Elda Cantú: ¿Cuánto cuesta la libertad de una persona?

Compartir

 

¿Y la de un país entero?

En el caso de Haití, la revolución de 1804 que acabó por expulsar a las autoridades francesas y abolir la escalvitud, le costó a los haitianos 560 millones de dólares. La cifra corresponde, en dólares actuales, a las reparaciones que el gobierno de Francia obligó al joven país a pagar a punta de cañón.

Durante 64 años, Haití pagó una “deuda doble”: a Francia y también al banco francés que financió las reparaciones.

Una nueva serie de reportajes de The New York Times explora los flagelos —internos y externos— que han obstaculizado el desarrollo de Haití y cuantifica el costo de la libertad de su pueblo.

Durante años, mientras los periodistas de The New York Times han reportado sobre las penurias de Haití, una pregunta ha flotado en el aire: ¿Y si? ¿Y si desde su nacimiento el país no hubiera sido saqueado por potencias extranjeras, bancos internacionales, sus propios líderes? ¿Cuánto dinero más habría tenido para construir una nación?

A través de una investigación de archivo y entrevistas con historiadores, académicos y 15 de los principales economistas del mundo, nuestros corresponsales calcularon que los pagos enviados a Francia en su momento terminaron por representar entre 21.000 y 115.000 millones de dólares en crecimiento perdido, unas ocho veces la economía de Haití en 2020.

 

Compartir
Traducción »