Oscar Fuenmayor: Cosas que no existen y otras que podrían dejar de existir

Compartir
 

 

Nosotros. –  A fuerza de invisibilizarnos pareciera que desde ciertas instancias y medios se nos considera inexistentes. Ocurre cuando se nos margina de la toma de decisiones fundamentales que afectan la economía y la soberanía. Ni siquiera participamos ni existimos en la discusión de nuestros salarios gracias al Memorándum 2792 que prohíbe la discusión de las convenciones colectivas. Nuestra inexistencia nos la imponen gradualmente por hambre y por no permitirnos ejercer nuestros derechos políticos y ciudadanos.

La Sundde. – Hoy tan disfuncional que es prácticamente inexistente. Se dijo alguna vez que contendría el desmadre de precios que hoy nos arruina a los venezolanos. En estos días unos sujetos vinculados a este ente gubernamental, tal vez dañados por las cosas que se hacen en ese organismo y las que dejan de hacerse, hasta tuvieron la ocurrencia de celebrar su cumpleaños.

Pie Grande. – Figura de leyendas que calza mas de 40 con las uñas cortas.

Los unicornios. – Suele aparecer en cuentos de hadas llevando un enorme cuerno en la frente por lo cual todo el mundo especula acerca de las travesuras de su compañera. Es bastante evidente que no existe, causa por la cual el TSJ todavía no ha dicho nada acerca de estos seres mitológicos.

Instructivo Onapre. – Declarado inexistente por el TSJ, es aplicado por el Gobierno para impedir mejores ingresos a los trabajadores públicos. Con todo y que no existe jode y jode como el Presidente Interino.

Entendimientos secretos entre el Ejecutivo y corporaciones extranjeras. – Son tan secretos como la privatización que podría estar acordándose con potencias extranjeras, todo en la penumbra administrativa, sin siquiera ser conocido por la AN. “Como si no existieran”, … solo habrá que esperar…

Artículo 91 de la Constitución. – De acuerdo con lo que hemos visto, desde el Gobierno piensan que este artículo no existe. Será mejor que lo recordemos.

Artículo 91. Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e
intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley. El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo
de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento.

(Alrededor de 459,84 dólares mensuales rondó la canasta alimentaria en julio-2022.)

 

El Monstruo de la Laguna Negra. – Aunque nadie ha podido ver a esta mítica figura debido a que esa laguna se ve tan oscura como como el aumento de las pensiones, todavía persiste en el imaginario colectivo.

Mujer que no pelee. – Absurda e irrespetuosa frase que no merece mayor comentario, pero que se refiere a una entidad que tampoco existe.

Memorándum 2792.- Hay quien sostiene que este otro instructivo, que SÍ EXISTE, fue creado por demiurgos neoliberales infiltrados en altas esferas gubernamentales para impedirle a los educadores, trabajadores de la salud, de Corpoelec y demás trabajadores públicos su derecho a tener convención colectiva y combatir el hambre pareja por los bajos salarios.

Estadísticas del Banco Central. –  Se ha estado esparciendo la especie de que el TSJ va a declarar inexistente al Banco Central con la idea de bloquear las opiniones de los críticos -que el Gobierno llama izquierda fracasada- acerca de la situación económica del país. Así nadie sabrá a ciencia cierta con cuantas reservas internacionales cuenta el país ni se conocerán, aunque lo demande la Ley, las estadísticas de crecimiento. Cuando la SPA lo declare inexistente como el instructivo Onapre, nadie podrá decir nada porque el BCV será un recuerdo de otros tiempos también peores.

El salario mínimo. – Tan bajo es, que se considera prácticamente inexistente. Si el TSJ formaliza esta situación no podremos reclamar aumento digno porque nos dirá que no existe como el instructivo Onapre.

Zapatos en las cajas clap. – Nunca existió realmente. A los educadores les pareció una burla semejante promesa electoral, igual que pernil en diciembre para todos.

Democracia Participativa y Protagónica. – La gestión gubernamental hacia los ciudadanos ha ido extinguiendo este concepto de la mente de los ciudadanos al ser cotidianamente relegados de la toma de decisiones que nos afectan.  Todavía persiste en las catacumbas del Poder Popular;…algo está fermentándose en las alturas del poder, también podría ser declarado inexistente.

Pienso, luego existo.

 

Compartir
Traducción »