posibilidad matemática de ganar las elecciones deben ocurrir varias cosas:

1. La primera es que debe definirse a nivel internacional cómo va a ser el escenario político en donde se van a debatir los asuntos de Venezuela y es allá donde en definitiva se va a generar una solución. Porque ese argumento sostenido por los colaboracionistas de que la solución de Venezuela está únicamente en los venezolanos es falso. La solución de Venezuela está en el tablero internacional y deciden los países protagonistas que están mezclados en el asunto.

2. La segunda es que una vez cumplido con ese trámite, debe existir unidad en la oposición y que ésta misma tendría que ser invocada y practicada bajo el lema de la “Unidad superior”.

3. Deben existir condiciones electorales seguras y confiables.

4. Y el último punto es que el candidato debe inspirar (credibilidad y confianza) y eso en los actuales momentos no existe. Y como prueba están los resultados electorales de diciembre de 2020 donde la oposición disidente alcanzó la siguiente votación:

Parroquia San José: De un total de 105.804 votos posibles estos partidos obtuvieron:

Voto Nominal:

AD: 904 votos.

El Cambio: 448 votos.

Copei: 224 votos.

Avanzada Progresista: 121 votos

Cambiemos: 62 votos.

Primero Venezuela: 120 votos.

Voluntad popular: 59 votos.

Voto Lista:

AD: 898 votos.

El Cambio: 447 votos

Copei: 220 votos

Unión y Progreso: 137 votos.

Avanzada Progresista: 120 votos.

Cambiemos: 60

Parroquia Miguel Peña: De un total de 247.725 votos posibles estos partidos obtuvieron:

Voto Nominal:

El Cambio: 10.170 votos.

AD: 5.932 votos.

Primero Venezuela: 1.649 votos

Copei: 1.587 votos

Avanzada Progresista: 914 votos

Unión y Progreso: 915 votos

Cambiemos: 880 votos.

Voluntad Popular: 338 votos

Voto Lista:

El Cambio: 10.165 votos.

AD: 5.903 votos

Primero Venezuela: 1.634 votos

Copei: 1.589 votos.

Unión y Progreso: 912 votos

Alianza para el progreso: 911 votos

Voluntad Popular: 322 votos.

Esos números son el reflejo de lo que hemos dicho (falta de credibilidad y confianza) y no lo que algunas “lloronas” sostienen que es culpa de la abstención. Lo que pasa es que no quieren reconocer que la abstención se genera porque no tienen liderazgo, porque no son verdaderos dirigentes y porque nunca han presentado un discurso y una acción coherente. Y es más, éste fenómeno no es nuevo porque alguno de estos candidatos en sondeos de opinión de elecciones pasadas jamás alcanzaron el 5% de popularidad. De tal manera que esos resultados no son ninguna novedad.

Entonces, para que la oposición carabobeña tenga un candidato ganador para una eventual elección de gobernador, el mismo no puede provenir de las filas de este lote de partidos perdedores y se debe tener a una cara nueva que proyecte seriedad, confianza, credibilidad, discurso coherente y propuestas serias. Hacer lo contrario es simplemente un suicidio político pues candidatos y partidos que ni siquiera llegaron a los 1000 votos en la parroquia más opositora de Carabobo (San José) y que no pasaron de 10.200 votos en la parroquia más poblada de Carabobo (Miguel Peña), evidentemente no pueden ganar una elección a gobernador.

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado