Inicio > Gustavo Tovar-Arroyo

Gustavo Tovar-Arroyo: Los rostros de la derrota

  En términos realistas, muy realistas, tenemos que reconocer que no más de 10 mil chavistas obligaron a 6 millones de venezolanos a huir del país. Eso es una derrota moral e histórica, si no somos capaces de una autocrítica que lo confirme no hemos entendido nada. Y no hablo de la hipnotizada oposición que negocia o que va a elecciones sin condiciones, hablo de ti y de mí que hemos

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: El empresario

  Venezuela sin duda ha vivido los tiempos más devastadores de su historia desde que el militar Hugo Chávez atentó contra la democracia en 1992 con sus dos golpes de Estado. Además, irresponsablemente le dieron libertad y el pueblo, y junto a algunos medios de comunicación lo llevaron a la presidencia y desde ella originó toda suerte de adversidades y calamidades. Seis millones de venezolanos han huido del país buscando mejor

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Complicado

  Escribir por escribir es complicado, igual debe ser leer por leer. Las decepcionantes conductas del liderazgo opositor, la cantidad de justificaciones a sus errores y la claudicación cansan, y mucho. He pensado en escribir sobre otros temas, pero por momentos me parece absurdo. Sin embargo, si el país es absolutamente absurdo por qué no escribir absurdos menos dolorosos y frustrantes. Así que probablemente dé un giro y comience a escribir sobre

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Afganistán y Venezuela

  Ser una nación Pienso que avanzado el siglo XXI, el tema de las nacionalidades tendrá más relación con valores, aspiraciones y visiones que con terruños. Uno será más del lugar donde nuestros valores de libertad y democracia sean comunes a los de la mayoría, donde nuestras aspiraciones de ser, hacer y tener sean permitidas (uno pueda alcanzar sus sueños sujetos al estado de Derecho) y nuestras visiones de prosperidad y bienestar

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Salvar al chavismo

  Un frágil navío al caos Imaginemos un mar tumultuoso, azotado por una tormenta feroz, caen rayos y chispan centellas, olas iracundas sacuden una endeble embarcación que es capitaneada por un centenar de criminales piratas, todo es zozobra, especialmente los millones de prisioneros secuestrados por los bandidos que timonean el frágil navío en el caos. El seguro destino es el naufragio, la muerte. Una rebelión ocurre en el navío, millones deciden sublevarse,

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: México, el nuevo circo

  Oscurantismo Todo lo que haga Jorge Rodríguez, sin excepción, es mal intencionado y perverso. Es un patrón universal, cuando un psiquiatra ha llegado al poder desde finales del siglo XVIII cuando surgió esta práctica muchas veces oscurantista, las naciones y el mundo general se deterioró y enloqueció. Doquiera que un psiquiatra se instaló en una élite de gobierno creó una tiranía. Alemania (nazi), Italia (fascista), Unión Soviética (comunista) o la Venezuela (chavista),

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: La ebriedad ineludible

  Una excelente idea No sé si sea atinado escribir ebrio, pero yo me permito toda licencia: a diferencia de las aspiraciones de otros no soy modelo de mi tiempo, soy –más básico– un hombre de mi tiempo. Es decir, uno de los que ha combatido y padecido una dictadura en toda su ferocidad y despotismo. No le temo entonces a mi destemplanza, no necesito el voto de nadie en unas elecciones

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: El neoliberalismo chavista

  El más cruel y salvaje Como todo lo que ha hecho el chavismo desde su trágica aparición y existencia, el tema económico ha resultado un bíblico fiasco. Del capitalismo de Estado pasó al socialismo del siglo XXI y después de su apoteósica ruina ahora transita al neoliberalismo más cruel y salvaje que hayamos conocido: el chavista. Neoliberalismo, vale señalar, que sólo beneficia a las elites de Fedecámaras, a los enchufados y

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Fedecámaras hazme reír…

  La política del odio No creo en el odio. Creo en la dignidad, el honor y en la justicia, valores pilares de la civilización, pero no en el odio. Pienso que el odiar nos reduce como individuos y suprime nuestras capacidades espirituales. A través del odio no se puede crear, sólo se puede destruir. El fascismo y el comunismo son ideologías de odio, sólo que en el primero el odio es

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Freddy Guevara, la nobleza encarcelada…

  A Freddy Guevara (el skywalker) Héroe trágico La historia y vida de los héroes está marcada por la tragedia. Desde Aquiles, el más grande de los grandes de Troya, y su talón descubierto que lo llevó a una injusta muerte prematura; Bolívar, el Libertador de América, y la soledad final de sus últimos días de enfermedad, traición y muerte; o la de Gandhi, el gran alma (Mahatma) de la India, quien es

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Locademia de opositores…

  Sé que sientes lo mismo que yo: incomprensión, frustración, decepción, asfixia (obviamente asco, pero no lo menciono para que no nos acusen a ti y a mí de radicales). Sé que no sales de tu asombro cuando no escuchas a líderes de la oposición llamar dictadura, tiranía o narcoestado a la manada de criminales que rigen el gobierno usurpador. Sí, “usurpador”, otra palabra en desuso en la incoherencia verbal opositora. Después

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: No nos equivoquemos

  Ni la peor calaña opositora Nuestra irritación no puede cegarnos, ni siquiera por más argumentos que tengamos: la oposición no es la responsable del cataclismo venezolano, ni de nuestro caos ni de la ruina nacional. Ni siquiera la peor calaña opositora, los traidores y sus venenosos alacranes, son los culpables del desastre apocalíptico que estamos viviendo. Insisto, no, no lo son. Los responsables del holocausto nacional son los chavistas. Los traidores,

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: La Venezolanización de América…

  El bombillo americano De la historia de la civilización, la norteamericana es la más avanzada de todas las sociedades que haya conocido jamás el hombre. En términos militares, económicos, políticos, sociales y filosóficos, los estadounidenses han avanzado y predominado como nunca otra sociedad lo hizo antes. El bombillo, probablemente el invento humano más hermoso y urgente de la modernidad, fue ideado en esta gran nación. Su democracia, la más consistente de la

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Teoría de conspiración?

  La anuencia suicida de los nuestros Estoy convencido que el secuestro histórico –criminal y ruinoso– que hemos sufrido en Venezuela fue ideado y planificado con mucha anticipación. No creo que haya sido el resultado de eventos espontáneos ni casuales. Creo además, hay demasiadas evidencias para corroborarlo, que el curso de eventos que estamos viendo en Perú, Chile y Colombia tienen relación directa con lo acontecido en Venezuela antes del chavismo: saqueos,

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Hablemos de otros temas…

  Dispersar los temas En las guerras, como la venezolana, los que luchan intentan dispersar los temas de conversación y distraen las memorias mientras permanecen agazapados en las trincheras. Yo lo haré, dispersaré los temas. La redundancia de rabias, frustraciones y tristezas no mejoran ni mejorarán en el corto plazo. La nueva negociación es una farsa. ¿De cuándo acá un criminal de lesa humanidad cede o negocia? ¿Qué negocia? En esta ocasión la

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Búrlate, desprécialos, insúltalos

Gustavo Tovar-Arroyo Búrlate, desprécialos, insúltalos Exprésate Búrlate de ellos, sí, búrlate de su mediocridad, cuando lo veas pedir la masoquista, o más exactamente, suicida negociación que están pidiendo con los criminales de lesa humanidad que rigen Venezuela, búrlate, hazles sentir tu desprecio, insúltalos, sé un templo individual de dignidad, sé –tú mismo– un fortín ético frente a la debacle, sé el honor que les ha faltado y les falta. Sé la Venezuela

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Pesadilla

  El calendario de un Dios macabro Es 4 de febrero de 1992. No, no lo es. Es abril de 2002, no, tampoco. ¿Estamos en el año 2017? Centenares de niños han sido asesinados con disparos en el corazón y en la cabeza. ¿Es 2020? ¿Cinco millones de venezolanos huyen del país? No, no puede ser, no es real. ¡Imposible! ¿2021? Hambre, enfermedad, naufragios, injusticia, caos. Fechas que se sobreponen unas otras,

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: ¡Om!

  El eterno retorno a la estupidez Escribir en el demencial disparate que ha devenido Venezuela es un ejercicio místico. Se requiere de una paciencia infinita y de un compromiso muy agotador con la coherencia. No es fácil, nada fácil, sobre todo para los que estamos conscientes del disparate y que lo hemos advertido desde sus inicios. Escribir en estas condiciones, a su modo, también es demencial porque uno razona y vuelve

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: El Coqui contra el Diosdi

  Si el Coqui fuera presidente de Venezuela no estaríamos viviendo un genocidio, viviríamos seguro una dictadura caótica, anárquica, pero jamás la persecución sistemática y generalizada contra todo aquello que no se somete a sus criminales dictámenes, como en el chavismo. Es decir, el Coqui no hambrearía, enfermaría, encarcelaría y torturaría a su oposición política. Ignorante –como es– no sabría qué hacer y seguramente masacraría a muchas personas, no a todo

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Unidad para qué?

  La derrota y su tristeza Escribo porque tengo aliento, mientras lo hago me abrazo a ti en la agonía. Nuestra Venezuela, esa nación admirada y amada, de grandes próceres y memorias imponentes, está rota en pedazos, tú y yo somos dos de ellos, hay millones más. Mientras haya aliento estamos obligados a luchar, tú desde tu montículo, yo desde el mío, pero tenemos que seguir aun cuando nuestro liderazgo político (algunos

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Otra unidad…

  Sería injusto No soy de los que tiende a hacer leña sobre árbol caído, mucho menos en Venezuela, donde a mi juicio el liderazgo político se ha ganado el respeto y, en muchos casos, la admiración por la entrega y el coraje con que ha enfrentado a la más despiadada tiranía política que ha padecido Las Américas. Esta entrega, pese a la crítica y la apertura de un debate que considero

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Loa a Himiob…

  I Conozco a Gonzalo Himiob Santomé desde niño. Ambos padecimos la espesura espinosa de la psiquiatría. Su padre Gonzalo Himiob, psiquiatra, y el mío Gustavo Tovar, psiquiatra, fueron grandes amigos. Ambos, además, provenimos de la humedad gentil y cálida de vientres mexicanos. Su madre y mi madre, mexicanas, fueron fraternales amigas. Corrimos toda nuestra niñez y juventud por los pasillos y campos del colegio La Salle La Colina, donde estudiamos desde

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Vacunas? ¡No!

  Volveré a escribir y tú volverás a leer, denunciaré las calamidades de nuestro tiempo y tú te conmoverás conmigo porque también las has vivido, tenemos las heridas abiertas, la carne viva, es irreparable el daño que el chavismo le causó a esa bella palabra que es Venezuela. Volveré a escribir y tú volverás a penar lo que escribo porque eres venezolano, y si no lo eres, me leerás y tragarás

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Disparos de conciencia…

  Primer disparo: La rebelión No sé si el liderazgo político opositor lea este suelto, más bien, no sé si el liderazgo político lea. No lo expreso con sorna porque crea que hay ignorancia entre ellos (no la hay), lo expreso porque estimo que las circunstancias, la tribulación y el caos se los impide. Me gustaría que lo leyeran, no se los enviaré personalmente porque me parece pedante forzar a alguien a

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: ¡Viva Colombia!

  Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón Gabriel García Márquez Mariposas amarillas para la imaginación He admirado a los colombianos y a Colombia desde que tengo uso de razón. Admirado y querido. Su cultura, su política, su arte, su literatura, su enaltecido empleo del castellano, su música, pero especialmente la arrebatadora personalidad de su gente. Recuerdo el ingenio de Libardo, la lealtad de Arle (el

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: El bar de la Guerra de las Galaxias

  Monstruos de todo tipo Siempre he pensado que la política venezolana a partir de la aparición de la peste chavista es como un bar de la Guerra de las Galaxias maximizado. Vemos monstruos de todo tipo, renacuajos, larvas, arpías, alacranes, dráculas, alienígenas, sapos, culebras, Delcys, Cilias, Varelas, Diosdados, Arreazas, ah, y deformaciones crueles como las de Chávez y Maduro. Sumado a ese elenco estelar encontramos hipopótamos (como Brito y su consorte

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Ensueño o realidad del prófugo

  Los dos yo Si fuese otro Gustavo Tovar-Arroyo, uno que a diferencia del que soy (activista gandhiano e idealista de la lucha noviolenta), ya hubiese organizado una insurrección violenta contra la tiranía chavista. Sobran razones éticas, políticas e históricas para levantarse en armas contra la podredumbre criminal que usurpa el poder y hambrea a Venezuela, pero soy Gustavo Tovar y no tengo idea de cómo usar una pistola, rifle, metralleta o

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Delirios venezolanos…

  Estamos en guerra contra el chavismo, aunque sean ellos los únicos que disparan, torturan y asesinan (nosotros ni respondemos ni hacemos un carajo). Estamos en guerra. Por eso gran parte del liderazgo de la oposición limosnea patéticamente unas delirantes elecciones libres. Estamos en guerra y, pese a que fue avisada desde 1992, a nuestros heroicos niños soldados, a nuestro pueblo soldado y a nuestros activistas soldados los han matado. Los

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Espejismos desde la guarida…

  Viví en Canadá en los años ochenta. Allá conocí el frío más intenso jamás sentido, la bohemia adolescente, los tulipanes y el amor en cada esquina. Fueron tiempos en los que devoré libros, medité, bailé, conocí el sushi y –sí, repito, insisto, reitero– me enamoré en cada esquina. Mi papá, el doctor Gustavo Tovar Báez, decía que el mito de besar al sapo para encontrar una princesa era incierto, que

Leer más

Gustavo Tovar-Arroyo: Caminé por la embajada…

  ¿Murió? Caminé por una desértica Embajada de Venezuela en Estados Unidos en la que, pese a haber sido rescatada de las fauces chavistas, aún es notable el saqueo de la cual fue objeto por parte de los rateros que representaban aquí al más grande ladrón de todos los tiempos en nuestro país, Hugo Chávez. Caminé por la embajada y sentí la desolación de nuestro arruinado país. Caminé como quien camina sobre

Leer más