La crisis social en Venezuela podría ser la clave para regresar a México

Compartir

 

Este mes cumple un año desde la última reunión entre la Plataforma Unitaria y el gobierno de Nicolás Maduro en México. Aunque ha habido reuniones en Caracas y Oslo, no se ha reactivado el mecanismo. Desde la oposición insisten en sellar un acuerdo social con financiamiento externo; el escollo es la administración de los recursos. La UE está preocupada porque las recomendaciones de la MOE no se han comenzado a aplicar.

En pocos días se cumple un año de la última reunión de los representantes de la Plataforma Unitaria y el gobierno de Nicolás Maduro en México, como parte del proceso de negociación política facilitado por el Reino de Noruega desde el 13 de agosto de 2021. Al día de hoy, las partes no brindan una fecha de retorno a las conversaciones en suelo mexicano, aún que han tenido importantes acercamientos y reuniones cara a cara en Caracas y Oslo en estos 12 meses.

Una vez instalado, el mecanismo solo pudo funcionar durante dos rondas en la capital mexicana. La primera, del 3 al 7 de septiembre de 2021 y la última, los días 26 y 27 de ese mismo mes. Las partes apenas alcanzaron dos acuerdos parciales, pero ninguno con impacto real ni en la crisis política ni en la situación humanitaria de los venezolanos.

A casi un año de ese último encuentro, actores políticos y diplomáticos involucrados con las conversaciones, se resisten a declarar extinta la fórmula y, por el contrario, desde mayo de este año han afirmado pública y privadamente que el retorno al proceso es inminente. Sin embargo, ninguno es capaz de dar una fecha cierta.

Un retorno inminente que no se concreta

En estos 12 meses desde la última reunión en México entre las delegaciones, ha habido dos momentos de reanudación inminente: mayo y julio-agosto de este año. Sin embargo, los días y las semanas pasaron sin que las delegaciones viajaran a México.

“Las veces que nos han dicho que nos alistemos para un posible retorno, no pasó nada. Así fue en mayo y en julio, nos pidieron alistarnos y nada”, dijo una persona con conocimiento del proceso que pidió no ser identificada.

En mayo, los jefes de las delegaciones, Gerardo Blyde y Jorge Rodríguez, estrecharon manos en lo que parecía el jardín de una casa colonial en Caracas, y afirmaron que retomaban los contactos directos con miras a reanudar el mecanismo, pero el anuncio del retorno a México no llegó.

Hacia finales de julio pasado, consultado sobre el estatus de las conversaciones, el secretario ejecutivo de la Plataforma Unitaria, Omar Barboza, se mostró optimista y dijo esperar “buenas noticias para la primera quincena de agosto”. Tampoco se produjo el retorno a la capital azteca.

El acuerdo social en boca de todos

Al trazar la línea de tiempo que acompaña esta nota, desde el 27 de septiembre de 2021 al día de hoy, saltan a la vista dos elementos. Uno, nuevamente la estrategia del oficialismo de boicotear el proceso, de poner escollos y condiciones para su funcionamiento, como hizo en los diálogos previos, específicamente en el proceso de República Dominicana.

Dos, del lado opositor resalta que a lo largo de este año, y sobre todo a partir de junio, actores políticos y sociales comenzaron a hacer cada vez más énfasis en la necesidad de llegar primero a los acuerdos en materia de atención social y asistencia humanitaria. No en detrimento de los acuerdos políticos, pero sí de manera prioritaria.

No sé si en este momento continua, pero lo que ha habido es un intento de priorizar un acuerdo social y luego anunciar el regreso a México, indicó otra persona con acceso a los pormenores del proceso, que por no estar autorizada para declarar, pidió reserva de su identidad.

La afirmación de la fuente encuentra un correlato en el discurso sostenido por Gerardo Blyde, Tomás Guanipa, Stalin González, Roberto Enríquez y Luis Emilio Rondón, todos integrantes de la delegación opositora, en una intensa gira de medios desplegada a partir del 15 de agosto de este año.

La narrativa de estos voceros en todas y cada una de sus entrevistas y apariciones en medios de comunicación giró en torno a la necesidad, pertinencia y conveniencia de alcanzar acuerdos que mejoren la calidad de vida de los venezolanos y priorizar la atención social, aunque sin dejar de lado la agenda política.

El principal escollo para avanzar en el logro de estos acuerdos sociales sería el relativo a la administración de los recursos. Pues para su implementación, y ante la poca liquidez de Miraflores, haría falta financiamiento externo.

Del lado opositor hay gran desconfianza y resistencia a que cualquier ayuda procedente de multilaterales sea administrada por el gobierno de Maduro, y desde Miraflores parecen no verle la gracia a permitir que terceros se queden con los créditos de una asistencia, que bien podría ayudarle a mejorar la imagen de su gestión, sobre todo en el camino hacia las presidenciales de 2024.

18 países y la UE siguen acompañando el proceso

El martes de esta semana, representantes de 18 países de América, Europa y Asia, junto con la Unión Europea, sostuvieron un encuentro virtual para actualizar perspectivas sobre la crisis venezolana, que culminó con la difusión de un exhorto a retornar a México.

La agenda de la reunión virtual del martes 13 de septiembre fue la siguiente:

 

Revisaron la situación actual venezolana en las áreas política, social y económica.

Recibieron una actualización de las conversaciones entre la Plataforma Unitaria y la representación de Maduro.

Escucharon un resumen del informe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea directamente de la jefa de la misión, Isabel Santos.

Dieron una discusión sobre la necesaria reforma judicial y los pasos unilaterales dados en esa área por Miraflores con la designación de nuevos magistrados del TSJ en abril.

Y analizaron los posibles próximos pasos que podría dar la comunidad internacional para apoyar el retorno a las conversaciones en México.

Recomendaciones de la MOE-UE están engavetadas

Isabel Santos, jefa de la MOE-UE que estuvo en el país para las elecciones de noviembre pasado, manifestó esta semana su preocupación por la no aplicación de las recomendaciones. FOTO: Cortesía prensa MOE UE.

Una persona con conocimiento del contenido de la reunión del martes, dijo a Crónica.Uno que Isabel Santos en su intervención en la reunión virtual, habría expresado su preocupación porque está corriendo el tiempo para la implementación de las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral, y no se ha avanzado.

La Plataforma Unitaria a través de distintos voceros ha expresado la necesidad de que la negociación sobre los derechos políticos tome como base y como meta a alcanzar las recomendaciones de la MOE sobre el sistema electoral y el entorno legal para garantizar unas elecciones confiables.

Pero, ya el lunes de esta semana Maduro se adelantó al Consejo Nacional Electoral y anunció que las elecciones presidenciales, en efecto, serán en 2024 y que en 2025 se hará una elección conjunta para diputados, gobernadores y alcaldes.

La declaración de Maduro dio al traste con la primera recomendación del informe de la MOE-UE, relativa a dotar al CNE de independencia y autonomía para ejercer sus funciones.

Otros temas planteados en el informe de la MOE como eliminar la potestad de la Contraloría para dictar inhabilitaciones políticas, difundir campañas masivas sobre la integridad del voto electrónico, reforzar las facultades sancionatorias del CNE para impedir el uso de recursos públicos en campañas, derogar la Ley contra el Odio, entre otros, son pasos que tanto el CNE como la Asamblea Nacional parecen muy lejos de dar todavía.

En septiembre dijo Luis Emilio Rondón

La declaración más reciente sobre el proceso la ofreció el miércoles el integrante de la delegación opositora, Luis Emilio Rondón (padre). El dirigente de UNT consideró “posible reactivar la mesa de negociación en septiembre”.

Rondón dijo que los integrantes de la delegación trabajan arduamente para reactivar el diálogo y buscar mecanismos que permitan aliviar la crisis humanitaria.

Vamos a saltar cualquier excusa que se busque para no negociar, porque lo que queremos poner encima de la mesa es el futuro del país, mejorar el nivel de vida de los venezolanos y revertir la desesperanza.

De hecho, en entrevista con Unión Radio, Rondón admitió que el trabajo se ha centrado en aproximarse a un acuerdo parcial en materia social que atienda problemas de salud, electricidad y agua.

La agenda sigue siendo muy amplia, con muchas cosas por resolver pero con este acuerdo parcial es posible que reactivemos México este mismo mes de septiembre, aseguró.

Maru Morales P. – Crónica Uno

 

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...
Logotipo de Costa del Sol FM

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...

Costa del Sol FM necesita de tu solidaridad, para asegurar las noticias sin censura. Esto es vital para recuperar la libertad y la democracia.

Jornada de búsqueda y recolección de donativos para Costa del Sol 93.1 FM


 
Compartir
Traducción »