Donald Trump sufrió una severa derrota en las primarias republicanas de Georgia

Compartir

 

Donald Trump ha sufrido este martes la que probablemente sea su derrota electoral más dura desde que perdió las presidenciales de 2020. Y ha sido, precisamente, contra el gobernador de Georgia, que rechazó hacer trampas para darle la vuelta al resultado electoral. El entonces secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, que se negó a “encontrar” los votos que le pedía Trump y se había convertido en otra obsesión del expresidente, también ha ganado. Trump buscaba venganza, pero ha fracasado.

El expresidente lanzó una campaña de acoso y derribo especialmente contra Brian Kemp, el gobernador actual, de 58 años, que busca revalidar su cargo en las elecciones de noviembre. De él ha dicho que es un “total y completo desastre”, que es un “cobarde”, que le hizo perder las elecciones presidenciales de 2020 en Georgia (fue el primer republicano derrotado desde 1992) y que también hizo perder el Senado a los republicanos, sugiriendo que permitió el fraude en ambos casos.

El País de España

 

Compartir
Traducción »