Gabriela Garreau: Cinco tips para que el 2022 sea tu año fitness

Compartir
 

 

Ya casi termina la temporada de navidad en la cual normalmente tendemos a ser indulgentes con la comida. Se dan muchas fiestas y reuniones familiares en las que se sirven bebidas  y  comidas más altas en calorías .Sin embargo, este es un buen momento para plantearnos metas nutricionales para el 2022 y comenzar los cambios que nos llevarán hasta ellas.  En este artículo les comparto algunos tips fáciles de aplicar para poder hacer del año que viene el más saludable y balanceado.

1- Es fácil continuar la fiesta mentalmente luego de pasar un mes entero de reunión en reunión. Para el año que viene un buen goal es reducir el consumo de bebidas alcohólicas, en particular aquellas que son altas en azúcares. Esfuérzate por no ingerir calorías líquidas innecesarias o vacías a menos que sea una ocasión especial.Cultiva el pensamiento de que no es necesario tomarse algo todos los días al terminar la jornada laboral. Finalmente, si vas a consumir una bebida alta en calorías balancea tu ingesta de azúcares y carbohidratos en las demás comidas.

2- Agrega más vegetales y verduras a tu dieta.  A la hora de preparar contornos para tus comidas del día a día  recuerda agregar vegetales y verduras. Piensa que tu plato debe verse lo más colorido posible. Y comienza tus comidas siempre consumiendo los vegetales, seguido de las proteínas y por último los carbohidratos. Evita cocinar los contornos con cantidades excesivas de aceite y mantequillas para evitar las calorías innecesarias.

3- Es hora de bajar el consumo de jugos y sodas y aumentar la ingesta de agua. Muchísimas personas están constantemente deshidratadas y equiparan el refresco al agua. Los refrescos, no sólo son altos en azúcares sino que el exceso puede contribuir a complicaciones médicas como la diabetes y los cálculos renales.

 

4- Trata de no mezclar carbohidratos simples con más carbohidratos simples. Evita acompañar tus comidas con panes y bollos. El llenar nuestras comidas de harinas simplemente suma calorías y aumenta la inflamación. Prefiere consumir proteínas de estar presentes y si sólo ofrecen carbohidratos intenta no mezclarlos (pasta + pan).

5- Desafíate a encontrar un ejercicio que te guste hacer. El que sea y haz un esfuerzo por mantenerte en movimiento. Una vez hayas descubierto un  tipo de ejercicio que te motive y dedícale al menos 30 minutos 4 días  a la semana. Si eres una persona sedentaria ve adaptándote poco a poco a este nuevo hábito y si ya estás activo aumenta tu régimen de entrenamiento.

Los consejos anteriores están diseñados para darte una dirección hacia un cambio de hábitos progresivo.  Si nos concentramos en balancear nuestra dieta durante todo el año podemos evitar tener que ponernos en régimen constantemente. Recuerda que el verdadero progreso se da al cambiar la manera en que nos alimentamos y generando una relación positiva con los alimentos.

 

Compartir
Traducción »