Gerónimo Figueroa Romero: Nuevos registros inmortales  en las grandes ligas

Compartir
 

 

En la semana que recién termina, hemos tenido dos hechos históricos, el miércoles 21 de septiembre Aaron Judge, registraba su nombre en las grandes ligas, como el sexto jugador en la historia que alcanza a batear 60 cuadrangulares en una temporada. Y Albert Pujols el gran representante de la República Dominicana y de Latinoamérica, el día viernes 23, logró conectar los dos cuadrangulares faltantes, para convertirse el cuarto jugador en la historia, en alcanzar 700 jonrones. Hasta el viernes se contabilizaban 22.848 peloteros, que han jugado en la mejor liga de béisbol del mundo, entre ellos bateadores y lanzadores, no tenemos la cifra exacta en la cuota de bateadores, pero si les aseguró es bastante, y que, de un universo tan gigante, sean muy pocos los que pueda alcanzar cifras astronómicas, es un motivo.

Jugar béisbol profesional no es fácil, se debe tener educación y formación desde muy temprano, para llegar al nivel de estelar y mantenerse, eso es lo que cada jugador aspira tener, consistencia y salud, para poder proyectarse dentro de una carrera profesional, tan sacrificada y corta.

No hay duda que los dos jugadores son grandes atletas, Judge en el mejor de sus momentos, comandando 19 renglones ofensivos y con grandes aspiraciones de convertir esta campaña, en una de las mejores que haya tenido un pelotero en la historia. La estrella de los Yankees de Nueva York, el día jueves asalto el liderato de bateo de la liga americana y está promediando 316 puntos, lo cual, lo tiene a esta fecha como un triple coronado, ya que lidera las categorías de impulsadas y por supuesto la de cuadrangulares (clase de campaña).

En el caso de Albert Pujols, ya una figura consagrada en la liga, sin nada que demostrar y ahora con estadísticas redondas.  A sus 42 años bateando 21 cuadrangulares y con varios juegos despachando de a 2. Pujols tiene que ser una de las mejores figuras deportivas de los últimos 20 años, ingreso a la liga bateando impresiones  y se va estableciendo records. Con su jonrón 700 iguala a Henry Aaron, como los únicos peloteros miembros del club de 3.000 hits, que incluyen 700 vuelacercas en esas conexiones.

En un punto reflexivo, debo confesar, que vi muy difícil que Albert Pujols lograr conectar en esta temporada de su retiro 21 cuadrangulares, debido a varios factores, entre ellos edad y su rol en el equipo, pero el gran Albert como siempre ha logrado mantener la paciencia, humildad y consistencia, nunca había disfrutado ver una pelota salir del parque como la que bateó el viernes 23, este dominicano, con ese batazo demostró que en el deporte no vale raza, sino consistencia y perseverancia.

Si hablamos el caso de Aaron Judge, cuando comenzó a tener la tremenda campaña que tiene, tuvimos el temor de siempre, las lesiones que siempre han acompañado al pelotero, sin embargo ya el año pasado asomaba una mejoría tremenda en rendimiento, ya que pudo participar en 148 juegos de los 162 que disputo su equipo, algo que no conseguía desde el año 2017, cuando inició en 155 juegos e implantó una marca personal de cuadrangulares con 52 batazos. Este año lleva el mismo ritmo para alcanzar a participar en 150 juegos y la verdad solo se ha quejado de la oferta de extensión de contrato que le ofreciera su equipo en el mes de Marzo, porque de dolencias físicas nada.

 

Particularmente estas hazañas tienen algo en común y es que ambos peloteros, no presentan un historial de uso o abuso en el consumo de sustancias,  para mejorar el rendimiento físico (esteroides). Por lo que son logros que vienen a sanar y a limpiar un deporte que desde 2004, viene presentando un debate, sobre los registros o records establecidos, en la era de la no supervisión, aquella donde algunos-muchos atletas miembros de este deporte, alcanzaron y rompieron marcas, muy antiguas, según, gracias al consumo de estas, sustancias.

Esas investigaciones son particulares y lo que podemos apreciar es que siempre que se entra en carrera por un record, como lo ha hecho Aaron Judge este año, existen otros factores que atentan contra ello, como las lesiones y la presión que regala la atención pública. Nada a lo cual ya este acostumbrado Albert Pujols, que a lo largo de 22 años ha sido a mi parecer el mismo deportista, en cuanto a preparación se refiere, es Albert Pujols de los que diariamente toma los mismos turnos en la práctica y mecánicas de ajustes, en el cajón de bateo.

Hace unos cuantos años, cuando vimos a Barry Bonds (762) otro jugador señalado por el uso de esteroides, destronar a Henry Aaron (755) como el máximo Jonronero histórico, pensábamos que el próximo en conquistar los 700 cuadrangulares era el Junior Ken Griffey (de los no esteroides), quién culminó su carrera con 630 jonrones, y estuvo en aquella pelea de cuadrangulares hasta el mes de agosto en la  temporada de 1998,  en la que  Mark Mcgwire de los Cardenales de San Luis  y otro dominicano Sammy Sosa de los Cachorros de Chicago, rescataban el béisbol de una ausencia de fanáticos, desde el año 1994, cuando dueños y jugadores apostaron por la cancelación de la temporada.

En ese 1998, Mark y Sammy,  entraron en una competencia que  fue una de las mejores en cuanto a marketting, y rompieron el record de Rogers Maris jugador de los YanKees que en 1961 había sonado 61 cuadrangulares. El mismo Sammy Sosa compartió el renglón de mejor Figura deportiva en la ciudad de Chicago con nada más y nada menos que Michael Jordan, quién ganó su sexto anillo en la NBA, con los Toros de Chicago. Pero la mancha del uso de esteroides hizo su apertura e investigación en 2004, lo cual colocó con un asterisco, los records establecidos en esta campaña (1998). Menos Mal que desde el 2003, se había reclutado, a uno de los héroes de este presente Albert Pujols, para demostrar que, con buen juicio, consistencia y salud, las metas son alcanzables.

El deporte nos brinda oportunidades, y todo puede suceder nada está escrito, de momento esperaremos octubre, con una nueva postemporada y con los equipos de Cardenales y Yankees, con un cupo para esta fase, porque no pensar que podríamos ver a estos dos peloteros en la serie mundial siendo participes de los triunfos de sus equipos. Pero por supuesto esperemos con lo que nos queda de septiembre,  para ver si Aaron Judge, rompe la marca de Roger Maris y establece una nueva marca en el liga Americana, ya que los que superaron el registro de Roger Maris, lo lograron jugando en la liga nacional.

lennynbasket@gmail.com – @lennynbasket

 

Compartir
Traducción »