Dr. José Gregorio Hernández, el médico de los pobres

Compartir
 

 

Humanista, científico y religioso

José Gregorio Hernández Cisneros.Nació en Isnotu – Trujillo el 26 de octubre de 1864,  mayor de seis hermanos. Hijo de Benigno Hernández y Josefa Cisneros. Doña Josefa falleció cuando José  Gregorio tenía ocho años. Hasta los nueve años recibió la educación por parte de la familia.

Deseaba ser abogado, Don Benigno le recomendó estudiar medicina. Antes de cumplir catorce años, fue llevado a Caracas por dos oficiales amigos a estudiar interno en el Colegio Villegas, dirigido por el Dr. Guillermo Tell Viilegas. La ruta fue: Isnotu, Betijoque, Puerto de La Ceiba, Maracaibo, Curazao, Puerto Cabello, La Guaira y Caracas por camino de recuas.

Fue un aventajado estudiante. A los pocos años de estudiante, daba clases de aritmética en grados inferiores. En 1884, es Bachiller en Filosofía y el 29 de junio de 1888, egresó Médico de la U.C.V.

Ejerció por pocos meses en pueblos andinos. Becado en 1889, a París por el Presidente Juan Pablo Rojas Paúl por petición de su profesor Calixto González. Regresó en 1891.

Su padre había fallecido en 1890, José Gregorio contaba 26 años. Estudió en París: Fisiología, Histología, Patología,  Bacteriología, Embriología y Anatomía. En Berlín: Histología Normal y Patológica. También viajó en 1917, a Madrid y Nueva York para presentar sus trabajos de investigación.

Ejerció la docencia en la U.C.V y la profesión en el Hospital Vargas durante 28 años. Trajo de Francia microscopios y el equipamiento para el laboratorio de la Facultad de Medicina.Creó en la U.C.V las Cátedras de: Anatomía  Patológica,  Histología, Fisiologia Experimental y Patológica y Bacteriología (Primera de América).

Impulsó la Docencia Científica. Políglota: francés, alemán, italiano, inglés, portugués, castellano, entendía el latín y el hebreo.

Es el Pionero de la Medicina, Experimental, es decir más práctica que teórica. Primero en enseñar a tomar la Presión Arterial en Venezuela.

Enseñó la utilización del microscopio. Instaló el primer laboratorio de Medicina Experimental en la U.C.V.

En junio de 1904, ingresó como Miembro Fundador de la Ilustre Academia Nacional de Medicina, Sillón XXVIII.

Escribió once obras.

En  julio de 1908, ingresó en la Cartuja de Farnetta cerca de Lucca en La Toscana- Italia, su nombre religioso era  “Fray Marcelo”.

En abril de 1909, es retirado por no soportar físicamente las duras actividades y las bajas temperaturas.

En Caracas ingresó al Seminario Santa Rosa de Lima. En 1913, es enviado a Roma al conocido Colegio Pío Latino para alumnos de habla hispana, donde tampoco pudo permanecer. No llegaba a pesar 50 kilo. Medía 1,61 metros.

Combinaba la docencia con sus consultas particulares; a los pobres no les cobraba. No utilizaba Estetoscopio, en su lugar auscultaba con un pañuelo. El viernes cancelaba en la Botica los récipes que utilizaba para las medicinas de los menesterosos.

Por sus conocimientos, experiencia y trato, tuvo el mayor número de pacientes en Caracas; incluso, muchos enfermos, eran referidos por sus colegas.

Tocaba violín y piano, le gustaba pintar y bailar, impecable en el vestir,  confeccionaba su ropa, fumaba de vez en cuando. Asistía diariamente a La Santa Misa en la iglesia de La Pastora; realizaba el Ángelus. (Tres rezos diarios).

Había dispuesto su herencia para sus sobrinos.

Estaba residenciado con su hermana Mari Isolina  en La Pastora, de San Andrés a Desbarrancados Nº 3; en dicho espacio se inauguró en mayo del 2021 la Casa-Museo.

El 29 de junio en horas del mediodía, cuando lo visitaba un amigo, al notarlo muy alegre, le preguntó el porqué. “Mano goyo” como así lo trataban sus amistades cercanas, respondió que su alegría, se debía a estar cumpliendo 31años de graduado y por haber ofrecido su vida si culminaba la Primera Guerra Mundial y el día anterior cincuenta países firmaron en Versalles la ansiada paz.

En ese momento le informaron de la gravedad de una señora que vivía en la esquina de Cardones, hacia donde salió presuroso. Una vez que salió de la Botica, (farmacia), Amadores, situada en la esquina con ese nombre, al tratar de cruzar la calle, se encontraba un tranvía estacionado.

No escuchó el corneteo de un carro Hudson Essex que iba pasando a 30 km/h, y al tropezarlo cayó hacia atrás golpeándose la base del cráneo.

La señora  Angelina Páez, testigo presencial, pudo oír: ¡Virgen Santísima!

 

Fue llevado con la urgencia del caso al Hospital Vargas, en vista de no conseguirse un médico, el conductor Fernando Bustamante Morales, mecánico merideño de 25 años, buscó al Dr. Luis Razetti, quien no pudo revivirlo.

En el hospital se encontraba el sacerdote Tomás  García Pompa, Capellán del Hospital Vargas, quien le dio la Absolución.

Casualmente se encontraba recuperándose de salud la futura “Beata” Candelaria de San José, quien rezó por su eterno descanso.

Las Hermanas de San José de Tarbes, lo amortajaron.

Los hermanos del difunto, no deseaban ningún castigo para el conductor por considerar:

Un Accidente imprevisto sin intención delictuosa.

El velatorio se realizó en la residencia de su hermano José  Benigno, también  médico y milagroso, ubicada entre Tienda Honda a Puente Trinidad No.57.

De allí fue llevado en hombros a la U.C.V  hoy Palacio de la Academias, luego a la Catedral y de allí al Cementerio General del Sur también en hombros, adonde llegaron a la nueve de la noche.

Hablaron en el cementerio el Dr. Luís Razzeti y dos estudiantes

Las flores para los cientos de ramos procedentes de Galipan se agotaron.

El 23 de octubre de 1975, sus restos fueron trasladados a la iglesia de La Candelaria. Precisamente sus ascendientes por vía materna eran canarios cuya Patrona es La Virgen de la Candelaria.

En 1949, por iniciativa de su sobrino Ernesto Hernández Briceño, se inició el proceso de Canonización.

Es el Primer Laico venezolano en recibir la designación de “Beato”.

Contamos con las Beatas: Madre Maria de San José, Madre  Candelaria de San José y Madre Carmen Rendiles.

En 1972, fue designado por la iglesia catolica: Siervo de Dios.

En 1986: Venerable.

En el 2021: Beato.

Pendiente: La Canonización.

En la Biblioteca de la U.C.A.B, se encuentran veinte libros en diferentes  idiomas utilizados por nuestro ilustre Beato.

Fernando Bustamante Morales, falleció en 1981, el día de Todos los Santos a los 84 años.

Nota: Tomás Morales Pérez, nacido en Macuto el 30-X-1908, hijo de españoles, realizó  estudios de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y posgrado en Bolonia-Italia, destacado jurista y autor de varias obras. Ordenado Sacerdote Jesuita en mayo de 1942.

Realizó obras evangelizadoras y le dio impulso a la Orden Jesuita.

Falleció en Alcalá de Henares en octubre de 1994.

Designado: Siervo de Dios en el 2000 y Venerable en el 2017.

José Gregorio Hernández
José Gregorio Hernández

 

Compartir
Traducción »