María Corina Machado saca una clara ventaja en todos los sondeos de opinión en Venezuela para la primaria de la oposición

Compartir

 

A falta de un mes para las elecciones primarias de la oposición venezolana —pactadas para escoger un liderazgo unificado que pueda ser presentado como alternativa al chavismo en las presidenciales de 2024—, la derechista María Corina Machado toma ventaja en todos los sondeos de opinión para liderarlos con comodidad. La política goza de un porcentaje que bascula en torno al 40% de adhesión, con tendencia al alza, triplicando a su más cercano competidor, Henrique Capriles Radonski.

Como el resto de los candidatos, Machado lleva adelante sus mensajes políticos sin acceso a la televisión ni a los medios masivos, lidiando con periódicos actos de sabotaje. El crecimiento de su candidatura ha sido tan vertiginoso que sus números sugieren que ni siquiera tendría que molestarse en concretar acuerdos unitarios si Venezuela se organizaran consultas electorales verificables y con garantías.

El crecimiento de Machado es muy significativo, afirma el consultor político Osvaldo Ramírez. Tiene varias razones. Un contexto donde la gente se siente desapegada a la política y al partido del Gobierno. La gente interpreta que puede haber una renovación del liderazgo opositor. Aquí se le está pasando una factura al liderazgo tradicional de la Plataforma Unitaria. A María Corina le han rendido frutos su esfuerzo en diferenciarse de ellos, agrega.

Ocho de cada 10 venezolanos, de acuerdo con Ramírez, quiere un cambio político en el país. Aunque organizado y presente en todo el país, el chavismo es hoy un movimiento replegado. El estancamiento económico de este año tiene a Nicolás Maduro en un momento particularmente crítico de aceptación.

La fundadora del partido Vente Venezuela es recibida de forma clamorosa por los pueblos y ciudades que visita, a pesar de ser bien sabido que está formalmente inhabilitada de participar en las presidenciales, como también lo está Capriles, gracias a una medida administrativa del Gobierno chavista. Sin entrar a discutir los motivos o la validez de la inhabilitación, Diosdado Cabello ha declarado varias veces que será imposible que Machado pueda inscribirse como candidata en virtud de la medida, y sostiene que ella engaña a sus seguidores.

El presidente del Consejo Nacional Electoral del país, Elvis Amoroso, autor de las inhabilitaciones, ha decidido dar respuesta tardía a la solicitud de colaboración técnica hecha por la Comisión Electoral de la Primaria hace dos meses a la directiva anterior del Poder Electoral. La inhabilitación de Machado y Capriles parece un criterio inamovible en el chavismo. Algunos partidos opositores están interesados en un acuerdo con el CNE. La respuesta de Amoroso sugiere que el chavismo maniobra con acierto para dividir de nuevo a sus adversarios.

Mientras el liderazgo de Machado crece, el escenario sobre el cual este debería legitimarse, que es la propia organización de la primaria, es objeto de un duro asedio político e institucional. No son pocas las personas que temen que los comicios no puedan celebrarse. Cada miércoles, en su programa de televisión, Diosdado Cabello, máximo jerarca del oficialista PSUV, intriga en torno a las presuntas falencias de la cita y los desacuerdos internos de sus organizadores, pronosticando que estas no se organizarán. Ha cuestionado el origen del financiamiento de las primarias y ha solicitado investigar a José María Casal, presidente de la Comisión Electoral.

Aunque los candidatos siguen decididos, los plazos se cumplen y se han emitido incluso las boletas electorales, se esparce el temor. Ciertos voluntarios civiles del proceso han renunciado, anteponiendo excusas técnicas. Algunos centros de votación tendrán destinos intrincados, y quedan expuestos a las agresiones del chavismo o sus represalias legales. María Carolina Uzcátegui, miembro principal de la Comisión Electoral de la Primaria, no solo ha renunciado, sino que ahora adelanta una insistente campaña en la cual afirma que no se han podido cumplir las exigencias logísticas y que la consulta ya no es viable.

La Plataforma Unitaria emitió un comunicado en el cual denuncia el plan que Nicolás Maduro, a través de sus distintos voceros, ha emprendido en contra del derecho del pueblo venezolano de escoger a su candidato unitario por medio de una elección democrática. Omar Barboza, de un Nuevo Tiempo, secretario ejecutivo de la Plataforma, afirmó que hay un plan perverso orquestado desde Miraflores, para debilitar voluntades y captar voceros que desacrediten la elección.

Es muy obvio que una franja de la oposición moderada le tiene una clara prevención a Machado, y estaría interesada en ver cómo la detiene. De nuevo proliferan rumores sobre soluciones alternas y fórmulas consensuadas para acordar un candidato.

La mayoría del país ve con buenos ojos las primarias, y comprende su importancia, pero eso no quiere decir que todos vayan a participar, afirma Félix Seijas, director de la firma Delphos. La intención de voto no es tan alta, y eso es normal, sucede con frecuencia en este tipo de eventos. Seijas calcula que un 8% del padrón electoral –el más comprometido con la causa del cambio democrático- terminará participando en la cita del 22 de octubre. La firma de Osvaldo Ramírez la calcula entre 12 y 14%.

Las primarias cumplieron su función de reconectar a los partidos con la ciudadanía, eso es fundamental, y María Corina Machado ha cobrado muy bien esta circunstancia, afirma Eglée González Lobato de la Universidad Central de Venezuela. La analista destaca que este mecanismo estratégico coloca a Machado ante una contradicción, puesto que en el pasado ha renegado, tanto de las negociaciones políticas como de las consultas electorales. Pienso que ella tiende a quedar aislada en este contexto. Su eventual victoria confabula a mucha gente en su contra por su inflexibilidad.

El País de España

 

Traducción »
     
Sobre María Corina Machado
     
 
Nuestra Señora del Monte Carmelo