Julieta Cantos: El Voisin

Compartir
 

 

En el discurrir sobre lo productivo y lo ecológico, basado en nuestras potencialidades, me gustaría compartir con ustedes lo aprendido sobre el Voisin.

El Voisin es un sistema de pastoreo racional aplicable a las más diversas especies, el cual fue desarrollado por André Voisin, físico y químico francés, hijo de una familia campesina, quien desde 1940 luego de la guerra se ocupó de administrar una finca de 130 has. “Le Talou”, la cual sería su campo experimental. Allí se ocupó de los pastos, e instaló la primera rotación de pasturas, aumentando en 1/3 el número de animales en la misma área. Luego de la segunda guerra volvió a su granja y organizó una cooperativa de productores de “leche limpia, sana y natural”. He aquí nuestro primer enlace: producción eficiente y ecológica, ya que basaba la productividad en el estudio y cuidado de la hierba. Publicó: “La vaca y la hierba”, “Suelo pasto y cáncer”, “Dinámica de los pastos”, “La tetania de los pastos”, “Las nuevas leyes científicas de la aplicación de los abonos”, y su última obra antes de morir: “La influencia de los suelos sobre el animal a través de la planta”. Indudablemente estos libros fueron escritos para la realidad europea, pero uno de sus más dedicados discípulos Luiz Carlos Pinheiro Machado  sistematizó  en su libro “Pastoreo Racional Voisin: Tecnología Agroecológica para el Tercer Milenio”, los resultados de más de 40 años de trabajo con la teoría del Voisin, aplicada a nuestras realidades latinoamericanas.

Pinheiro “analiza los principales problemas de la agricultura actual: La adopción de modelos que llevaron a la dependencia, a la dilapidación de los recursos naturales, a la contaminación de las aguas, al envenenamiento de los alimentos, al empobrecimiento del hombre de campo, al éxodo rural, al crecimiento de las ciudades y sus problemáticas consecuencias de abastecimiento de agua, energía eléctrica, alimento, transporte y seguridad. Crea expresiones como “ruta de la dependencia” y propone soluciones como “la agricultura ecológicamente correcta, económicamente viable y socialmente justa”. Ya muchos se han apropiado de este término llevándolo a agricultura regenerativa sin hacer el justo reconocimiento…y sin la aplicación correcta del método.

Pinheiro enfatiza en los aspectos ecológicos del suelo y en el manejo correcto de los animales. Cuando el inició la división del campo en potreros en su proyecto Alegría en 1964, lo hizo por necesidad. Comprendió que la producción lechera y de carne, solo es sustentable económica, energética, ambiental y socialmente, si se realiza sobre la base del pasto y de aquellas especies nativas de alto valor proteico. Introduce el concepto de que el agua vaya al animal y no el animal al agua…y así sucesivamente.

 

Es observar el contraste del fracaso a nivel global de los métodos convencionales versus el éxito creciente del pastoreo rotativo racional, y el aumento de la preocupación de algunos  profesores de cursos agrícolas por el uso de la práctica de una agricultura –tanto animal como vegetal- sustentable y agroecológica. Es la reflexión de trabajar sobre las causas y no sobre las consecuencias…y esto se logra “a partir del concepto termodinámico de que solo es posible tener grandes producciones, a partir de grandes aportes energéticos, solo que estos deben provenir de la energía solar, a través de la fotosíntesis y de la extraordinaria actividad biológica del suelo, que no deja de tener como fuente primera la propia energía solar. Es la comprensión de una necesidad más…”

Son tantos los temas importantes, decisorios sobre nuestra vida actual y futura, a nivel de lo productivo, lo rural, lo urbano, que no alcanzan los tiempos…ni las páginas. Sin embargo, a este proyecto que se ha convertido desde hace 15 años en mi otra gran pasión, le voy a dedicar varios artículos para intentar transmitir lo significativo que puede resultar en nuestro compromiso con la vida.

 

Compartir
Traducción »