Julieta Cantos: El tachirense y su estado Táchira

Compartir
 

 

El Táchira es un estado productivo por principio y por origen. A diferencia de otras regiones en las que la producción se concentra en pocas manos y grandes extensiones, aquí siempre se ha preferido ser cabeza de ratón que cola de león. Lo que quiero significar es que el Táchira tiene gran cantidad de pequeños productores, lo cual implica que no existe el latifundio y que lo más común es el minifundio. Pero además tenemos cultura y vinculación con la tierra, hecho este bien significativo si entendemos que solo a partir del sector primario puede existir y consolidarse el sector secundario y el terciario. Si no hay producción, no hay manufactura, no hay industria. Sin uno no hay dos, y por supuesto no hay tres que son los servicios y la comercialización.

Pero además el tachirense, cree en la formación, en la preparación, en la educación. Es el estado en donde mayor cantidad de personas de bajos recursos apuestan a la superación a través del estudio. Adicionalmente somos emprendedores, y tenemos sentido de pertenencia.

Amamos la música, somos musicales, nuestro oído se afina en la magnificencia y soledad de la montaña…así ha sido por siglos. La mayor cantidad de músicos integrantes de la orquesta nacional siempre han sido tachirenses. Tenemos poetas, ensayistas y prosistas premios nacionales. Los mejores ingenieros industriales, mecánicos y zootecnistas son del Táchira. Nuestra geografía y nuestra gastronomía son producto de lo que somos.

Es aquí en el Táchira, donde se crea una organización que agrupa criadores de semovientes para producir sementales probados en convenios con lo privado y lo público, para romper con la dependencia de comprar toros reproductores en otras regiones del país sin garantía de su calidad.

Nuestros agricultores permitieron que fuéramos uno de los pocos estados que no padecimos durante la pandemia por falta de verduras, hortalizas y frutas, siendo que incluso, fíjense ustedes, se llevaban al otro lado de la frontera, parte de esa producción.

Somos trabajadores, ahorradores, suspicaces, desconfiados, pero cordiales y abiertos al que trabaja, crea y produce.

Tenemos la frontera más dinámica de América Latina, y una de las más extensas. Eso nos permite tolerancia y flexibilidad. La hemos desarrollado, por esa misma dinámica…lo cual aunado a nuestra cordialidad, nos hace más humanos ante determinados hechos y/o migraciones. Mucho más que algunos de nuestros países hermanos.

Pero además somos profundamente emprendedores. Las condiciones económicas a nivel mundial no son fáciles, pero resulta que en Venezuela por esas mismas condiciones globales las cosas están mejorando.

 

Veo jóvenes emprendedores en diferentes áreas. Se han abierto nuevos espacios de supermercados, sitios de comida diversa con diseños creativos y amigables. Diseñadores de ropa y de prendas. Heladerías que se han mantenido, proyectado y mejorado la calidad de sus productos y servicio. Dulcerías nuevas que compiten con otras ya establecidas con sabores y presentaciones que le están llegando a esos “nichos de especialización” de los que habla Carlota Pérez. Productores del campo que se esmeran en utilizar técnicas agroecológicas, cultivando productos “gourmet” para esos mercados: espárragos, hongos, tomates cherries, mini hortalizas.

Se podrá estar de acuerdo o no con la forma de hacer ciertas cosas, pero se están haciendo. Uno sale y se integra con la ciudad y se percibe un ambiente diferente. Ya no es solo sentirla limpia e iluminada. Hay un transporte público que ha regularizado sus rutas. Las estaciones de servicio han prácticamente normalizado el surtido de gasolina, sin colas ni desgastes.

Se ha conformado el Consejo Popular de Semillas Ancestrales del Estado Táchira, para el rescate y divulgación de la semilla nativa, criolla, indígena y afro-descendiente.

Por otro lado, estudiantes egresados del antiguo IUT, ahora convertido en universidad, de la carrera de ingeniería en agroalimentación han realizado un emprendimiento, a partir de sus estudios, y están produciendo bio-insumos agroecológicos.

Se acabó el espacio. Seguimos la otra semana.

Comentarios bienvenidos a julietasinlimite28@gmail.com

 

Compartir
Traducción »