¡No todos somos guerrilleros! El grito de una mujer en Apure a unos militares venezolanos que les robaron su ganado

Compartir

 

El 18 de abril, militares venezolanos llegaron al municipio Páez del estado Apure, específicamente a sectores como Arenales, El Ripial, Las Mercedes, pequeñas poblaciones de la zona, desalojando a sus habitantes. “No todos somos guerrilleros”, le gritó una indignada mujer al militar que le exigía abandonar su propiedad. Como parte de las acciones que la Fuerza Armada ha tomado, desde que se dio el cruento enfrentamiento entre los guerrilleros del ELN y las disidencias de las FARC, es ir limpiando el territorio fronterizo de explosivos, laboratorios y campamentos que el Décimo Frente instaló desde hace años; también desalojando a pobladores que consideran relacionados con las FARC.

Sebastiana Barráez – Infobae

 

El 18 de abril, soldados llegaron al municipio Páez, del estado Apure, para exigirle a los habitantes que abandonen sus hogares: Han tumbado casas, les han matado el ganadito que tenían para que los soldados se coman las reses.

Un habitante de la zona dijo, en conversación con Infobae, que “a la familia de los Morillo los corrieron de la finca, que está en el sector llamado la Isla de Cuba, en la vía Los Arenales, de La Capilla hacia adentro. Si usted toma la vía Los Arenales, hay un desvío un poco a la izquierda que lleva hacia la Isla de Cuba. Ahí los militares han desperolado (dañado) un poco de cosas, han tumbado casas, les han matado el ganadito que tenían para los soldados comerse las reses”.

Una mujer asegura a Infobae que “el Gobierno está instalado ahí más adelantico de la casa de Omar, en toda la entrada de Los Arenales. Ya en Los Arenales sacaron a los Morillo, solo están ahí William, la mujer, el hijo, los nietos, está Jesusa y otros. El caso de los Morillo fue muy feo, porque como estaba lloviendo mucho ellos trataron de que no los obligaran a salir porque tienen niños que pueden enfermarse. La respuesta de los soldados fue: ‘A nosotros no nos importa eso’. El marido de Desiré llevó el carro y los ayudó a salir de ahí. Y da rabia porque los Morillo nada han tenido que ver con la guerrilla”.

Uno de los testimonios revela que a un hombre de apellido Bayona, “quien levantó esa casa ahí, los militares se las tumbaron y se llevaron los horcones, las tablas, las láminas de zinc, todo. Para los militares eso era una ‘cocina’ (donde se procesa droga). ¡Qué cocina ni qué nada! Da dolor todo lo que está haciendo el gobierno, que ahora solo ve guerrilla”. Otra fuente revela que “los Bayona sí tenían relación con la guerrilla. A ellos les quemaron la casa”.

Por su parte, un habitante de Guasdualito, capital del municipio Páez, manifestó a Infobae que “aquí en el pueblo se vio mucha camioneta vendiendo carne del ganado que se han llevado de las fincas, desde que empezó ese enfrentamiento en enero”.

En refugio

Coinciden habitantes de diversos sectores en la acción de los militares. “Ahora solo ven guerrilleros de las FARC, los llaman Tancol, pero si los mismos militares eran los que tenían trato, eran amigos y tenían negocios con esa gente. Lo que pasa es que uno no se atreve a decir nada, porque si no te agarraba la guerrilla, lo hacía el Gobierno, y ahora es peor porque los militares están con el ELN, por lo que todo lo que huela a FARC le echan ‘baygon’, usted me entiende, plomo”.

“Los que salimos siempre mal somos los pobres que estamos obligados a sobrevivir con lo poco que uno produce. Cuando los militares pretendieron arrancar un tubo de la Iglesia, una mujer le dijo al sargento a pleno grito y muy molesta: ‘Aquí todos no somos guerrilleros, aquí ha vivido mi mamá desde hace años, y mi hermana que nació aquí y morirá aquí si ustedes no la corren. ¿De qué guerrilla hablan, si ustedes andaban con la guerrilla que los mantenía a ustedes?’. Y el militar apenas dijo algo entre dientes”.

“No se imagina el dolor que da ver a la guerrilla con el Gobierno. ¡Qué desgracia! Uno tiene el conocimiento que la guerrilla andaba con esa gente, donde hacían las reuniones y los sancochos (plato de sopa, verduras y carne muy común en Venezuela, Colombia y Ecuador) cuando venían los grandes líderes del Gobierno. Nos dicen que nosotros somos del eje Arauca, ¿qué eje? nosotros somos unos pendejos, los que siempre tuvieron relación con la guerrilla fue el gobierno. ¿Usted cree que eso no da arre…?”.

A la gente que los militares han ido desalojando de las fincas y viviendas de La Capilla y la Isla de Cuba, se han concentrado en la escuela “Alirio Palacios”, sector La Capilla. “Esta gente de acá son humildes, trabajadores y han luchado toda su vida. Los sinvergüenzas y delincuentes están en la orilla del río, dedicados a delatar o a levantar falsos testimonios contra otros para quitarles sus propiedades. Otra gente que estaba con el Décimo Frente recibió apoyo de ese grupo y se fueron de la zona”.

Fuerzas enfrentadas

Desde hace años, principalmente con la llegada de Hugo Chávez al poder, las guerrillas se sintieron más seguras en territorio venezolano, ante la tolerancia de la Fuerza Armada que dejó de enfrentarlos. Nunca la frontera estuvo tan abandonada por los soldados venezolanos, lo que le permitió a la guerrilla generalizar el cobro de la “vacuna”, como llaman a la extorsión, entre todos los que tenían haciendas, empresas, maquinaria, ganado, cosechas y negocios, con la excusa de prestarles protección y seguridad. Ese pago no era voluntario. La población fue relacionándose de manera cada vez más estrecha, y principalmente por razones económicas, con las FARC, el ELN y las FBL/FPLN, quienes se erigieron en la autoridad y el poder.

Después del enfrentamiento entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y el Décimo Frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre marzo y abril 2021, que dejó 16 militares muertos, sin que se sepa la cifra de las bajas que tuvo la guerrilla, la estrategia de la institución castrense venezolana se revela apenas iniciándose el años 2022; el ELN y la Segunda Marquetalia, con apoyo logístico de la FANB, enfrentaron al Décimo Frente y a otras disidencias de las FARC, lo que causó una batalla feroz, a lo largo y ancho de la franja fronteriza, que dejó numerosos guerrilleros muertos y heridos, así como civiles desplazados.

La novedad revelada en la batalla que sacó a las disidencias de las FARC de parte importante del territorio del municipio Páez del estado Apure, es la actuación conjunta de funcionarios de la Fuerza Armada con los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el reducto que queda de la segunda Marquetalia.

 

Compartir
Traducción »