Gerónimo Figueroa Figuera: El chavismo no entregará la gobernación de Barinas

Compartir

 

Con la renuncia de Argenis Chávez a la gobernación y posteriormente a la candidatura, obligado por Nicolás Maduro y el G2 cubano para tratar de lavarle el rostro al fraude que quedó al descubierto con todas las maniobras realizadas después del proceso electoral del 21N, donde utilizaron al TSJ y al CNE maduristas, así como a un general de cuatro soles y jefe de una REDI, para esconder los números que no salieron en Barinas como estaba previsto de acuerdo al fraude montado en todo el país, después que el presidente del CNE madurista, Pedro Calzadilla, anunciara la noche del 21N que el virtual ganador con números irreversibles era Argenis Chávez.

En vista que una mano pelúa, sin ninguna duda,  jurungó el tablero para descuadrar el resultado final en Barinas el 21N, un general de cuatro soles, comandante de una REDI, que solo recibe órdenes de Vladimir Padrino López y de Nicolás Maduro, secuestró varias actas para trancar el conteo, y al mismo tiempo Adolfo Superlano (no es familia de Freddy Superlano pero si da muestras de ser aliado del chavomadurismo) introdujo un recurso en el tsj de Maduro donde en dos horas decidieron anular el proceso porque Freddy Superlano estaba inhabilitado y al mismo tiempo el cne también de Maduro sin mucho rodeo convocaba elecciones para el 9 de enero 2022 y los “opositores” sin protestar comenzaron a seleccionar candidatos para participar. Cuando un ciudadano por alguna razón rompe el papelito del voto, inmediatamente le aplican arresto por delitos electorales, pero a este general de cuatro soles que secuestró las actas y se las llevó para su casa, nadie dice nada, ni siquiera los que dicen llamarse opositores.

Como ha sido costumbre después de las parlamentarias de 2015, la abstención fue la ganadora con más del 75% en las fraudulentas regionales y municipales el 21 de Noviembre 2021, donde Maduro se cogió 19 gobernaciones y asignó tres como premios de consolación a quienes se prestaron para validar el fraude electoral. La de Zulia con Manuel Rosales y Cojedes con Alberto Galíndez para la MUD, mientras que la de Nueva Esparta fue asignada a un nuevo partido llamado Fuerza Vecinal que postuló a un exadeco que ha sido gobernador varias veces y con muchos kilometrajes recorridos en política, o sea, no es tan nuevo como aparenta ser el partido que lo postuló.

En materia de gobernaciones hay que recordar que en 2017 a la MUD por su participación en el fraude le asignaron cuatro gobernaciones: Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta. Ninguna de esas gobernaciones fueron reasignadas a la MUD el 21N, tres se cogió Maduro y Nueva Esparta como ya dijimos fue asignada al nuevo partido político llamado Fuerza Vecinal con el exadeco Morell Rodríguez a la cabeza. Con la del Zulia no hay dudas que Nicolás Maduro busca ir creando desde ya su “próximo contendor opositor” para las presidenciales del 2024, de las que tanto hablan en la MUD, la mesita de Claudio y Timoteo, los alacranes y en el nuevo partido Fuerza Vecina.

No hay dudas que en el fraude del 21 de Noviembre 2021, en lo relativo a los resultados de Barinas alguien internamente en eso que llaman revolución chavista metió las manos y alteró la vaina, por eso Nicolás Maduro y el G2 cubano tratarán de adornar el triunfo del chavismo en las elecciones del próximo 9 de Enero en la gobernación de Barinas aplicando algunas tácticas externas para que la gente las vea y tratar de convencer que el triunfo se deberá a esas estrategias y no a los números que programan en las maquinitas de casinos.

Y como para la familia Chávez la gobernación de Barinas es como un derecho adquirido desde que el resentido social que en mala hora para Venezuela nació en Sabaneta de Barinas, impuso al maestro de primaria Hugo de los Reyes Chávez (su padre) y posteriormente vino Adán Chávez y luego Argenis Chávez, este último fue obligado por Maduro y Diosdado a renunciar a la gobernación y posteriormente a la candidatura, como paso previo para ofrecerle el coroto a las hijas del resentido social, pero como ninguna acepto porque donde viven en este momento están muy cómodas, Maduro “designó” para ese cargo al exministro y marido de una de las infantas, Jorge Arreaza, para que la vaina continúe en familia.

Seguidamente, como el comunismo no da nada gratis sino que espera el momento para cobrar facturas, Maduro y Diosdado siguiendo el guión elaborado por el G2 cubano, ordenaron a Claudio Fermín y a Adolfo Superlano (no es familia de Freddy pero presuntamente colaboracionista del chavomadurismo) inscribirse como candidatos a la gobernación de Barinas, quienes tendrán como misión competir contra Sergio Ramírez, candidato de la MUD, y después del 9 de Enero 2022 veremos en las redes sociales los francotiradores cómplices de Fermín, Adolfo Superlano y Sergio Ramírez, diciendo que la oposición sacó  más votos pero por ir divididos se perdió un espacio que “estaba facilito”.

Sin pretender ser matemático porque soy es periodista, pero aplicando un poco de lógica: Si Maduro, según las encuestas serias, dicen que es rechazado por más del 90% de los electores, y si la abstención golpea más al chavismo que a los sectores opositores, entonces los números del 21 de Noviembre y hacia atrás, hasta las elecciones de 2017, deberían reflejar ese mismo rechazo para los candidatos de Maduro. Sin embargo, en las regionales del 21N y más atrás, hasta después de las parlamentarias de 2015 no ha sido así, los resultados no los producen los electores con su participación, sino que los números los maquillan las maquinitas de casino en la sala de totalización.

Altamente demostrado que las elecciones con Maduro usurpando el poder no son limpias ni creíbles. Es necesario un reajuste en la dirección de la oposición con otros actores más coherentes que generen nuevas estrategias para terminar con la usurpación, montar gobierno de transición, libertad de los presos políticos, regreso de los compatriotas que están en el exterior para comenzar entre todos a reconstruir nuestro país y convocar elecciones libres.

@lodicetodo

 

Compartir
Traducción »