Mototaxistas y pescadores en Araya no consiguen gasolina

Compartir

 

La crisis del combustible en el estado Sucre golpea a varios sectores productivos. En el municipio Cruz Salmerón Acosta no es la excepción. Los mototaxistas deben pasar más de un mes y medio para poder surtirse apenas de 10 litros de gasolina a precio subsidiado.

Araya la ciudad turística por excelencia de la península homónima ubicada al noroeste del estado, vive los embates de la escasez de combustible, lo que afecta a ciudadanos, transporte público, motorizados y a los pescadores.

Pese a los reclamos constantes de los trabajadores de las motos, la situación no ha mejorado desde la implementación del subsidio de gasolina por el Sistema Patria.

Mototaxis sin trabajo por falta de gasolina

El vocero de los mototaxis César Ortiz manifestó que para surtir apenas 10 litros de gasolina deben pasar al menos un mes y medio. Dicha situación ha mermado los miembros de esta asociación de líneas de transporte de dos ruedas, además de encarecer las carreras, golpea sus bolsillos, pues la solución es recurrir a la gasolina “bachaquiada”.

“La situación con la gasolina para el transporte de dos ruedas, normalmente nos llega más de un mes y medio, para surtir 10 litros. Cuando queda es que ven si pueden volver a surtir. Nosotros éramos 126 mototaxis de las líneas organizadas, en la actualidad estamos como 80, porque muchos motorizados decidieron guardar o vender las motos, porque con esta situación del combustible no tenemos vida (…)”, denunció Ortiz.

Advirtió el vocero de los motorizados que para los pescadores la situación es aún peor, porque pasan hasta 6 y 7 meses para poder recargar gasolina o gasoil.

“Nosotros tenemos la carrera corta en bolívares 3, pensando en el pueblo también. Las largas que son distancias como de aquí a Cumaná la cobramos en 10 ó 20 dependiendo. Tenemos que optar a la gasolina “bachaquiada” a 1 dólar por 1 litro. Es la realidad, pero la gente no denuncia por temor a represalias. Para los pescadores es peor, pasan hasta 7 meses para surtir, pero nadie hace nada (…)”.

Alfremary Marval Ortiz

 

Compartir
Traducción »