Gabriela Garreau: Tres estrategias para vencer el burnout o agotamiento

Compartir

 

Gracias a la realidad en la que vivimos desde hace unos años, los humanos estamos experimentando niveles altísimos de estrés y agotamiento .Las demandas que se nos presentan en el ámbito laboral continúan en aumento, mientras nuestra capacidad de responder sigue siendo la misma. Si te sientes así podría ser que estés experimentando el síndrome de burnout. Afortunadamente, existen estrategias que podemos utilizar para contrarrestarlo y en este artículo discutiremos algunas de las más eficientes.

El síndrome de burnout es  un fenómeno ocupacional, en el que la persona se siente constantemente exhausta de manera física, mental y emocional. Las demandas del trabajo son tan altas que la persona siente que nunca logra alcanzar los resultados esperados. Es tan peligroso que algunos países lo  reconocen como una condición médica y prescriben tiempo de descanso fuera del trabajo para los afectados.

La primera estrategia para contrarrestar el burnout es establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal.  A muchas de las personas con este síndrome les cuesta terminar de trabajar a la hora en que su horario lo establece. Continuamente hablan de trabajo y comienzan a traer su vida personal al campo laboral. El establecer límites nos permite dejar el trabajo en el horario laboral y disfrutar de nuestro tiempo personal.  Esto disminuye la posibilidad de afectar nuestras relaciones familiares y de amistad lo que nos protege de sentirnos aislados.

Cuando volvemos a disfrutar de nuestras familias y seres queridos al 100% podemos pasar a la segunda estrategia. Concéntrate en encontrar cosas que disfrutes de tu trabajo. El burnout disminuye en situaciones en que el trabajador se siente feliz y energizado al ir a trabajar. Esto se logra generando vínculos positivos con tus compañeros de trabajo y discutiendo con tus superiores sobre sus expectativas versus lo que eres capaz de lograr. En algunos casos es necesario entrenarnos más para el rol que estamos cumpliendo o discutir con nuestros superiores sobre la realidad práctica del rol.

La segunda etapa toma tiempo pero es la base que hará que puedas volver al trabajo disfrutando lo que haces y sintiéndote motivado. Finalmente, es importante recordar que la recuperación debe ser profunda. Es decir, debes analizarte y considerar qué cambios debes hacer a nivel emocional, físico, mental, ambiental y social. Cuando experimentamos burnout todas las áreas de nuestra vida se ven afectadas de una manera u otra. Debemos sanar cada una de estas áreas para volver a estar en balance.  Por esto, el tercer paso es buscar ayuda de un profesional si vemos que el burnout es crónico y nos está afectando física y emocionalmente.

En resumen, el burnout se produce cuando nuestros esfuerzos en el trabajo no logran los resultados previstos. Para contrarrestarlo es importante evaluar nuestra relación con el trabajo y qué podemos hacer para disfrutarlo nuevamente. A su vez, se trata de balancear nuestras habilidades versus las demandas de nuestros superiores. Y finalmente reconocer cuando nos está afectando a nivel físico y mental lo suficiente como para buscar ayuda profesional.

Coach Nutricional Precision Nutrition Certified – Instagram y TikTok @gabylikesnutrition

 

Compartir
Traducción »