Navegando a vuelo de pájaro en el mundo del Jazz, por Emilio Figueredo

Compartir
 

 

No sé por qué razón siempre, desde niño, me ha gustado el Jazz. No creo que haya sido por influencia de la música que se escuchaba en casa, aunque, tal vez, si puede haber despertado mi curiosidad infantil algunos comentarios de mi padre sobre George gershwin, quién según él le pidió a Stravinsky que le enseñara a escribir música, a lo cual este le respondió que no tenía  nada que enseñarle. Por cierto, uno de mis primeros recuerdos de la música de ese genial compositor norteamericano, fue An american in Paris y Rhapsody in blue. No sé si se pueden considerar esas obras como una introducción a temas de jazz, pero a mí me gustaron mucho. Tal vez, el primer antecedente para mí fue escuchar la música de la banda de la Big Band de Glenn Miller en honor a las tropas norteamericanas que habían combatido en la II guerra mundial, y que mi hermano Reinaldo interpretaba, en el piano, uno de los boogie boogie.

Mucho más tarde, ya en Venezuela , cuando cursaba el bachillerato, escuché y quedé fascinado por Take Five del cuarteto de Dave Brubeck, de allí en adelante empecé a coleccionar discos de los principales intérpretes del jazz y tuve la inmensa suerte, mientras estudiaba en Roma de escuchar a Ella Fitzgerald

Fueron muchos los intérpretes de jazz que escuché en esos años pero en vez de señalarlos, uno por uno, prefiero incluirlos en esta visita, a vuelo de pájaro sobre los que  me gustaron ayer y hoy y que como muestra incluyo aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Análitica.com

 

Compartir
Traducción »