Alejo García: Evoquemos el día de la secretaria

Compartir
 

 

La secretaria es la persona dedicada o recibir y redactar la correspondencia de su superior jerárquico, conocer y disponer de la agenda de su jefe inmediato, custodiar y ordenar los documentos de una oficina. Asimismo, el secretario o la secretaria es considerado como un asistente de dirección administrativa con la finalidad de supervisar, evaluar y ejecutar unas cuantas tareas tanto en la administración pública como en la privada. Entre las funciones de una secretaria se destacan: atender el teléfono, recibir las visitas a la dependencia donde trabaja, archivar documentos, hacer pagos y cobros por las diferentes labores desempeñadas en su oficina.

Hoy día debe tener conocimientos de les avances tecnológicos para realizarlos con acierto.

En cuanto a su origen existen diversas opiniones al respecto. En 1872, Cristopher Lathon Sholes inventó la primera máquina de escribir. El 23 de julio de 1873 aparece Lilian Sholes como la inicial secretaria de la historia, con el uso de un equipo de transcribir. Sobre su inicio es un poco incierto va que hay varias versiones relacionadas al inicio de esta función de trabajo en máquina. De ahí, que en diversos países existen distintas fechas de conmemoración de tan significativa efeméride en honor a las secretarias como consecuencia a las excelentes y oportunas tabores ejecutadas en sus dependencias de trabajo. En la antigüedad la manera de desempeñar sus tareas eran rudimentarias. Mientras hoy día su ocupación es ágil, moderna y excelente por el empleo del avance tecnológico.

Para testimoniar un tributo y reconocimiento al inventor de la máquina de escribir, los fabricantes de ese innovador artefacto de manuscribir, efectuaron un evento para recordar la etapa del mismo, establecieron el 30 de septiembre como el Día de la Secretaria. Como consecuencia de esa designación, dispusieron un concurso para seleccionar la mejor dactilógrafa. Del mismo modo, la Asociación Nacional de Secretarias, conocida ahora con la designación de la Asociación Internacional de Profesionales Administrativos, asegura que ese aniversario en Estados Unidos se efectuó 1952. Semejante acaecimiento se llamó la “Semana Nacional de las Secretarias“, el cual fue patrocinado por un concurso de fabricantes de útiles de oficina como un merecido homenaje a la excelente y útil función de esas abnegadas trabajadoras. Con el tiempo ese lapso semanal de testimonio laboral se transformó en el Día de la Secretaria. Actualmente los dueños de las dependencias donde ejercitan sus tareas esas consagradas emprendedoras, destinan un tiempo en sus responsabilidades para compartir y celebrar un instante de esparcimiento y reconocimiento a esas profesionales de oficina. En contraste a ese estimulo, muchas de ellas soportan el mal carácter de sus jefes, las insolencias de sus compañeros de faena y por último de los clientes que acuden en solicitud de una solución a sus ansiedades.

 

Una buena secretaria debe ser una persona ordenada, dedicada con empeño a su trabajo, debe desarrollar un agradable trato humano y empatía hacia las personas que la rodean en el ámbito laboral. En otras palabras la secretaria es la mano derecha de su patrón en la administración pública y en la privada. Durante mucho tiempo la imagen de ella estuvo unida a la de la máquinade escribir. Desde su comienzo debía tener conocimientos avanzados de mecanografía para elaborar la correspondencia, intercambio comercial entre las empresas. Un amplio abanico de tareas debe desempeñar y cumplir, tales como: recibir documentos, atender las visitas de usuarios y relacionados con sus faenas, enterarse de llamadas telefónicas, archivar documentos, llevar ordenada la agenda del jefe, tramitación de escritos, mantener actualizada la programación telefónica, de direcciones, de reuniones, así como poseer amplios entendimientos de protocolo institucional y empresarial.

En conclusión, es obligación buena presencia y destreza con la finalidad de desempeñar su quehacer. Hoy debido a la grave crisis que padece la sociedad mundial, así como Venezuela en particular, exhortamos a los gobernantes y a los empresarios para que incentiven y estimulen a esa área laboriosa, para que con sus esfuerzos, colaboración, mística y dedicación hagan posible funcionar a cabalidad la administración pública y privada. Esperamos de las secretarias venezolanas buen trato, mejoras salariales y una justa protección social. En un nuevo aniversario de esta festividad ocupacional, deseamos una felicitación sincera en el Día de la Secretaria.

 

Compartir
Traducción »