El protagonista del peor escándalo de corrupción de la Marina de los Estados Unidos habría huido hacia Venezuela

Compartir

 

Fat Leonard, un empresario de Malasia que ofreció sobornos a oficiales de la marina estadounidense a cambio de contratos de suministro, cortó la tobillera GPS y huyó del arresto domiciliario en California a inicios de este mes rumbo a Caracas.

Se cree que el contratista de defensa fugitivo malayo «Fat Leonard» se encuentra en Venezuela tras huir de Estados Unidos, según los periodistas Tom Wright y Bradley Hope. Ambos afirmaron, a través de su estudio de periodismo y producción global Project Brazen, que Leonard Glenn Francis -que se enfrenta a la cárcel en Estados Unidos por ofrecer sobornos a oficiales de la marina estadounidense a cambio de lucrativos contratos de suministro- se encuentra en Venezuela con su hijo.

En su boletín semanal Whale Hunting, el dúo dijo que tiene «información» sobre la presencia de Francis en el país después de que se cortara la pulsera de tobillo de control por GPS y huyera del arresto domiciliario en San Diego, California, a principios de este mes.

Actualmente tiene una recompensa de 56.000 dólares por su cabeza por parte del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos y se dice que ha sido avistado en el país sudamericano.

«Dos semanas después, Whale Hunting tiene información de que Leonard, acompañado de su hijo adulto Leonardo, ha llegado a Venezuela», añadieron. Según los periodistas, la información «es sólida a partir de este fin de semana».

También se cree que se dirigen a Brasil, según las especulaciones de un antiguo funcionario estadounidense que había investigado el escándalo.

Se dice que ‘Fat Leonard’ comenzó su carrera de corrupción de los militares estadounidenses cuando fue invitado a una celebración del Día de la Independencia celebrada por la Embajada de Estados Unidos en Malasia. Allí se reunió con oficiales y agregados navales.

Escándalo en la Marina de los Estados Unidos

El 6 de septiembre se informó de que Francis, nacido en Penang, había huido, justo tres semanas antes de que empezara a cumplir su posible condena de hasta 25 años de prisión. Esto tras declararse culpable de estar implicado en el que se considera el peor escándalo de corrupción de la Marina estadounidense.

El 16 de septiembre se informó de que uno de los cinco oficiales de la Armada estadounidense implicados en el escándalo, el ex contralmirante Bruce Loveless, se ha librado de la cárcel después de que los fiscales federales de San Diego desestimaran sus cargos.

 

Otros cuatro oficiales, el ex comandante Mario Herrera y los ex capitanes David Newland, James Dolan y David Lausman fueron condenados por conspiración, soborno y otros cargos.

Además de las acusaciones de haber sido agasajados con costosas comidas, habitaciones de hotel de lujo y entretenimiento con prostitutas que fueron pagadas por Francis, los fiscales también afirmaron que los acusados habían aceptado sobornos para proporcionar información clasificada a ‘Fat Leonard’.

También se les acusó de abusar de sus cargos en la Armada para asegurarse de que los barcos que atracaban en los puertos fueran atendidos por la empresa de Francis con sede en Singapur, Glenn Defence Marine Asia.

La empresa supuestamente cobró más de 35 millones de dólares de más a la Marina estadounidense. Se ha ordenado a diez agencias federales, estatales y locales de Estados Unidos que le den caza.

The Straits Times

 

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...
Logotipo de Costa del Sol FM

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...

Costa del Sol FM necesita de tu solidaridad, para asegurar las noticias sin censura. Esto es vital para recuperar la libertad y la democracia.

Jornada de búsqueda y recolección de donativos para Costa del Sol 93.1 FM


 
Compartir
Traducción »