Evergrande deberá demoler 39 edificios de un resort de lujo en China

Compartir

El mega proyecto de Evergrande en Danzhou

 

El desarrollador más endeudado de la industria inmobiliaria mundial está de nuevo en problemas. Las torres de Ocean Flower Island estarían mal construidas y violarían la ley de planificación urbana

Evergrande, una desarrolladora inmobiliaria china con problemas que enfrenta una deuda de 310.000 millones de dólares anunció el martes que recibió la orden de demoler un complejo turístico de 39 edificios en un nuevo golpe a sus finanzas.

Evergrande Group no dio ninguna explicación, pero los informes noticiosos dijeron que el gobierno de Danzhou, una ciudad en la provincia sureña de la isla de Hainan, descubrió que estaba mal construida y violaba la ley de planificación urbana.

La lucha de Evergrande para cumplir con las restricciones oficiales más estrictas sobre el uso de dinero prestado por la industria inmobiliaria de China ha generado temores de un posible incumplimiento y una crisis financiera. Los reguladores chinos han tratado de asegurar a los inversores que se puede contener cualquier impacto potencial en los mercados financieros.

Los economistas dicen que Beijing puede mantener los mercados crediticios chinos funcionando normalmente en caso de incumplimiento de Evergrande, lo que parece cada vez más probable. Sin embargo, dicen que los líderes chinos quieren evitar enviar una señal incorrecta al organizar un rescate en un momento en el que intentan obligar a las empresas a reducir los crecientes niveles de deuda.

Evergrande solicitó el lunes que se suspenda la negociación de sus acciones en Hong Kong. El comercio se reanudó tras el anuncio del martes, ganando un 7,6 por ciento.

La compañía no dio indicios de la posible pérdida por la demolición de los edificios en Ocean Flower Island. Dijo que otros edificios de la isla no se vieron afectados por la orden.

Evergrande, el desarrollador más endeudado de la industria inmobiliaria mundial, advirtió el mes pasado que podría quedarse sin efectivo para mantenerse al día con los pagos de la deuda y otras obligaciones.

La compañía dice que tiene 2,3 billones de yuanes (USD 350 mil millones) en activos y 2 billones de yuanes (USD 310 mil millones) en deuda, pero ha tenido problemas para vender activos lo suficientemente rápido como para mantener los pagos a los tenedores de bonos. La construcción de algunos proyectos se suspendió temporalmente después de que los contratistas se quejaran de que no se les pagaba.

El anuncio del martes dijo que los compradores en 2010 firmaron contratos para comprar propiedades por un valor total de 442 mil millones de yuanes (USD 70 mil millones).

Beijing endureció las restricciones a los desarrolladores el año pasado en una campaña para frenar el aumento de la deuda corporativa que se considera una amenaza para la estabilidad económica. El gobernante Partido Comunista ha hecho de la reducción del riesgo financiero una prioridad desde 2018.

La orden del gobierno de Danzhou decía que el proyecto de Evergrande violaba una ley nacional de planificación urbana. Dijo que el gobierno organizará la demolición si la empresa no actúa.

Las autoridades dictaron la medida para una parte del desarrollo al señalar que las estructuras fueron construidas sobre un archipiélago artificial, según medios chinos.

El gobierno de Hainan ordenó una investigación el año pasado de Ocean Flower Island, un complejo de hoteles, un parque de diversiones y otras instalaciones, según informes de prensa. Dijeron que se revocaron algunos permisos de construcción y se impusieron multas de 215 millones de yuanes (USD 34 millones) por infracciones de planificación y construcción.

AP y AFP

 

Compartir
Traducción »