Gerónimo Figueroa Romero: Luis Aparicio nuestro legendario en el Juego

Compartir
 

 

El pasado 29 de abril 2022 fue el cumpleaños número 88 de Luis Aparicio, y vale la  pena conversar de este indiscutible venezolano que siempre será noticia nacional e internacional.

Sus 18 años de servicios en las grandes ligas, lo hicieron merecedor de un sitio en el salón de la fama del béisbol organizado estadounidense.

Luis Aparicio fue una constante en el juego, ganó nueve guantes de oro, acreditados a las 8.016 asistencias y 1.553 jugadas de doble play, lo cual habla de la defensiva enriquecida con que contaba. Sus nueve títulos consecutivos de bases robadas, expresaba lo avispado que era para jugar al béisbol, la medida porcentual del venezolano revela que el 79% de los robos que intento los consiguió. Es importante mencionar que para la época de los años sesenta existieron grandes receptores que evitaban el robo, como Yogi Berra y Roy Campanella, entre otros.

1956 fue el año de su debut en las grandes ligas, para ese año su equipo los Medias Blancas de Chicago, le entregaron la que fue su posición de siempre el ShortStop o Campo Corto, siendo lo extraordinario de esta  responsabilidad,  seguir el legado en esa posición (campo corto) de otra estrella venezolana como era Alfonso Chico Carrasquel, quien ya avizoraba a su equipo que venía asesorando Luis porque pensaba que sería uno de los  mejores campo cortos de la historia de nuestra pelota.

Quizás las palabras de Alfonso Chico Carrasquel se podrían tomar como exageradas, pero la verdad, es que Luis Aparicio fue considerado el pelotero más inteligente de su generación, la forma como combinaba sus condiciones físicas con su sentido de oportunidad, lo llevaron a realizar jugadas extraordinarias en su posición. El terreno de juego que cubría Aparicio era extraordinario, la forma de ubicar un fly era sensacional, sus atrapadas de espalda al homeplate y su brazo educado son lo que defensivamente lo hicieron uno de los mejores campos cortos en las épocas de los 50 y 60 del siglo pasado.

Luis siempre tuvo humildad en su forma de ser, aprovechó la influencia que le dio su juego agresivo para ayudar a muchos a llegar al juego organizado, el mismo Angel Bravo, pelotero en nuestro béisbol de la organización Tiburones de la Guaira, comentó en una entrevista que fue Luis Aparicio quién lo apoyo al inicio de su carrera, ya que aparte de ayudarlo a ingresar al profesionalismo, lo asesoró con técnicas peloteriles.

 

Su inglés fluido en la lectura de la carta,  que dictó en  agradecimiento al comité que organizo su exaltación al salón de la fama en el año de 1984,  hacían mención de lo poco con que contaba cuando llego a tierras norteamericanas y que en momentos hubo  decepción y frustración, pero sin embargo nunca dejo de prepararse,  porque tenía amor por el juego y consiguió mucha fortaleza que le brindaban sus amigos y compañeros de equipos, esa confianza que se le veía al fildear un roling.  Aparicio en su sexto año de estar como aspirante de Coopestrdon quedó de primero en esa elección y totalizó 341 votos lo que significó un 84% del panel de los votos. En ese momento cuando llegó la noticia a nuestro país el Himno Nacional era coreado con un sentimiento nacionalista, convirtiéndose así en el nuevo héroe del deporte nacional.

Su estadía en Venezuela fue por 13 años desde que comenzara a jugar con el equipo de Gavilanes en el año 1953, estadía donde vimos que ligo 393 hits, pero sin duda que sus números no fueron más elevados en nuestra liga  por su juego constante en los Estados Unidos, siendo que desde que se iniciara con  los Medias Blancas de Chicago, consiguió jugar 152 encuentros  llenos de mucha intensidad que le valieron el título de novato del año en  la liga americana, lo cuál sería la fórmula para estar por muchos años jugando sobre los fuertes vientos de la Ciudad de Chicago.

Algunos que han dado su opinión sobre Luis Aparicio, dicen que su ética y preparación para el juego, le permitió contar con mucha salud, y a su vez mantenerse en la titularidad de una de las posiciones más exigentes del juego, siendo esto tan cierto que cuando observamos sus números y referencias, vemos que en 18 temporadas de las grandes ligas siempre jugó más de cien desafíos, en cada año que participó.

Se comenta que, en Venezuela la fecha del 11 de noviembre es el día de Luis Aparicio, en él se le rinde homenaje a este grande del béisbol, ojalá pudiéramos fortalecer esa fecha con grandes consignas que nos permitan vivir siempre el momento de exaltarla la excelencia en el deporte.

Definitivamente un legendario y con muchas anécdotas en este maravilloso juego, desde nuestra sala de redacción queremos desearle mucha salud para que pueda seguir disfrutando del legado que construyó.

 

Compartir
Traducción »