Inicio > Marina Ayala

Marina Ayala: Perdidos

  Comprender no significa justificar lo injustificable, dar razón a lo que nunca puede tener razón, comprender es examinar y soportar conscientemente la carga que nuestro siglo ha colocado sobre nosotros. Hannah Arendt. El sentir nuestro tiempo detenido necesariamente nos impulsa a voltear a revisar la historia para tener un poco de claridad sobre experiencias pasadas y cómo será posible reactivar nuevamente un país cuyo imaginario se pobló de pesares e impotencia.

Leer más

Marina Ayala: Mignnones (Guapis) Cuties

  De muchas maneras fue denominada esta película. Mignnones es su nombre en francés, cuya traducción sería “guapa” “linda”. Guapis es el nombre de su versión en inglés y Cuties se llama el grupo de baile al que Amy se une en su colegio. Su directora es Maïmouna Doucuré (35 años de origen senegalés) quien en su opera prima obtuvo por esta película el premio a la mejor dirección en el

Leer más

Marina Ayala: Representaciones Sociales

  Asombra terminar de aceptar lo que revela y produce el malestar. En tiempo de duelo y penurias se recogen las atenciones y los enganches amorosos. La libido se concentra en el propio cuerpo o alimenta e hincha un ego hasta extremos enfermizos. Cuando estamos demasiado pendientes del cuerpo comenzamos a enfermar o a sentir que enfermamos; los dolores migran, cuando no es la cabeza es el estómago o sudamos frío

Leer más

Marina Ayala: Tierra y cielo se pueden encontrar

  Es interesante la polémica que suscitó el comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana por las múltiples y diferentes interpretaciones que tuvo. Por supuesto uno enseguida se pregunta por las causas de tan disimiles versiones. Lo primero fu leer el comunicado y comprobar la claridad de su contenido, no había lugar a dudas, el comunicado expresa su llamado a votar en los comicios de diciembre aun reconociendo todos los vicios del

Leer más

Marina Ayala: Sin políticos no hay política

  Se confunde con frecuencia dos planos en la comprensión de los conceptos y realidades. Un plano es el del lenguaje con el que podemos expresarnos y entendernos y otro muy distinto es el de la existencia. Que neguemos la existencia de algo no implica que no exista, bien podría ser que esté en espera de ser constituido o puede ser que se encuentre en espera de ser implementado, en estado

Leer más

Marina Ayala: Los mitos y nosotros

  Nuestros clásicos mitos dejaron de arrastrar a la mayoría en esta nación. Se han diluido poco a poco, ya no nos convence ese talante épico, heroico de nuestros ancestros, ya los comenzamos a cuestionar o por lo menos ya no nos atrae la idea de imitarlos. Se puede observar este desencanto en pequeños gestos. Implementan una nueva medida, arbitraria que nos hace la vida aún más trabada y en seguida

Leer más

Marina Ayala: Hogueras de resentimientos

  El inconsciente humano puede ser tan desbastador y aterrorizante como cualquier amenaza exterior que constantemente está monopolizando nuestros miedos y conductas de huida. Pero no prestamos atención a las pulsiones que llevamos con nosotros y terminan si no matándonos si enfermándonos y limitándonos. Esos fantasmas que trabajan agazapados, silenciosamente se apropian de nuestras mentes llenándola de juicios crueles que vaciamos injustamente sobre otros. Esta Infección natural y propia del ser

Leer más

Marina Ayala: Piensa pero de forma bella

  La importancia de los gustos radica, no solo en una valla publicitaria, sino en las formas de organizarnos y valorar nuestro mundo. Una persona con buen gusto trata con respeto a los demás, cuida a los seres indefensos, valora la vida y la reviste de colores y bellas formas. Su casa es acogedora y su mesa invita a la amistad. Se esfuerza en agradar a los otros con bellas imágenes.

Leer más

Marina Ayala: Tierra, Tierra

  De la mano de Sándor Márai vamos transitando uno de los capítulos más dolorosos de la vida del escritor y de Europa Central. Un libro íntimo que nos hace vivir junto con él su desgarramiento personal. El ritmo que le imprime es reflejo de la tristeza profunda que lo embarga al constatar que paulatinamente y sin alternativas tiene que irse del mundo que amó y lo acompañó. Libro que escribe

Leer más

Marina Ayala: No ser tratados como hongos

  Después de tanto desengaño, de tanto desacierto de los que se erigieron como los estrategas de un momento tan delicado, no se puede pretender que de la noche a la mañana los ciudadanos corran a responder a un llamado de quien tanto daño ha hecho. La población está descreída e indiferente, agobiada, angustiada. Las tácticas que se apliquen para ganarnos en una u otra dirección tienen que contemplar aspectos psicológicos.

Leer más

Marina Ayala: La barbarie no termina

  Convive en cada uno de nosotros la civilidad y la barbarie. Fernando Savater manifiesta que la civilidad solo funciona en estados de bienestar. Si todo está organizado somos amables, educados, corteses y respetamos al otro. Es decir no andamos por las aceras atropellando a los demás. Solo basta que se desate una situación de peligro inminente para que nos demos a la desbandada sin importar el daño que causemos. Nada

Leer más

Marina Ayala: Con mi TV no te metas

  Un mueble muy especial que siempre me ha acompañado desde que tengo uso de razón. Todos los demás muebles se acomodan de acuerdo a su ubicación, tamaño de la vivienda e idiosincrasia de los habitantes. Si la casa es grande, como solían ser en otras épocas, se asignaba un pequeño salón para su ubicación. En espacios reducidos, como se implementó con la propiedad horizontal, se volvió todo un debate de

Leer más