Teódulo López Meléndez: El signo de la educación

Compartir

 

La educación anda mal y no sólo por el estado paupérrimo al que han sido reducidos maestros y profesores.

El que pretenda establecer los correctivos deberá comenzar por comprender la extensión del daño y declarar de inmediato la emergencia educativa, una que deberá incluir la revisión total del sistema, un aumento general de salarios a los educadores y un compromiso claro de cursos inmediatos e intensivos de modernización, con uso de la más avanzada tecnología de hoy.

Es, por supuesto, complicada la revisión total de los pensa, pero lo menos es adaptar el cuerpo educativo a las nuevas realidades y paradigmas del siglo XXI. Las disponibilidades financieras podrán imponer etapas en el reconocimiento salarial a nuestros educadores, pero se debe cumplir bajo el principio de que todos nos adaptamos a una enseñanza que exceda al caletre o a la memorización para convertirse en un proceso de formación de hombres y mujeres que nos permita avanzar aceleradamente hacia una sociedad del conocimiento y hacia una educación para la vida.

La educación está íntimamente ligada a la cuestión social. Hay elementos de especial atención como la deserción escolar o simplemente el no registro de un niño en una escuela, problemas ligados a violencia doméstica o a la pobreza extrema. No puede haber un plan educativo sin equipos asistentes en lo psicológico, en la atención a la familia de donde proviene el alumno y en el suministro de una alimentación balanceada. El Ministerio de Educación deberá ser un ente completo y complejo, uno de variadas especificaciones en su actuar.

 

Mención especial merece la educación universitaria. Las universidades no pueden seguir como están. Las universidades deben ir a reforma, una desde adentro, sin imposiciones de gobierno o de otros intereses. Las que teníamos las teníamos, ya no existen, víctimas de un combate exterior y de una manifiesta incomprensión interna ante los desafíos a que fueron y son sometidas. No fueron capaces de darle al país un sentido y deberán recobrarlo.

La educación, entonces, debe ser mostrada como la prioridad de cualquier intento de reformulación democrática. Paséense por hacerla enseñar a pensar para que tengamos seres libres. La educación en sí misma no redime sino crea cultura.

@tlopezmelendez

 

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...
Logotipo de Costa del Sol FM

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...

Costa del Sol FM necesita de tu solidaridad, para asegurar las noticias sin censura. Esto es vital para recuperar la libertad y la democracia.

Jornada de búsqueda y recolección de donativos para Costa del Sol 93.1 FM


 
Compartir
Traducción »