Cesáreo Espinal Vásquez: El Museo Histórico de Carúpano

Compartir

 

Es indudable digno de aplausos al Museo Histórico de Carúpano, por ser una “experiencia de vida” y haber transcurrido 28 años de actividad incesante rescatando la cultura innata de la ciudad de Carúpano, que se ha negado morir, en oculto entre follaje, con los brazos abiertos de hermano al recibir tantas personas del mundo entero, que con sus petacas en la cabeza, de otros lares pero de alma y corazón, carupaneros,  en donde Simón Bolívar, con el manifiesto nos legó “Dios concede la victoria a la constancia”, y patriotas carupaneros, el General José Francisco Bermúez, quien no combatiendo en la batalla de Carabobo, el Libertador le exclamó: “General Bermúdez, las glorias de Carabobo no me pertenecen, son suyas” y en el sitio de Casa Fuerte, le dijo con abrazo: “Usted es el Libertador del Libertador”. Intelectuales, comerciantes, empresarios, empleados, obreros, campesinos, pescadores y emprendedores en todas las actividades digno de recordar y ser ejemplos para las presentes y futuras generaciones, es lo que en esa “experiencia de vida” está haciendo con verdadero amor el Museo Histórico de Carúpano, sus mentores, sus directivos y sus cooperadores con verdadero sentimiento patriótico de sembrar amor para vivir en paz alegre festejando 28 años de actividad exitosa con los brazos abiertos de hermano a hermano con todos los que convivimos presentes y ausentes dándole gracias a la providencia de haber nacido en esa tierra y de los carupaneros que vinieron de otros lares, corsos, italianos, españoles, alemanes, árabes, chinos, japoneses, argentinos, colombianos, de todas partes del mundo  y hasta la “madama rusa” que de niño la conocí.

La historia de Carúpano, es una fuente de hechos y aspiraciones que no debe desmayar y hoy por hoy, en el aniversario de existencia, el Museo Histórico de Carúpano, es un bastión de amor, cultura e historia.

Loable reconocimientos con fraternal abrazo a los que iniciaron su creación, el Lic. Ricardo Mata y a los ductores Enrique Viñoles Peña, Lourdes Figuera Avila y a todos sin excepción los que han tendido su mano amiga para sus actividades, las bellas danzas, los cantantes y poetas, los músicos y todos los cooperadores y asistentes, darles las gracias es poco, es amor y buena voluntad con agradecimiento infinito, con abrazo fraterno a Milagros, su actual Presidenta  y  gracias a la donación de la biblioteca de sus libros del ilustre hijo de Carúpano, el Dr. José Luis Salcedo Bastardo y continuar sin desmayo en el Museo Histórico de Carúpano.

El Museo Historico de Carupano
El Museo Historico de Carupano

cjev34@gmail.com

 

Traducción »

Sobre María Corina Machado