Pedro Morales: Estado Profundo vs Tierra de Gracia

Compartir
 

 

Gracias a la mediación de la Virgen María, por medio de la guía de Dios y su Espíritu Santo,  la ponencia con el título de “Economía transpersonal partiendo de un enfoque cuántico. Realidad geoeconómica de Venezuela”  o “Transpersonal economy based on a quantum approach. Geoeconomic reality of Venezuela”, se nos ha sido aprobada para ser presentada en la Universidad de Oxford (Reino Unido) el venidero mes de noviembre. La misma guarda estrecha relación con el libro asociado como documento fuente, la teoría afín que se construye continuamente y con los textos expositivos, que semanas tras semana son compartidos a la selecta y distinguida audiencia de este prestigioso medio de comunicación (Carta de aceptación de la ponencia)

Tierra de Gracia:

Primera mariofanía, 12 de octubre del año 40 después de nuestro Señor Jesucristo, y 12 de octubre de 1492, fechas en la línea del tiempo que representan absolutas causalidades respecto al nacimiento (“pilar”) y crecimiento de la fe cristiana. Asimismo dos aspectos complementarios que son esenciales para su sostenimiento y sustentabilidad: 1) En el  continente americano se encuentra la mayor reserva de valores morales y espirituales de nuestra  religión cristiana, cobrando mayor vigencia y pertinencia dada la tendencia mundial anticristiana. 2) Igualmente el 03 de agosto de 1498 no debería olvidarse nunca para los venezolanos, porque define el descubrimiento para el mundo de la “Tierra de Gracia”, lugar dónde se encuentran invalorables  riquezas materiales y de  recurso humano calificado, por lo que nuestra obligación es seguir luchando a favor de ella y no abandonarla a su “suerte”.

Indudablemente existe una invalorable fortaleza geopolítica, geoeconómica y geoestratégica en lo que refiere particularmente a toda Sur América,  en lo que respecta a su juventud, al talento humano y al cuantioso potencial de recursos ambientales  y servicios ecosistémicos, como lo son la franja petrolífera del Orinoco, la Amazonia en el corazón de Brasil y el Acuífero Guaraní (más grande del planeta). Y que en lo particular para el caso venezolano  se posee la 1era reserva de petróleo del mundo, la 2da reserva probada de oro, la 6ta reserva de diamante, la 5ta de coltán, la 2da reserva de agua del continente americano entre otras innumerables bondades y poli diversas  riquezas en todos los órdenes  que representan un patrimonio o tesoro exclusivo de la nación o población venezolana, que no le pertenece ni le debe pertenecer por ninguna razón a  un gobierno nacional o del resto mundo.

Por otra parte, es posible que sea aclarado a través de diferentes teorías, tal el caso del “cisne negro” (Nassim, 2008) o “Los crímenes del Estado profundo” (Meyssan, 2017), pero ¿cómo se puede entender que la gente no veía lo que se estaba conformándose en Europa (y el mundo entero) tiempo previo a la Segunda Guerra Mundial?, ¿cómo es posible que no veían lo que Adolf Hitler planeaba hacer?

Asimismo de acuerdo a un verídico ejemplo de la contemporaneidad, ¿qué fue lo que ocurrió para que un país suramericano con tanta riqueza y potencial de desarrollo, cayera estrepitosamente (como nación pionera porque sin duda las seguirán otras) en el umbral de un “agujero negro” de corte neofeudal? ¿Por qué un significativo número de su población optó por irse y sigue en planes de hacerlo, a sabiendas que esto “beneficia” a varios actores políticos en lo económico, social, electoral, etc., y sin duda a  los intereses geopolíticos de otras naciones que  están en contra de que la “Tierra de Gracia” logre su genuino esplendor?

Síndrome del avestruz:

En función de lo anterior sea propicio cotejarlo o contrastarlo con las sabias enseñanzas que nos proporciona Deuteronomio 32

Es innegable y cada quien lo podrá internalizar en su debido momento, por lo que la realidad interior crea el mundo exterior; los pensamientos, sentimientos, emociones y el diálogo con el propio ser interno, genera las circunstancias, personas y situaciones en la realidad externa. Cada vez que se siente alegría, motivación, efusividad, entusiasmo, etc., las emociones se alinean con los deseos y en consecuencia se atraen cosas positivas a la experiencia física. De la misma manera siempre que se siente tristeza, angustia, miedo, enojo, ira, etc., las emociones comunican que estamos desalineados o en dirección opuesta con lo que se desea, atrayendo por tanto situaciones o experiencias que no se quieren. “Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se transformara en actos. Cuida tus actos porque se harán costumbres. Cuida tus costumbres porque forjaran tu carácter. Cuida tu carácter formará tu destino, y tu destino será tu vida”. (Gandhi).

Pero lo anterior no quiere decir que marginemos, descartemos o subestimemos  lo que está ocurriendo, sino que la sabia actitud es acudir a los que tienen la experiencia,  y al unísono fortalecer el ser interior para pensar, sentir y actuar positivamente; y de esta forma comprender que los grandes conflictos, tragedias, desastres o eventos trascendentales no ocurren de un día para otro, sino al contrario, los mismos siguen o cumplen pautas referidas a las fases asociadas a un proceso, por lo que siempre es posible vislumbrar ciertos patrones de comportamiento asociados.  (Deuteronomio 32, 7-8)

Así que es fundamental tener en cuenta, que cuando creemos falsamente en lo interno  que “estamos bien” y nos “sentimos  cómodos”, podemos ver que algo se está desarrollando, pero optamos por voltear la mirada y desentendernos con la falsa creencia que no nos compete y afecta: “síndrome del avestruz”. Esto puede ocurrir debido a que si llegamos a comprender a cabalidad la manera como se forma la “tormenta perfecta”,  eso obligará a  tomar decisiones que detonen cambios drásticos, lo que significa en la práctica salir de la zona de confort: cuando nos percatamos de la inminente amenaza resulta que es  muy tarde, y esto si afecta significativamente  nuestra realidad interna (Deuteronomio 32, 15)

Entonces vamos de una vez por todas a empezar a ver directamente las cosas como son, y a decidir. Confrontar con lo que hay que confrontar civilizadamente. Sabemos que muchos de nosotros no queremos meternos en problemas,  pero ¿cuál es precio de no hacerlo,  de no posicionarse y no declarar lo que está bien y lo que está mal? Porque precisamente  uno de los graves problemas que tiene toda la humanidad en la actualidad, es que se ha trastocado o confundido lo que está bien y que está mal. En varias ocasiones lo que está mal se ve como bien y lo que está bien como mal, y eso es uno de los signos  de decadencia de la sociedad. Cuando se pierde la claridad de lo que está bien y de lo que está mal, y se es indiferente a algo que está mal, simplemente significa que es el principio del fin.

Finalmente recuérdese que al final los justos serán salvados y lo importante es eso, que empecemos a ver  lo que está bien como bien y lo que está mal como mal, y  a no dejar pasar nada y por supuesto a involucrarse, a manifestarse, expresarse, que los actos vayan de acuerdo a eso…De esta forma nuestra individualidad, la familia, el ambiente laboral, el país y el mundo entero se podráb reconducir hacia la “Tierra de Prometida” o en el caso particular la “Tierra de Gracia”, la cual nos pertenece, por lo que debemos defenderla y rescatarla a través de los dones y talentos que Dios nos ha facilitado: así cumplir su divina voluntad.

 

Comentario final (Asesora espiritual. Profesora Mercedes Rodríguez.10-10-2022)

«De igual manera estoy de acuerdo que cada día tomemos consciencia acerca de nuestra *fragilidad humana*, para ello sería recomendable leer y meditar el salmo 90(89): *Nuestros días pasan como suspiros*, lo cual nos permite asumir que vinimos a este mundo a observar aprender, a amar y a servir. Creo que Dios a cada nos asignó una “misión” de acuerdo a los talentos o dones que nos dio, los cuales se convierten en “carismas” cuando se ponen al servicio de la humanidad traducidos en las  *14 obras de Misericordia*. Sólo así el nuevo “Mandamiento del Amor” dejado por el Maestro Jesús pasa de lo abstracto a lo  concreto.

Es evidente que el mundo anda ” al revés” por la *ausencia de Dios en el corazón del hombre* y como *No hay temor a Dios”, se vislumbra un negro panorama sobre el mundo, un “caos total” en lo económico, lo que indudablemente incidirá en la parte social y cultural de la sociedad.

El “maligno no descansa” y la susodicha “Agenda 2030”, no es otra cosa que uno de los “planes de acción” del Nuevo Orden Mundial”. La tecnología avanza a pasos agigantados pero en lugar de ser aprovechada en la “formación integral” del ser humano, lamentablemente se ha convertido en una herramienta para generar personas “adictas e idiotizadas” cuyo ” celular inteligente”, se ha convertido en su único “dios”.

La Iglesia como una de las Instituciones más importantes no escapa tampoco a la acción maléfica, pero será sometida a un proceso de “depuración”, dónde  los cristianos  católicos vamos a pasar por el “filtro” de la autenticidad, coherencia,  pureza y fidelidad”.

Considero urgente promover y dar a conocer a las multitudes la *fórmula 20 20 20*, junto al *ritual de Espiritualidad* propuesto. Sería maravilloso contribuir con nuestro valiente aporte en la construcción de la “civilización del amor”, en la absoluta convicción de que Dios camina a nuestro lado  y  “Si Dios está con nosotros, quién estará contra nosotros.  (Romanos 8,31). »

Referencias:

Morales, P. (08-10-2022). “Lo que antes sabían los niños, hoy no lo saben los ancianos”. Emisora Costa del Sol (ECS)

Morales, P. (01-10-2022) “The Economic Zombies”…será “severa, larga y fea”. Emisora Costa del Sol (ECS)

Morales, P. (24-09-2022). Consciencia silenciosa. Emisora Costa del Sol (ECS)

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 al 2022.      Pedro Morales. Postulante a Rector de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET)  –  pedromoralesrodriguez@gmail.com  @tipsaldia. WhatsApp: +584168735028

 

 

Compartir
Traducción »