Inicio > Cultura > Relámpago del Catatumbo; Valor simbólico, natural y cultural de Venezuela          

Relámpago del Catatumbo; Valor simbólico, natural y cultural de Venezuela          

 

El Relámpago del Catatumbo o “Los Relámpagos del Catatumbo”, como suele recordarnos Ángel Viloria (doctor del King’s College de Londres: entomólogo, espeleólogo y biogeógrafo venezolano -zuliano-), en ocasiones donde ha compartido alguna conferencia respecto de este fenómeno de la naturaleza.

Lo cierto es, que, esta ”maravilla brutal”  -diría Alberto Tosca   (La Habana, 12 de marzo de 1955 – La Habana, 14 de agosto de 2018), cantautor perteneciente a la corriente    Nueva Trova Cubana  – generadora de energía,  pero también de cuentos, historias, poemas, leyendas, décimas, gaitas, mitos, obras plásticas, en fn, creaciones dentro del imaginario estético-mágico, pero, también de ozono, en tales proporciones que dichas descargas eléctricas se presentan como una de las fuentes más importantes de producción de esta sustancia gaseosa atmosférica que nos protege de las radiaciones solares ultravioletas. Vale la siguiente  disgregación: Así como el agua proveniente de la lluvia estuvo a punto de ser privatizada en Bolivia, hasta que llegó Evo Morales “y mandó a parar”, de caer Venezuela bajo el dominio imperial, éstos miserables serían capaces de pechar a todos los restantes países por “proveerles” su cuota de ozono, es decir, privatizarían el Relámpago del Catatumbo. De eso y mucho más se atreverían estos mercaderes de lo “bio-psico-social”, para utilizar, aunque en otro sentido, el modelo de totalidad propuesto por George Libman Engel.

Suficiente sustentación científica como literaria existe –y en eso consiste este primer escrito-, para exponer que nuestro milenario faro sea elevado como Patrimonio Natural De Interés Cultural (por el Instituto de Patrimonio Cultural IPC), así como un nuevo Símbolo Natural Nacional (depende directamente de la Presidencia de la República). Dos categorías cuyas solicitudes estarían respaldadas con los documentos de rigor exigidos por las instituciones venezolanas encargadas de tal fin. Incluyendo alguna encuesta –de ser necesario- tal cual se hizo para sumar a la mariposa azul ( Morphohelenorcramer  ) como el 4to Símbolo Natural Nacional (2019) después del Araguaney (29 de  mayo de 1948), la Orquídea (23 de mayo de 1951), y el Turpial    (23 de mayo de 1958).

Por los momentos y a cuenta de este necesario encierro para alejarnos del Covid-19, acariciemos nuestra imaginación y espíritu con el siguiente material a propósito del Relámpago o Relámpagos del Catatumbo. El primero, un audiovisual que adjuntamos, narrado por el “Profesor Lupa” y, cuatro enlaces electrónicos que nos llevan a igual número de gaitas zulianas de furro relacionadas con el tema.

Mario Fernández P.

potreritos_62@yahoo.com

 

 

Traducción »