Gerónimo Figueroa Figuera: A 30 años del paro de prensa de 1992

Compartir
 

 

El pasado 25 de Febrero de este 2022 se cumplieron 30 años del paro de prensa realizado el 25 de febrero de 1992, en ese sentido es necesario refrescar esos episodios para poner en su justo lugar lo ocurrido antes, durante y después de esos acontecimientos que marcaron un episodio, porque en los últimos tiempos hemos visto en Venezolana de Televisión, canal 8, secuestrado por el chavomadurismo, como algunos individuos intentan cambiar la historia como lo han hecho en estos 22 años para adaptarla a sus propios intereses.

Todo comenzó después del sangriento intento golpe de estado el 4 de febrero de 1992 cuando un grupo de militares encabezados por los tenientes coroneles Hugo Chávez, Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Miguel Ortiz Y Jesús Urdaneta, intentaron acabar con la democracia venezolana, asesinar al presidente constitucional Carlos Andrés Pérez en el Palacio de Miraflores y a la familia presidencial en la residencia de la Casona en Caracas. Estos militares golpistas que violaron la Constitución Nacional que un dia juraron defender hasta con su vida, durante esos acontecimientos provocaron mas de 300 asesinatos entre civiles y militares que nunca pagaron porque Caldera al llegar al poder por segunda vez sobreseyó el caso.

Después de controlada la situación y los golpistas fueron derrotados y hechos prisioneros por los militares leales a la Constitución Nacional, el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez para apagar algunos focos que quedaron prendidos, decretó un estado de emergencia que incluyó una censura previa en los medios de comunicación, por cuanto desde alguno de ellos estaban transmitiendo mensajes incitando a la desestabilización de la democracia. Pero algunos de los encargados de la censura se excedieron negando la publicación de noticias de familiares que pedían se respetara los derechos humanos de los golpistas a pesar que estaban bien cuidados en el Cuartel San Carlos. Sin embargo, estos golpistas el 4F no respetaron esos derechos cuando fusilaron militares que se opusieron al golpe y civiles que nada tenían que ver con lo que pasaba.

Fue cuando un sector del gremio periodístico encabezado por el secretario general del CNP-Caracas Francisco Solorzano y su suplente Juan Barreto comenzaron a plantear una huelga indefinida de prensa en apoyo a los golpistas y al mismo tiempo respaldando el discurso del senador vitalicio Rafael Caldera pronunciado en el Congreso Nacional justificando el intento de golpe del 4F. Solorzano y Barreto llevaron el planteamiento al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, organismo que tenía el control sindical en los medios de comunicación social, siendo aprobada por los tres votos del grupo Cuartilla (Causa R-PCV) dos de Prensa Libre (MAS) pero los dos votos del grupo gremial Telescopio (Independientes, AD y Copei) votaron contra la moción presentada por la representación del CNP-Caracas que planteaba una huelga de prensa indefinida.

En ese momento la representación del grupo gremial Telescopio votó en contra por considerar que con esa huelga se buscaba desestabilizar mas la democracia que ya venía bastante golpeada por una campaña abiertamente por un periódico de circulación nacional y una televisora de largo alcance. Como representante del grupo gremial Telescopio pedí que se modificara la proposición y en vez de hablar de huelga indefinida se hablara de un paro por 24 horas y así nosotros la apoyaríamos. Esa modificación no fue posible y los que defendían a los golpistas impusieron la mayoría.

 

Sin embargo, el hecho de que la directiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa aprobara por mayoría (5-2) no garantizaba parar el trabajo en los dos grandes bloques periodísticos, la Cadena Capriles y el Bloque de Armas, porque los representantes de esa mayoría en la directiva del SNTP no tenían control sindical en esos bloques. Para la época en las últimas elecciones gremiales en la Cadena Capriles de cada 10 votos 9 fueron para Telescopio y en el Bloque de Armas de 10 votos 7 fueron para Telescopio, lo cual significaba un apoyo para nuestra fórmula que no utilizaríamos para desestabilizar la democracia como querían los golpistas. Sin embargo, antes que llegara el dia acordado para la huelga de prensa los directivos del CNP-Caracas que apoyaban a los golpistas enviaron varias veces delegaciones para que hablaran con este servidor para que cambiara de parecer, pero mi respuesta siempre fue la misma, “Paro de prensa por un dia en defensa de la Libertad de Expresión”.

Pero faltando dos días para la hora cero como la llamaban los que estaban en la onda de la “huelga indefinida”, apareció en el SNTP una señora que dijo llamarse Helena Frías de Chávez, madre del golpista número uno. Les confieso que cuando vi a la señora con el rostro agotado por el cansancio y la falta de dormir bien, me trasladé inmediatamente a la imagen de mi madre cuando no dormía por nuestra causa al no llegar temprano en la noche a casa. La señora me dijo que había ido a varios periódicos y emisoras pero no le habían publicado nada. Le respondí a la señora Elena  que nosotros no podíamos hacer huelga para desestabilizar la democracia. Ella me dijo que lo único que quería era que le publicaran en los medios pidiendo respeto para la vida de su hijo.  Le dijimos que haríamos unas llamadas para ver que podíamos lograr.

Media hora después que la señora Elena abandonó las instalaciones del SNTP recibí la visita de Francisco Solorzano y Kico Bautista y me dijeron que estaban de acuerdo con que el paro fuese por un dia y en defensa de la libertad de expresión. Les dije, “manos a la obra”, y comenzamos a llamar a los delegados de la Cadena Capriles y el Bloque de Armas para organizar el paro de prensa por 24 horas. El paro fue un éxito, pero luego se produjeron algunos despidos en el diario El Nacional que incluyeron a Francisco Solorzano, y cuando hablamos con algunos directivos de ese periódico, nos informaron que se habían presentado conatos de paro mas allá de las 24 horas. O sea, según esos directivos, querían seguir con el paro. Solorzano aunque era Secretario general del CNP-Caracas, no tenía fuero sindical, además era empleado de confianza al ocupar el puesto de jefe de fotografía en ese periódico y le pagaron doble de acuerdo a la ley.

@lodicetodo

 

Compartir
Traducción »