En la misa de la Virgen del Valle la Conferencia Episcopal exigió trabajos dignos para los jóvenes

Compartir
 

 

Misa por los 111 años de coronación canónica de la Virgen del Valle en Margarita. La misa central estuvo presidida en esta oportunidad por monseñor Jesús González de Zárate, obispo emérito de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana.

En el campo eucarístico repleto de feligreses después de dos años alejados por la pandemia, se cumplieron los actos centrales por los 111 años de coronación canónica de la Virgen del Valle.

La misa central estuvo presidida en esta oportunidad por monseñor Jesús González de Zárate, obispo emérito de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, quien durante su sermón encomendó a la Patrona de Oriente a todos los venezolanos que se han ido del país en busca de mejores oportunidades.

Exigió además al régimen que establezca puestos de empleo y salarios acordes para frenar la tentación de los jóvenes de irse del país.

Se refirió al peligro que atraviesan al migrar por la selva del Darién, exponiendo sus vidas y llenando de pesar a los familiares que se quedan

Deben darles mejores oportunidades a los hijos de esta tierra para que no se sientan tentados a irse de Venezuela, insistió el alto prelado.

Reclamó la construcción de una patria más incluyente y productiva para que los jóvenes con su talento puedan vivir en una mejor nación.

Solamente así dejarán de salir del país tantos venezolanos, apunó.

 
Monsenor Jesus Gonzalez de Zarate obispo emerito de Cumana
Monsenor Jesus Gonzalez de Zarate obispo emerito de Cumana

Monseñor Jesús González de Zárate, obispo emérito de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana

Igualmente clamó por la salud de los enfermos, de los niños y ancianos especialmente, así como también expresó su deseo por el fin de la pandemia.

Otro de los aspectos en lo que hizo énfasis el representante de la Iglesia Católica venezolana, fue en la recuperación de los valores en el país.

Enfatizó que solamente con la unión de todos los venezolanos pudieran cesar las diferencias para enfrentar la corrupción reinante.

Debemos ir a la construcción de una sociedad conforme a los valores de la Iglesia. Esto implica un decidido compromiso por la recuperación de los valores, la verdad, la justicia, la participación, la solidaridad, la responsabilidad, la honestidad y la cultura por el trabajo productivo, hoy tan debilitado, dijo.

Reiteró su convicción de que solamente así se podrá lograr la convivencia social entre los diversos sectores y promover una mejor política capaz de sentir e interpretar las necesidades del pueblo.

Dexcy Guédez – Lapatilla.com

 

Compartir
Traducción »