Alirio Pérez Lo Presti: Ciclo vital y muerte

  El nacimiento y la muerte son procesos naturales, considerados tradicionalmente como el comienzo y final…

Alirio Pérez Lo Presti: La Teoría de Jean Piaget

  Han sido enormes los esfuerzos por tratar de entender el desarrollo de la mente, en…

Alirio Pérez Lo Presti: La adolescencia

  De acuerdo con una primera impresión y dejándose llevar por el hecho de que desde…

Alirio Pérez Lo Presti: Teoría etológica

  La suposición de que los factores biológicos intervienen decisivamente en el desarrollo humano conserva su…

Alirio Pérez Lo Presti: De vueltas y revueltas

  Si se pudiera ir directo de Venezuela hasta Estados Unidos, como durante décadas han hecho…

Alirio Pérez Lo Presti: La adultez

  Muchos teóricos consideran que las preocupaciones e intereses adultos están dispuestas en un patrón, de…

Alirio Pérez Lo Presti: El mundo que se mueve

  No es casual que, en el máximo apogeo de una cultura o sistema civilizatorio, el…

Alirio Pérez Lo Presti: La vejez

  Como si se tratara de un término peyorativo, a la vejez se le suele cambiar…

Alirio Pérez Lo Presti: Cambio y recambio

  Nicolás Maquiavelo: “Cuando un príncipe se halla en la obligación de saber obrar competentemente según…

Alirio Pérez Lo Presti: De feria en feria

  Estaba buscando específicamente un libro de Paul Auster y las tres librerías que visité estaban…

Alirio Pérez Lo Presti: El optimismo como norte

  Es todo un arte cocinar pato. Sobre todo, cuando se hace a la francesa. Mi…

Alirio Pérez: Atrapados en el mundo

  Compramos las cervezas ayer sábado porque hoy domingo las ventas de alcohol están prohibidas. El…

Alirio Pérez Lo Presti: De aquí a la mortalidad

  Pueden ser de cualquier parte de América Latina, de lo que estoy muy seguro es…

Alirio Pérez Lo Presti: En inéditas circunstancias

  De las múltiples aficiones que cultivo, además de leer y escribir, suelo cocinar. Las largas…

Alirio Pérez Lo Presti: De libertades

  El impacto de un mensaje a través de las redes sociales puede llegar a tener…

Alirio Pérez Lo Presti: Bananas en Nueva York

  Cerca de la entrada de Central Park, un puertorriqueño tenía una venta de frutas. Me…

Alirio Pérez Lo Presti: En Madrid hace calor

  A través de la Universidad de Los Andes y por invitación, estuve hace ya un…

Alirio Pérez Lo Presti: Grandilocuente

  Existe un sentido propio de lo humano en el que se debe recurrir a lo…

Alirio Pérez Lo Presti: Aprendices de brujo

  Ya con más de dos milenios de práctica civilizatoria, uno presupone que algo de experiencia…

Alirio Pérez Lo Presti: Reflexiones de siglo

  Hay conversaciones de sobremesa que bien pueden arruinar un almuerzo. Después de los expertos en…

Alirio Pérez Lo Presti: Encrucijadas

  Por los lados de Mantecal, camino al Alto Apure, llegué a una encrucijada de caminos.…

Alirio Pérez Lo Presti: Cruzando puentes

  Cuido mi dentadura. Incluso llegué a trabajar un tiempo como ayudante de odontólogo. Al aprender…

Alirio Pérez Lo Presti: Colombia y los cambios inevitables

  Entre Mérida y Puerto de Santander, en Colombia, se puede uno gastar en su propio…

Alirio Pérez Lo Presti: Amigos humanistas por el mundo

  Mientras estudiaba y luego de haberme graduado de médico, he cultivado la amistad con un…

Alirio Pérez Lo Presti: Un montón de gente

  Retomando las salidas con amigos, los cafés en las calles, los estrenos en los cines…

Alirio Pérez Lo Presti: La trascendencia de la hormiga

  En ocasiones, no puedo sino paralizarme al ver el infinito derroche de energía que grandes…

Alirio Pérez Lo Presti: La vida está en otra parte

  Mi relación con el frío no es buena. Me desagradan las bajas temperaturas. Hoy en…

Alirio Pérez Lo Presti: Vida solo hay una

  Al analizar la actualidad, no se puede dejar por fuera uno de los fenómenos más…

Alirio Pérez Lo Presti: Opiniones desafortunadas

  Ser un malabarista es propio de la contemporaneidad. Sortear las trampas del día a día…

Alirio Pérez Lo Presti: Crónicas sureñas; La Argentina

  Sería interminable escribir acerca de las impresiones que genera La Argentina. Lo primero es el…

Traducción »