Julio Escalona: Venezuela y Cuba, esperanza y lucha

Compartir

 

Este 1 de enero de 2022 celebramos conjuntamente con Cuba la entrada en la Habana de Fidel Castro y el Che Guevara comandando el ejército revolucionario, lo que dio inicio a un gran proceso de cambios en la región latinocaribeña. El surgimiento de nuevos tiempos que experimentaron derrotas y pequeñas victorias hasta la gran victoria a través de un nuevo proceso de cambios, encabezado por el presidente Hugo Chávez, que avanzó desde Venezuela y en toda América Latina y el Caribe, encabezado también ese movimiento por Fidel Castro (Cuba), Lula da Silva (Brasil), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador) , Néstor Kirchner (Argentina), Fernando Lugo (Paraguay), Daniel Ortega (Nicaragua), Manuel Zelaya (Honduras), Ralph Gonsalves (San Vicente y las Granadinas), que si bien fueron presidentes de determinados países, su influencia e impacto fue continental, incluso mundial, particularmente para Hugo Chávez y Fidel Castro.

Este espíritu latinocaribeño, aun cuando algunos de esos líderes ya no están, ha permanecido invencible y renace permanentemente, en mayor o menor grado, pero no va a desaparecer. Más bien, constantemente tiende a renacer y a jugar papeles de vanguardia.

Nicolás Maduro desde Venezuela realiza una labor latinocaribeña e internacional manteniéndose como líder siempre dando la cara, respondiendo medida por medida. Lo que moraliza al pueblo venezolano. Otro tanto hace el presidente de la heroica Cuba, Miguel Díaz-Canel, siempre desde Cuba nos llega una radiante luz de libertad.

Así reseña Telesur este hecho histórico: “A bordo de un tanque, Fidel y el Che entraron a la capital cubana acompañados por 1.000 luchadores y miembros de la Columna 1 ‘José Martí’ del Ejército Rebelde, que había hecho inaccesible la Sierra Maestra para los soldados de la tiranía. Encabezaban la Marcha de la Victoria, colofón de la Caravana de la Libertad que había partido desde Santiago de Cuba seis días antes y que fue secundada multitudinariamente por el pueblo cubano, en una gesta tan inolvidable como histórica.” Palabras de Fidel ese día:

“Este es un momento decisivo de nuestra historia. La tiranía ha sido derrocada. La alegría es inmensa. Sin embargo, queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será fácil, quizás en lo adelante todo será más difícil.

 

Compartir
Traducción »