El acuerdo firmado entre el Ministerio del Trabajo y los sindicalistas chavistas es una farsa, dijo Adelaida Zerpa

Compartir

 

A través de un pronunciamiento, el Partido Comunista de Venezuela (PCV) calificó de farsa el acuerdo suscrito entre la cúpula de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (FTUV) y el gobierno de Nicolás Maduro.

Adelaida Zerpa, vocera del Buró Político del Comité Central, afirmó que la dirección patronal de la FTUV “ha traicionado nuevamente al gremio con la firma de un acuerdo que no solo vulnera los derechos de las de las y los trabajadores del sector universitario sino que además violenta la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, así como leyes y convenios internacionales”.

La noche del 02 de agosto, a través de redes sociales el Ministro del Trabajo Francisco Torrealba anunció la firma del acuerdo que se realizó en un contexto de alta conflictividad y movilización del sector educativo por el robo del pago de los bonos vacaciones y de recreación.

Esta farsa “pretende inútilmente desmovilizar a los miles de trabajadores y trabajadoras que durante las últimas semanas han salido a las calles en diferentes estados del país para exigir el cumplimiento de sus convenciones colectivas”, dijo Zerpa.

La dirigente recordó que hace pocos días la dirección progubernamental de la Federación Nacional de Sindicatos Regionales y Conexos de Trabajadores del sector Salud y la Seguridad Social (Fenasirtrasalud) también ejecutó “de manera fraudulenta e inconsulta” un acuerdo que redujo el monto de la cláusula de batas, uniformes y zapatos de Bs. 1.300 a Bs. 200.

“Mientras estas maniobras son ejecutadas y los derechos son conculcados, operadores políticos y burócratas sindicaleros intentan embaucar al pueblo asegurando que el fraude salarial es responsabilidad de supuestos técnicos que están en actuando a su antojo” explicó Zerpa al referirse sobre la matriz que trata de imponer el Poder Ejecutivo de una falsa autonomía de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre).

“Desde el Partido Comunista de Venezuela advertimos que lo que está en curso es una estrategia del Gobierno de Nicolás Maduro de desregulación y flexibilización salarial dirigida a reducir el valor de la fuerza de trabajo usando mecanismos administrativos que no tienen rango legal ni constitucional”, alertó la militante comunista.

Zerpa recordó que el instructivo salarial de la Onapre impuesto “es tan solo el último eslabón de una cadena de violaciones que tiene su origen en el denominado Programa de crecimiento, recuperación y prosperidad económica de 2018, que no es más que un descarado plan de ajuste neoliberal”.

“Desde entonces se emprendió un desmontaje de conquistas contractuales a través de instrumentos como el memorando-circular 2792 y un instructivo del Ministerio de Planificación que redujo beneficios el sector público”, detalló.

 

La dirigente dijo que “ante las masivas y combativas manifestaciones, cúpulas sindicales pro-gubernamentales, sin ningún tipo de legitimidad o legalidad, han reaccionado de manera tardía anunciando acuerdos que fragmentan el pago de los beneficios y que en ningún término atienden a la restitución de los derechos infringidos”.

El PCV instó al Tribunal Supremo de Justicia a pronunciarse favorablemente sobre los recursos de nulidad para salvaguardar los derechos de las y los trabajadores públicos.

Además, Zerpa exhortó a la Asamblea Nacional “a ponerse al servicio de las demandas populares y legislar en favor de los intereses de las mayorías que hoy cargan sobre sus hombros el peso de la crisis”.

El PCV desarrolla en estos momentos un proceso de recolección de firmas para solicitar la discusión de los proyectos de ley de indexación salarial y recuperación y revalorización de las prestaciones sociales.

“A los miles de trabajadores que se encuentran movilizados en estos momentos en todo el país les decimos que solo la organización y la lucha serán garantía para preservar nuestras conquistas”, concluyó Zerpa.

 

Tribuna Popular

 

Compartir
Traducción »