Freddy Bogady Flores: Luis Mariano Rivera, el bardo de Canchuchú Florido

Compartir

 

A sotavento del cabo de tres puntas en la serranía y a orillas del mar, está situado el pueblo de Carúpano, con sus calles largas y su mirada a la mar, sus iglesias de antaño su plaza Santa Rosa fresquita y su vieja plaza Colón que solo él nombre quedó porque la revolución hasta la estatua de bronce de colón se llevó y el pueblo no sabe a dónde fue a parar, cuna de uno de los artistas populares del estado Sucre, uno de los más destacados, Luis Mariano Rivera, quien ocupa importante lugar por la variedad y calidad de su obra, le asignó un importante lugar a la tradición y sin dejar a un lado el constante proceso de cambio de la cultura, estimaba que está variación continua debe estar siempre unida a la expresión propia de cada pueblo, que identifica al hombre como habitante de un país y de una región con su propia historia.

Desde largo tiempo es conocido regional y nacionalmente como músico, canta autor y poeta. Muchas de sus composiciones han tenido amplia difusión en nuestro país y fuera de él, tanto en su voz como en la de numerosos cantantes entre otros el cantante Gualberto Ibarreto y grupos musicales que la han adaptado para su interpretación. En su tierra natal se destacó como organizador de grupos que interpretaban música de Navidad y de los que interpretaban piezas teatrales frutos de su imaginación. Participaba en la realización de velorio de cruz de mayo y las festividades de carnaval. Nace él diecinueve de agosto de mil novecientos seis, el músico y canta autor en un pedacito de Carúpano, su Canchunchú Florido cómo él mismo lo decía campo de flores y de tiernos pajarillos, donde el amor es sencillo y el cariño es hermoso, vivió toda su larga vida en su casa bautizada el conuco con su hijo Alejandro Marsella y su negra máxima Marsella quienes formaban parte de sus obras teatrales y musicales.

Autor de las canciones guacara, él sancochó, mi nieta Francisca Antonia, cerecita, ce  re  ci ta… voz de canto del poeta Luis Mariano Rivera, cantor del florido Canchunchú, voz de ternura sobre las flores y las escobitas de monte mojadas por el rocío del amanecer, canta autor de tiempos empedrados. Bardo de campos hilvanados de guatacaras y araguaney, de líricos rastrojos de inviernos y veranos, vistió a la naturaleza de solicitud amor, sus obras sirven de alimento a la cultura de generación en generación. La pasión por el canto lo volvió musa, y sé desvaneció en folklor y cayó al suelo vuelto flor de cereza, ese día se murió, el jaguar Luis Mariano Rivera en su Canchunchú Florido. Murió de muerte natural. Murió de amor, hombre de buena voluntad que canto y canto, hasta que las fuerzas lo doblaron, y su voz se volvió ¡INMORTAL!…

Freddy Bogady Flores, Güireña.

 

 
Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...
Logotipo de Costa del Sol FM

Con tu apoyo, seguiremos trabajando para informar...

Costa del Sol FM necesita de tu solidaridad, para asegurar las noticias sin censura. Esto es vital para recuperar la libertad y la democracia.

Jornada de búsqueda y recolección de donativos para Costa del Sol 93.1 FM


 
Compartir
Traducción »