Stalin González: Una nueva oportunidad

Compartir

 

En el siglo XIX, durante los tiempos de independencia, venezolanos y colombianos luchamos juntos contra el yugo español para alcanzar nuestra libertad y construir una República. Si bien hemos tenido altibajos importantes a lo largo de las décadas, Venezuela y Colombia son dos naciones unidas con grandes lazos de hermandad. Somos dos pueblos semejantes que comparten una magna historia, una rica cultura y una idiosincrasia única en el mundo.

La reapertura de la frontera entre Venezuela y Colombia es una nueva oportunidad para hacer verdadera política, esa que existe para ayudar a las personas, para solucionar los problemas sociales y promover el desarrollo y el progreso social. Para hacer política es necesario entender que es lo mejor para nuestros países, para la gente, apartando la ideología, los intereses personales y las ambiciones propias. El norte de nosotros los políticos debe ser siempre el bienestar de las personas.

Millones de venezolanos y colombianos que viven en la zona fronteriza han recibido la noticia con mucho entusiasmo, esperanzados de que sus vidas puedan ser más llevaderas gracias a esto. Los pasos fronterizos no solo podrán reactivar ciertos sectores económicos que nos beneficiarán a todos, sino que permitirán que muchas familias que han estado separadas por tanto tiempo puedan reencontrarse, y también que los venezolanos podamos hacer conexiones a otros países de manera más fácil.

Los venezolanos y los colombianos somos hermanos que nos hemos tendido la mano en los tiempos de dificultad. Durante los años de mayor desestabilidad política y social en Colombia, Venezuela sirvió de refugio a millones de migrantes colombianos que vinieron a nuestras tierras buscando un nuevo hogar y un futuro. Ahora, cuando los venezolanos atravesamos una emergencia humanitaria compleja como consecuencia de un modelo político fracasado, la nación neogranadina ha hecho lo propio recibiendo a millones de migrantes venezolanos, brindándoles oportunidades que lamentablemente no encuentran en Venezuela en este momento. Esos son vínculos irreemplazables que nos unen y que no pueden ser olvidados.

Nuestras fronteras nunca debieron estar cerradas. Esa decisión solo causó problemas y dificultades a la vida de los venezolanos. En Venezuela necesitamos de la verdadera política, que permita la toma de decisiones correctas para garantizar la calidad de vida de las personas y poder reconstruir el país que queremos. En unidad y con intercambio de ideas, podremos transformar nuestra realidad y finalizar esta tragedia que vivimos, dando paso a una mejor nación.

 

 

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...
Logotipo de Costa del Sol FM

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...

Costa del Sol FM necesita de tu solidaridad, para asegurar las noticias sin censura. Esto es vital para recuperar la libertad y la democracia.

Jornada de búsqueda y recolección de donativos para Costa del Sol 93.1 FM


 
Compartir
Traducción »