Yo no acepto chantajes, dijo Gustavo Petro

Compartir

 

El mandatario reacciona a las explosivas palabras de Armando Benedetti, su destituido embajador en Venezuela

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha salido en defensa de su talante y de su Gobierno. Yo no acepto chantajes, ni veo la política como un espacio de favores personales, ha reaccionado ante la tempestad política desatada por las explosivas palabras de Armando Benedetti, su otrora hombre de confianza. En audios filtrados y acaloradas entrevistas, el ahora destituido embajador en Venezuela ha lanzado, entre otras, una sombra de duda sobre la financiación de la campaña que llevó al poder al primer mandatario de izquierdas en la historia reciente del país.

Aquí estoy solo para lograr más justicia social en mi país. Es eso lo que me mueve y obsesiona. Si hay personas en otra lógica diferente en el Gobierno es mejor que se separen de él, escribió el presidente Petro cerca de la medianoche del domingo en un largo mensaje que publicó en su muy activa cuenta de Twitter, el canal de comunicación que suele privilegiar. Creo entender qué le pasa a la mente de Armando Benedetti, acepto sus disculpas, pero debe explicar sus palabras ante la Fiscalía y el país, remata el texto.

Benedetti asegura en unos audios enviados a Laura Sarabia, la también destituida jefa de gabinete con la que se encuentra ferozmente enfrentado, que si hablara de lo ocurrido durante la campaña de Petro todos podrían ir a prisión. El presidente destituyó a ambos la semana pasada después de que se vieran involucrados en un enrevesado caso de escuchas ilegales y filtraciones a la prensa aún por esclarecer. Aún después de verse fuera del Gobierno el pasado viernes, Benedetti ha dado todas las señales de querer ver el mundo arder, y ha seguido dando entrevistas. La más reciente fue publicada este lunes por la revista Semana, que ya había publicado el domingo los audios filtrados en los que el entonces embajador en Venezuela habla, entre otras, de 15.000 millones de pesos para la campaña en la costa Caribe.

Una agencia de inteligencia en el Gobierno [de Iván] Duque nos grabó ilegalmente todas las conversaciones hechas en Zoom durante todos los meses de mi campaña y fueron publicadas en Semana. Nunca pudieron publicar un minuto siquiera en donde yo dijera algo ilegal o irregular, reivindicó Petro en su mensaje. Se refería al escándalo de videos que sacudió la recta final de la segunda vuelta que lo enfrentó a Rodolfo Hernández, pero acabó en agua de borrajas. La investigación sobre esas chuzadas nunca avanzó en la Fiscalía; no fue en ese momento escándalo que se nos ‘chuzara’, defiende en su mensaje. Uno de los principales frentes de la tormenta política han sido hasta ahora las interceptaciones ilegales a la niñera y la empleada doméstica de Sarabia, sospechosas del robo de un maletín con 7.000 dólares en su hogar.

El presidente afirma en el que hasta ahora ha sido su pronunciamiento más de fondo desde que estalló la crisis: Nadie del gabinete del Gobierno ni directores ni comandantes de la fuerza pública, ni directores de aparatos de inteligencia, han ordenado ni interceptaciones de teléfonos, ni allanamientos ilegales, ni se han aceptado chantajes sobre cargos públicos o contratos, ni se han recibido en la campaña dineros de personas ligadas al narco, ni mucho menos se ha manejado cifras como 15.000 millones por fuera de nuestra contabilidad.

Desde el alto Gobierno han lanzado múltiples mensajes en defensa del carácter del presidente bajo el lema el país confía en Petro, que también han replicado sus seguidores. Era de esperarse que la derecha no se iba a quedar quieta mirando cómo gobernamos en favor del cambio para Colombia. Toda la vida manipularon y engañaron al pueblo para mantenerse en el poder. Ese es su modus operandi, así han funcionado siempre, escribió la vicepresidente Francia Márquez al mostrarse firme con el mandatario. He tenido la oportunidad de ver durante estos meses de Gobierno cómo todas sus acciones se enfocan con honestidad y transparencia en la justicia social, la paz y el bienestar para todas y todos los colombianos. Vamos para adelante que el pueblo no se rinde carajo, añadió. Varios ministros se han manifestado en la misma línea.

Las fuerzas progresistas que han alcanzado el poder en varios países de América Latina temen que una justicia politizada acabe por frustrar el cambio que dicen encarnar, y el de Petro no es la excepción. El presidente colombiano había denunciado la semana pasada un golpe blando para diezmar la bancada de Gobierno en el Congreso. Según aclaró después, no se refería a las altas cortes sino a las acciones de la Procuraduría, lo que agudiza su enfrentamiento con las cabezas de los organismos de control nombradas por Duque. Petro se ha topado con un fiscal, Francisco Barbosa, dispuesto a asumir el tono de un opositor político.

El mandatario dedicará este lunes a la agenda privada de Gobierno, sin eventos públicos, de acuerdo con la Presidencia de la República, a pesar de que tiene una reunión previamente anunciado con el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan. Eso no le ha impedido retomar su frenética actividad en Twitter, donde ha insinuado que detrás de todo está la puja por el fiscal que relevará a Barbosa, que debe salir de una terna que presenta el presidente a finales de este año. No solo buscan impedir que el Gobierno del cambio presente la terna [para] fiscal, que saben será una terna contra la impunidad, sino que buscan el camino que sufrió Pedro Castillo, el presidente de Perú destituido después de intentar un autogolpe, ha lanzado Petro.

El País de España

 

Traducción »
     
Sobre María Corina Machado
     
 
Nuestra Señora del Monte Carmelo
   

Recuerdos de las festividades de Nuestra Señora del Monte Carmelo