La escuela de Socremo en Yaracuy se ha convertido en guarida de delincuentes

Compartir
 

 

Desde hace más de cinco años que los jóvenes de la comunidad Socremo en el municipio Manuel Monge de Yaracuy no cuentan con una sede digna para recibir clases, lo que les obligó a tener que irse a otras instituciones más lejanas para poder capacitarse.

Armando Soto, vecino de este sector rural del estado Yaracuy explicó que al visitar lo que fue una importante casa de estudios queda sorprendido por el abandono en la que se encuentra, “nadie se preocupa por la educación de quienes acá viven, estamos prácticamente sin gobierno”.

Dijo Soto igualmente que los vecinos han realizado todo tipo de llamados a la alcaldía, así como a la Zona Educativa y Gobernación, pero nadie se ha preocupado por dar una respuesta, “algunos delincuentes se fueron llevando el techo y demás cosas que servían en la institución, hoy día se ha convertido en una guarida para estos mismos delincuentes”.

 

Por este abandono, -comentó- han quedado sin un lugar para recibir clases más de 600 jóvenes de la zona, quienes deben ahora caminar por varios minutos para poder estudiar en escuelas de otras comunidades, cuando lo más idóneo es garantizar el acceso a la educación a todos por igual.

Finalizó haciendo un nuevo llamado a los entes responsables en la entidad sobre el sector educación, para que se acerquen a la zona y constaten personalmente la realidad que viven muchos jóvenes estudiantes y docentes en general por el abandono y olvido de estas infraestructuras.

Termómetro Nacional

 

Compartir
Traducción »