Pedro R. García: La inteligencia artificial, y la superación de lo humano

Compartir

 

Tengas la idea que tengas acerca de tu vida, incluso acerca de su significación con respecto a lo eterno, de la muerte no te escapas con palabras, no transitas hacia lo eterno por la ruta del discurso y de un solo aliento, todos han debido callar. Soren Kierkegaard / Tres discursos para ocasiones supuestas. Junto a una tumba / 1845).

Ubicando algunas pistas…

A partir del método de anticipación política aplicada por el GEAB revela que las tendencias a largo plazo son fuertes corrientes submarinas en el que los pronósticos a corto plazo por lo general evolucionan. Así, cuando intentemos comprometernos a anticipar principalmente fases de la crisis en el horizonte de varios años, hay que tomar en cuenta estas macro-proyecciones estructurales. Por ejemplo, el derrocamiento del defendido todavía del uso petróleo como fuente de energía ultra-dominante ignorando que hay una macro-tendencia que permitió anticipar su caída de los precios a corto plazo y su dificultad para su recuperación a medio plazo. Otro ejemplo: la fuerza de la zona euro en el corazón de una titubeante UE ya igual se vaticinó a largo plazo la opinión de que Grecia no saldría de la zona euro. Para dar un tercer ejemplo, conclusión casi que por consenso de algunos refrendados analistas sobre la naturaleza estructural de la deflación viene del reconocimiento de la revolución de los métodos de producción inducida por Internet y el extenso proceso de desintermediación. Hoy en día, hay un innúmero de intentos serios de reflexión sobre la revolución tecnológica que estamos viviendo, lejos de tener todavía conclusiones, mientras se experimenta fases aceleradas. En la inteligencia artificial, y la robótica… todos conducen a un arranque fundamental del que está ausente aislado ausente el debate político a pesar de su potencial impacto social. Estas transformaciones (las premisas que ya están aquí) producirá un impacto complejo después de una o dos décadas, por lo que aún hay tiempo para analizar racionalmente sus consecuencias, sin mostrar pánico en cuanto a sus perspectivas de evolución extrema. Es aventurado hacer un ejercicio de anticipación común en esta época, sino más bien un reflejo, la intención de ayanar el camino para los debates políticos necesarios y urgentes. En este sentido, quienes insisten en este propósito puede parecerle gaseoso, habrá que dar un giro a veces es necesario un shock para lograr el diálogo. Algunos creemos que sólo se trata de identificar los cambios probables o inevitables, las oportunidades que encarnan o las amenazas que representan para nuestra sociedad. Como veremos, estas simpatías no son más que la consecuencia lógica de la internetisacion y la interconexión humana, lo que yeva naturalmente a la siguiente etapa del “hombre mayor” y correr el riesgo (si no somos lo suficientemente cuidadoso) de no termine transformado en un “individuo obsoleto”. Un modelo social ya sacudido muchas veces, especialmente en el GEAB (diciembre de 2015) cuando se disputó acerca de las causas de múltiples sectores de la crisis actual: el impacto de Internet en nuestra sociedad es enorme e ingenuamente subestimado por la sociedad por los calificados “célebres” pedagogos, igual los medios de comunicación, redes en general y el “liderazgo político. Esta es sin duda una transformación radical de todos los modelos económicos y sociales: “Comenzó lentamente, con la informatización, la automatización y la robótica. Nadie pareció reaccionar cuando un polo de toda la economía tradicional desapareció, y esto fue seguido por la economía digital, “virtual”, y luego por la de compartir, la economía solidaria, el comercio, el trueque. Todo esto ha sido posible, en gran escala, gracias a Internet. […] “Menos intermediarios, trabajo repetitivo yevada a cabo ahora por robots, la reorganización mediante conocimientos de informática, una economía de apoyo y asistencia de los circuitos tradicionales, menos recursos utilizados gracias a la economía virtual: no es de extrañar que los modelos basados ​​en el crecimiento y la mano de obra ya no valiosos, y la pandemia del COVID-19, vino a yevarse por delante las pocas resistencias violentando acuerdos y legislaciones. El papel del liderazgo que debe ser el de anticipación es asimilar el futuro de esta particularidad, ya que lo que observamos es una aceleración que será prolongada e incesante. La pregunta es ¿si al final del camino hay una pared, un precipicio, una montaña o una nueva dimensión?… porque no podemos esperar para los próximos 10 años “. Esto posiblemente es la frase que aparece con mayor frecuencia después del éxito de la AlphaGo software hecho por Google, Hay que admitir que el mencionado éxito no es comparable a la de IBM Deep BLUE, que causó un gran revuelo en 1997 al derrotar a Kasparov en ajedrez. Mientras que Deep Blue ejecuta un algoritmo dedicado exclusivamente al ajedrez, con una potencia de cálculo inmejorable, AlphaGo utiliza métodos de inteligencia artificial mientras se aprende de los partidos de grandes maestros. En otras palabras, este software encontró su propia manera de jugar, mientras que Deep Blue fue estrictamente codificado por los seres humanos. Aunque, obviamente, Google ha hecho una máquina extraordinariamente poderosa (como IBM en su tiempo), hay una diferencia fundamental: la máquina empieza a ser “inteligente”, en axiomática medida. Por otra parte, en cambio, estas evoluciones, sin duda, de ser capaces de alimentar los desarroyos actuales en el sector de la inteligencia artificial. A este respecto, es de gran (y sorprendente importancia9 no perder de vista en qué medida AlphaGo ha “progresado” entre octubre de 2015 y diciembre de 2021. Después de su victoria contra una “segunda clase”, los comentaristas de acuerdo en que estos partidos fácilmente podrían haber sido ganado por los mejores jugadores. Sin embargo, durante sus primeros tres juegos [entre el 9 y 12 de marzo en contra de Lee Sedol (considerado como uno de los mejores jugadores del mundo), la máquina ha vencido a los humanos en tres ocasiones. Si se hace una analogía a los jugadores humanos, que sería como Fan Hui había elevado su nivel de juego en cinco meses hasta el punto de convertirse en campeón del mundo. AlphaGo seguro alcanzara más victorias después del partido en contra de Lee Sedol, lo que seguro impulsara la impresionante evolución de la inteligencia artificial. La bataya en la dura competencia, que suma miles de miyones de dólares, entre las grandes empresas en este dominio (Google, Apple, Facebook, Amazon, IBM, WhatsApp, Instagram, Tik Tok, Tesla, refleja sus primeros resultados. El alto rendimiento de los mejores equipos, 1960-2020. Fuente: AMD. Cuando la combinación de este extraordinariamente rápido desarroyo de la inteligencia artificial y el progreso técnico de sensores y robótica, se han obtenido máquinas (robots, vehículos,) capaces de evolucionar de forma individual en entornos desconocidos y cambiantes. La escalada es impresionante en este dominio, y no es posible que se detenga aquí. El último robot “humanoide” fabricado por Boston Dynamics (otra filial de Google, (Alphabet la empresa dueña de Google, por cierto) parece señalar un punto de ruptura de una máquina que empieza a hacer todo lo que se espera de un robot “real”. Por otra parte, el vídeo de demostración (en la que vemos la máquina ser acosado por un ser humano) viene con muchos comentarios de compasión por el robot empujones: esto es un indicador interesante de la aceptabilidad de estas máquinas entre los seres humanos. Para darle una mejor perspectiva de esto, incluso antes de que estos resultados confirman una aceleración tecnológica sin precedentes en esta área, los investigadores estimaban que un equipo de robots humanoides sería capaz de vencer al mejor equipo de fútbol humano en 2050. Esto quiere decir que antes de 2050, los robots se moverán mejor y “pensarán” mejor que nosotros (y para este último no habrá necesidad de esperar a 2050). la aceleración tecnológica nos sugiere que el objetivo se logrará antes del 2040 … y que, a partir de 2030, probablemente tendremos robots que a pesar de que, sin duda sin jugar el balón, así como Lionel Messi, será capaz de realizar tareas esenciales de la vida cotidiana. Por ejemplo, podemos mirar hacia la alianza franco-japonesa para proporcionar Airbus con robots humanoides versátiles, capaces de trabajar entre los humanos en el espacio reducido de cabina de los aviones. Con el resultado capaz de tal proeza, sin duda se reveló que serán útiles en muchas otras situaciones, de igual forma.

¿Pensamos todavía que somos insustituibles?

Algunos piensan que solo nos sustituirán en el trabajo manual “básico”.

Veamos es posible ejemplo: El Sr. X es un médico con diez años de estudios de posgrado, buena remuneración, y una muy buena oficina. Él no ha oído hablar de Watson, sin embargo, el software de IBM que ganó el juego Jeopardy en 2011 y poco cambió a la medicina. Ahora es probable que esté ofreciendo el mejor diagnóstico médico en el mundo, es decir, superior que lo que los médicos pueden ofrecer (se las arregló para diagnosticar el cáncer mejor que los seres humanos, en cualquier caso). En diez años, el trabajo del Sr. X sólo será una cuestión de pedir un sistema experto automatizado para el diagnóstico, un procedimiento mejor que él mismo, una similar a Watson. En quince años, la mitad de sus pacientes va a hacer lo mismo, por sí mismos, el uso de Internet, sin dejar la comodidad de su sofá. Afortunadamente, este es el año de jubilación del Sr. X. Será reemplazado por un trabajador social que da la bienvenida a los pacientes sólo para mantener un mínimo de contacto humano, y es un académico con un doctorado en química (sobre-educado), lo suficientemente briyante para haber obtenido un puesto de investigación-profesor. Dado que es muy difícil hoy en día para publicar artículos en las mejores revistas, afortunadamente, él puede centrarse en sus horas de enseñanza. Pero esto sería olvidar el desarroyo de MOOC (Massive cursos en línea abiertos): para cada disciplina y en cada nivel, sólo los tres mejores campos del mundo sobreviven y son seguidos por miyones de estudiantes. Ya Sra. Y, no es rentable, por lo que es despedida y se a cada momento se cierran escuelas en universidades. Fuente: Edsurge. ¿Ingenieros? Serán pronto reemplazados por un nuevo software capaz de hacer el mismo trabajo mejor y más rápido. ¿Los comerciantes? Igualmente. ¿Asistentes de venta? Quizás estos puedan sobrevivir un poco más de tiempo, pero las compras realizadas en línea crecen exponencialmente, además precipitado por el virus COVID-19.

¿Las guías de turismo? Están siendo reemplazados por los teléfonos inteligentes, igual los ¿Traductores? Ídem. Y así podríamos seguir nombrando más, sin parar. La mayoría de los trabajos de habilidad exigente por lo tanto no son más seguros que los trabajos de base: ¿los cajeros en los supermercados? Esto ya es un trabajo obsoleto. comercio local? Canibalizado por las redes. ¿Los trabajadores de las fábricas y almacenes? Robotizado. chefs de los restaurantes? Robotizado. ¿Taxistas? Google- sustituido por vehículos automáticos, ¿Constructores? Robotizado o innecesario, gracias al tayer de construcción pre-montaje. En realidad, es difícil pensar en un trabajo que es seguro, excepto la de un psicólogo, debido a la sensación general de un futuro hombre “inútil” que probablemente prevalecerá en nuestra mente. Pareciera una broma de mal gusto, los puestos de trabajo más “seguros” posiblemente serán aqueyos relacionados socialmente, al menos hasta que los robots sean aceptados, así como los seres humanos, socialmente hablando.

Robots, lo suficientemente versátil como para las tareas mencionadas anteriormente, probablemente yegarán dentro de 10 a 15 años. coches automáticos estarán en nuestras carreteras algún tiempo antes. Software experto, mejor que los seres humanos, ya existe e invade cada vez más sectores. Las tecnológicas continúa diezmando industrias enteras. Esto es lo que nuestra sociedad se verá en 2030, sin duda diferente de la que actualmente vivimos hoy, todo ralentiza el maratón inexorable hacia un mundo robótico: Queda una ventaja que el costo de los robots es y seguirá siendo prohibitivo, pero debido a que el coste de los seres humanos, con la crisis y los problemas de desempleo actuales y futuras, es tan baja que todavía permanecen ocupando más puestos de trabajo que los robots, incluso si estos últimos son disponibles 24 horas, sin quejarse nunca o amenazando con huelgas.

¿La sociedad actual podrá ser capaz de hacer frente a este choque?

Seamos honestos: la respuesta es, sin duda, “no” mientras el enfoque político, se mantenga solo con el foco únicamente del crecimiento del PIB, y el desempleo, y nuestros “líderes” sigan sin atreverse a discutir la actual “una nueva ideología de trabajo”. Podríamos pensar que nos quedan sólo veinte años a lo sumo, antes de una drástica transformación de nuestro modelo social, dos décadas para concebir un nuevo modelo, ya no basado en el trabajo humano: es muy poco tiempo para una revolución. Para superar la barrera del sonido, varios intentos se han cobrado la vida de unos pocos individuos. Sólo que esta vez, en el caso de la robótica, no estamos hablando de un solo plano de vibración, sino de toda la humanidad. La turbulencia va a ser muy poderosa cuando nos acercamos al momento en que las capacidades de la máquina superasen totalmente los de los hombres. Pareciera paradójico, pero solo la literatura y el cine de ficción ofrecen la mejor reflexión sobre nuestro futuro posible de convivencia con robots. A partir de la criatura de Frankenstein que se escapó del control del creador en la novela escrita por Mary Shelley, y continuando con la guerra contra los robots de Terminator, así como el dominio de las máquinas en Matriz o el nacimiento de un robótica regulados y relativamente pacíficos y que obedezcan las tres leyes de la robótica en la obra de Asimov, vemos el telón de fondo de imágenes, esperanzas y temores acerca de esta revolución. Estos temores se reflejan también en las yamadas de personas conocidas como Stephen Hawking ya ausente, por cierto, confeso ser un asiduo televidente del cine de ficción, por cierto, hay una recién estrenada producción que estimula a pensar el tema, Dont Look UP, No miren arriba con Leonardo DiCaprio, pero es bastante más que un simple listado de estreyas: bajo su capa de espectáculo frenético y comedia satírica se esconde un auténtico misil, dirigido en múltiples direcciones para denunciar la cruenta guerra de intereses que, en último término, puede acabar con la humanidad. De la presidenta de los Estados Unidos (Street) a los medios que frivolizan las tragedias (Blanchett), pasando por la demente vulgaridad del mundo del espectáculo (Grande) o el mostrenquismo y la ignorancia pura y dura. Igual bataya encabeza Miklos Lukács a nivel continental y en el país nuestro agudo intelectual Joaquín Ortega, quienes exigen pidiendo vigilancia en estas cuestiones que podrían suponer una amenaza real para la humanidad, y los grandes impulsores sin diques morales ni legales: Elon Musk, Bill Gates (el más rico del mundo) Jeff Bezos (el creador de Amazon, Mark Zuckerberg (Facebook ahora Metaverso), Larry Ellison (el dueño de Oracle), Sergey Brin (la otra mitad de Google), Jack Ma (Alibaba), Steve Ballmer (de Microsoft al baloncesto), Michael Dell (fundador de D Pony Ma (Tencent, el gigante de China.

Consideraciones finales…

Curiosamente, el hombre ha buscado durante siglos para descubrir cómo escapar de las limitaciones de mano de obra, pero cuando por fin está a punto de liberarse, se siente completamente perdido. El grueso de nuestra sociedad se basa aún en eya. No es por casualidad que, en estos días, unas series de televisión y cine se centren en la anticipación como la serie yamada Trepalium describe una sociedad con un desempleo masivo (80%) que obligó a las autoridades a levantar un muro entre ocupados y desocupados. Sin aludir los temores de que las maquinas “inteligentes” podrían escapar de sus creadores como se presentan en diversas películas de ciencia ficción casi todas aterradoras …

Sin embargo, las promesas de no preocuparse como amenazas. En el lado de la mano de obra, que será el final de los trabajos laboriosos y poco gratificante. En el lado de los seres humanos, para bien o para mal, los hombres interconectados, nacidos en una era de Internet, a eyo lo refuerza el discurso “globalista que los presenta como se transforman gradualmente en los hombres “mejoradas”, con una especie de inteligencia y capacidades colectivas (tanto físico como intelectual) reforzada por la informática, robótica y la biotecnología, sin dejar de ser, al mismo tiempo, el fundamento de la unidad social. Esto es de alguna manera la yegada de los seres humanos “homo” connecticus, formando un hormiguero humano cuya inteligencia general se convierte en colectiva y trasciende la inteligencia individua”.

Sin embargo, los temores muy legítimos acerca de esta revolución tecnológica, su correlato con los problemas ambientales es notable. El enorme desarroyo de pesticidas desde 1945 es un ejemplo: riesgos para la salud, sirvió para impulsar el progreso de ayer, un avance que se volvió en contra de la salud de la población. Indaguemos el dato Fertilizantes consumo / hectárea, según los países, 1880-2020. (Fuente: Nuestro mundo en los datos). Lo mismo ocurre con la inteligencia artificial, la robótica y la plena interconexión de los seres humanos: se visualiza y con razón como una incontestable evolución, pero genera sospechas cuando se comienza a cuestionar el papel del ser humano. Sin trabajo y sin individualidad, el hombre puede convertirse rápidamente en una cosa desechable “inútil”, entre otras la revolución tecnológica también puede volverse un tema de severa aflicción de la salud mental de la población (en el mejor de los casos). Si en el tema del medio ambiente por lo general pareciera que hay una posibilidad de dar un paso atrás, nada de eso, es posible dentro de la revolución tecnológica en la que estamos infaliblemente inmersos. ¡A partir de 2025, y cada vez más a partir de entonces, se vaticina el surgimiento de un discurso político maniqueo con el objetivo de frenar esta carrera tecnológica, o incluso a la regresión de esta evolución … para enviar a todos a la mina! Lo mismo ocurrirá en cuanto a la ecología, ya que no habrá alocuciones razonables, pero si las más radicales basadas en el miedo. Estos son parte de los desafíos para la sociedad humana, hay un elemento alarmante que estos temas también serán utilizados por las sectas de todo tipo, que van a ver esto como la oportunidad de aterrar a las poblaciones que temen por la revolución tecnológica actual y sus perspectivas. Algunas personas ya hablan de singularidad tecnología, un concepto racional que no es totalmente desprovisto de interés intelectual, pero que es tan exagerada que evita toda posible la reflexión y aumenta el pánico. La intersección del ambientalismo en su versión radical (la contaminación se debe al exceso de población) y la inutilidad de los seres humanos también a yevado a poderosos grupos de presión e instituciones como (Alan Grensspan y Cristina Lagarde, Jefe de la Reserva Federal 16 años uno y Cristina Lagarde, Presidente del Banco Central UE y del FMI) que han planteado la disminución drástica de la demografía mundial. ¿Habrá campañas masivas de esterilización que se ofrecen a las mujeres para el año 2030? Este sombrío panorama no debe impedir que la gente piense, sino todo lo contrario. Dado que todavía hay tiempo para considerar razonablemente este novedosa singularidad, que es quizás uno de los más graves que la humanidad ha enfrentado jamás, se recomienda la rápida creación de grupos de concertados conglomerados ciudadanos, políticos, científicos, con especial énfasis en lo más entusiastas promotores del tema IA, filósofos, psicólogos y … ¿por qué no hasta los escritores de ciencia ficción, que tienes en cuenta desinhibidas posibles formas futuras para mantener a los seres humanos en el centro de nuestro futuro. Estos grupos de reflexión tendrán mucho trabajo por hacer: necesitarán para yegar a soluciones y reinventar un modelo social ya no basado en el trabajo y en individuos aislados … y también tendrán que asegurarse de que esta “revolución” tecnológica no se conviertan en “pánico” para la humanidad.

Nota de cierre: Un ejemplo es el de la Universidad de Edimburgo que presento un modelo que, con tres aspectos de una película (Audio/Video/Guion), fue capaz de armar un tráiler con los momentos mas importantes. El programa fue testeado con personas comunes, que en su mayoría de los casos prefirieron el modelo elaborado por la IA sobre el original.

Nos lo explica Sciencie News: Los xerorobots son los primeros que pueden tener “hijos”, quienes también se reproducen para dejar descendencia.

Los mismos pudiera copiarse a sí mismos son un paso significativo hacia sistemas que ya no necesitan de los humanos para operar.

“Este es un avance revelador y emocionante para los impulsores de la robótica de base biológica”. Así lo expreso Kristin Peterser, del área de ingeniería eléctrica e informática de la universidad de Cornell.

Esa engañosa palabra mañana mañana mañana, nos va yevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa. Shakespeare.

pgpgarcia5@gmail.com

 

Compartir
Traducción »