Agustín Blanco Muñoz: ¿Cuál liderazgo mundial?

Compartir

 

¿Líderes o negociantes mundiales?

Muchos pueden considerar este tema como agotado y por tanto fuera de interés. Nosotros creemos que debe debatirse la materia desde diferentes posiciones teórico-metodológicas. Porque los estudios y práctica del liderazgo se han adelantado por lo general, a partir de la visión romántico-positivista tenida como tradicional.

La historia vista como obra de hombres de excepción

Y esto significa que la historia que en un inicio es hecha por los dioses, crea sus representantes en el plano terrenal: el líder-caudillo, que es ‘naturalmente’ una hechura y continuación de Dios o de los dioses y sus poderes. Es el gran hombre provisto de poderosas fuerzas, que lindan con la sabiduría, la posesión de todos los poderes y sin cuyo aporte magnífico y creador es imposible avanzar en ninguna obra de sentido, contenido y proyección. La historia entonces es obra de estos hombres de excepción que cuentan a la vez con sus ‘devotos seguidores’ dispuestos a dar la vida en cumplimiento de los lineamientos establecidos.

Y se le contrapone la concepción materialista y dialéctica

Pero la concepción científico-materialista, concreta, dialéctica, que toma el camino opuesto a la corriente positivista ve la historia tal y como lo expone Marc Bloch: la historia es la ciencia encargada de estudiar la acción de los hombres en el tiempo y en espacio y condiciones determinadas. Son los hombres y no los dioses quienes hacen la historia y los estudios de cada sociedad se encaminarán hacia el establecimiento de su peculiaridad, de los rasgos específicos que la determinan o caracterizan.

Y no se trata como en el caso del positivismo que formula leyes y realiza demostraciones en relación a lo que es la problemática social en un momento determinado, sino de captar y registrar su proceso, su movimiento, su cómo y porqué es de esa forma y proceder singulares en el tiempo y el hasta dónde puede llegar su acción, influencia o trascendencia.

Pero la concepción dialéctico-materialista no se desprende del positivismo

Indispensable tener presente que en esta concepción de la historia dialéctico-materialista, en atención a lo establecido por los creadores, no tiene espacio el caudillo-líder único y enviado de Dios. Pero el ‘socialismo-comunismo’ del siglo XX no se desprende del positivismo y mantiene sus hombres endiosados y metidos en la creencia de superiores o privilegiados que en cada momento específico son quienes hacen la historia.

Esto conduce a la burocracia por una parte y a mentiras descaradas como la que refiere la toma del poder por parte del proletariado. Eso no ha ocurrido en ninguno de los casos de las llamadas revoluciones. Porque eso si equivaldría a una verdadera transformación.

Esto reafirma a nivel global-mundial la permanencia del románti-positivismo

Esto conduce a nivel global-mundial a la reafirmación del romántico-positivismo que presenta ‘la historia muerta e inamovible’ al servicio de un llamado liderazgo cada vez más vacío, atrasado, desfasado. Y en este sentido no es fácil explicar cómo un imperio o países, con la complejidad y dinámica de las problemáticas actuales, pueden ser conducidos por un  simple hombre-dios-caudillo.

Y hoy, el llamado socialismo del siglo XX plantea, armado de su marxismo-positivismo, un cuadro histórico que apunta hacia la continuación del mismo pasado portador del espectáculo de la farsa-mentira de una nueva lucha por la conquista de una tal justicia proletaria en beneficio de las grandes mayorías, pero sin contar con su participación consciente y organizada

En el plano nacional apenas instalada  la Constituyente el 03 de agosto 99, advertimos sobre la necesidad del protagonismo del colectivo-pueblo. El 08 del mismo mes y domingos subsiguientes publicamos: Una Propuesta de Participación destinada a crear la organización que permitiera  pasar de la Representación a la Participación del pueblo-colectivo-pobres como actor fundamental del proceso que se nombraba como ’revolucionario’. Hicimos valer nuestra opinión en relación a que sólo puede ostentar ese calificativo el movimiento que logre aniquilar el sometimiento, la explotación del fuerte por el débil en lo económico-material.

La trampa-engaño del poder popular-socialismo

Pero ocho años después, el ‘jefe o caudillo único’, se comporta como lo que es en términos autoritarios y toma la decisión de proponerle al soberano  el socialismo del siglo XXI sin importarle sus reservas y desconocimiento del contenido, beneficios y proyección del mismo. Él asume ese camino y todos deben seguirlo. Y  en este sentido, como candidato a la reelección  en 2007 advierte de manera pomposa y prepotente: Y téngase entendido que quien vote por mí, vota por el socialismo. Esta es una clara muestra de su  disposición para atender la opinión del pueblo-colectivo, llevado a la condición de ‘poder popular’.

 

Pero al momento denunciamos cómo se decide Chávez por el socialismo: “El 21/09/07, en cadena nacional, el golpista-presidente (GP) explicó cómo evolucionó   hacia el socialismo. Sus allegados le decían que había que tener cuidado porque ‘este pueblo no veía con buenos ojos ese camino’. Pero llegó el momento en que entendió que esa era la única manera de alcanzar la justicia social y decidió ‘proponerle esa salida al ‘soberano’.

Y hoy ese pueblo, según su entender, lo copia, acepta e impulsa.  Un socialismo  que se basa y fundamenta en el poder popular:  una manera de hacerle creer al colectivo que es el soberano y que ejerce el poder de manera directa.

Un colectivo-pueblo que gobierna con sus propios instrumentos y sin estar supeditado a nadie es ya una instancia de poder. Es pueblo empoderado. Su único límite es la Constitución Socialista. Y el comunal es el poder de poderes concebido como el cénit de los engaños-fraude”. Porque no tiene asidero eso de una Comuna vía al socialismo-comunismo. ABM, La trampa-engaño del poder popular-socialismo. Caracas, ‘El Gusano de Luz’, 30-09-2007.

Nada tuvo que ver el colectivo-pueblo en el impuesto socialismo del Siglo XXI

Y tal es el fraude-engaño que el pueblo-colectivo-pobres no tuvo nada que ver con la imposición del socialismo del siglo XXI. Nada sabía y muy poco entiende hoy del asunto. Pero el caudillo queda como el padre del ‘nuevo socialismo’. Y en la actualidad cuando vemos a ‘Super Bigote Maduro’ pidiendo un ‘Abajo el Caudillismo’ se siente el mismo engaño-trampa.

Pero todos sabemos que es una manera de disfrazar el poder de la ‘nueva clase’ que tuvo ayer como vocero principal al GP y hoy al Super Bigote.  Y esta falacia nos obliga a volver sobre las viejas “revoluciones socialistas” que decían ser producto de un proletariado que había decidido tomar el poder en sus manos.”

 El poder adquirido por las revoluciones socialistas pararon en las manos de la burocracia

A la fecha ha quedado en evidencia, que el poder que se levantó como consecuencia de las “revoluciones socialistas”, fue a parar a manos de la burocracia que se formó en nombre dé y con la fuerza-energía-producción de ‘los de abajo’.

Y aquí en el presente el PSUV realiza elecciones llamadas a engolosinar a lo que llaman las bases dándoles el favor de nombrarlos Jefes desde la calle en adelante. Una manera de despertar la creencia de que es posible convertirse en héroe-caudillo-libertador-salvador. Se mantiene el vacío, pero multiplicando en ficción el liderazgo caudillista. Y este es el mismo cuadro establecido a lo largo y ancho de este ‘ajeno mundo’.

Sancho, ¡Nadie se engaña hoy con lo del vacío y más que agotado, burocrático y absurdo liderazgo mundial de la trampa-manipulación!

 

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...
Logotipo de Costa del Sol FM

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...

Costa del Sol FM necesita de tu solidaridad, para asegurar las noticias sin censura. Esto es vital para recuperar la libertad y la democracia.

Jornada de búsqueda y recolección de donativos para Costa del Sol 93.1 FM


 
Compartir
Traducción »