Luis Bravo: Se nos fue Olga Ramos

Compartir
 

 

Se nos fue Olga Ramos. Buena en el reclamo y la denuncia, muy buena en la propuesta para avanzar en la Educación de calidad para todos. LiMEV

Maduro reparen las escuelas… @nicolasmaduro  a  @vladimirpadrino

Por los momentos no hay ningún encuentro con Nicolás Maduro, dijo Gustavo Petro. Costa Del Sol Fm/El Pizarrón de Fran

Una quimera el derecho humano a la educación de calidad,  si no hay un cambio significativo en la manera como se gobierna la nación. Misión imposible hacer compatible la educación de calidad con el maltrato salarial al trabajo. Incluso se hace improbable la necesaria educación institucionalizada si no se retira el veto al mejoramiento salarial que impuso el gobierno vía plataforma patria o instructivo ONAPRE. Tampoco ayuda mucho la flexibilización extrema que se está practicando en materia de contratación del trabajo, pues la respuesta de los afectados (incluidos los del PSUV) no se hará esperar y puede ser difícil de controlar para un gobierno múltiplemente denunciado por lesiones graves a los derechos humanos de los trabajadores.

 

De seguir las cosas como van no solo se incrementará el descontento y la confrontación gremial sino que se  seguirá ampliando la brecha entre la iniciativa oficial y la privada, para mal (en camino a peor) de la Educación a la que asisten las mayorías.

Lo que faltaba en la afiebrada indiferencia que domina frente a las amenazas que ya padece el factor  trabajo en el medio cultural, tal cual aparece en la escena pública la idea de traer personal importado para el desarrollo de la Educación, la Ciencia y la Cultura como propone Miraflores. Lo mismo podría decirse de las afirmaciones que hace la Ministra Santaella en la UNESCO a propósito del trato que se le está dando a la docencia en una Venezuela impactada por la fuga sostenida de alumnos y docentes,  al calor igneo del abandono de las obligaciones pedagógicas del Estado.

Olga Ramos
Olga Ramos

918 Memoria Educativa Venezolana, paso a paso

 

Compartir
Traducción »