10 parrandas y aguinaldos venezolanos de ayer y hoy

Compartir

 

Los aguinaldos y las parrandas son géneros particulares dentro de la música venezolana, que están asociados a la Navidad y al nacimiento de Jesús. Se cantan grupalmente en las calles, en las casas o en las misas celebradas en esta época.

Mayela Schwartz

En este artículo te presentamos 10 de los más populares en nuestro país. Seguro recordarás alguno y podrás cantarlos con tu familia.

1. El niño criollo:

El popular aguinaldo que menciona las diferentes regiones de Venezuela, así como elementos importantes de nuestra cotidianidad. Su letra fue escrita por Isabel Herrera y su música por Luis Morales Bance.

Si la Virgen fuera andina
y San José de los llanos
el Niño Jesús sería
un niño venezolano.

Tendría los ojos negritos
quien sabe si aguarapados
y la cara tostadita
del sol de por estos lados.

Por cuna tendría un chinchorro
chiquito muy bien tejido
y la Virgen mecería
al Niño Jesús dormido.

El crecería en la montaña
cabalgaría por los llanos
cantándole a las estrellas
con su cuatrico en la mano

2. Niño Lindo:

Se ha convertido en una pieza emblemática de nuestra tradición musical, especialmente para la población infantil. Su autor se desconoce.

Niño Lindo
Ante Ti me rindo,
Niño Lindo,
eres Tú mi Dios (bis)

Esa tu hermosura;
Ese tu candor,
el alma me roba,
el alma me roba,
me roba el amor.

Con tus ojos lindos,
Jesús mírame,
y sólo con eso
y sólo con eso
me consolaré.

La vida, bien mío,
y el alma también,
te ofrezco, gustoso,
te ofrezco, gustoso,
rendido a tus pies.

De mí no te ausentes
pues, sin ti ¿qué haré?
Cuando tú te vayas
Cuando tú te vayas
haz por llevarme

3. El burrito sabanero:

Es un villancico venezolano que fue creado por el arpista y compositor venezolano Hugo Blanco para la temporada navideña de 1972.

Con mi burrito sabanero
voy camino de Belén,
con mi burrito sabanero
voy camino de Belén,

Si me ven, si me ven voy camino de Belén
si me ven, si me ven voy camino de Belén

El lucerito mañanero ilumina mi sendero,
el lucerito mañanero ilumina mi sendero

Si me ven, si me ven voy camino de Belén
Si me ven, si me ven voy camino de Belén

En mi burrito voy cantando,
mi burrito va trotando,
En mi burrito voy cantando
mi burrito va trotando

Si me ven, si me ven voy camino de Belén
si me ven, si me ven voy camino de Belén

tuki tuki tuki tuki, tuki tuki tukitá
da apurate mi burrito que ya vamos a llegar

Con mi burrito sabanero
voy camino de Belén
con mi burrito sabanero
voy camino de Belén

Si me ven, si me ven voy camino de Belén
si me ven, si me ven voy camino de Belén

El lucerito mañanero ilumina mi sendero,
el lucerito mañanero ilumina mi sendero

Si me ven, si me ven voy camino de Belén
si me ven, si me ven voy camino de Belén

En mi burrito voy cantando,
mi burrito va trotando,
En mi cuatrico voy cantando
mi burrito va trotando

Si me ven, si me ven voy camino de Belén
si me ven, si me ven voy camino de Belén

4. Corre Caballito:

Es uno de los clásicos venezolanos. Este aguinaldo anónimo guayanés fue dado a conocer por la agrupación Serenata Guayanesa.

Corre caballito, vamos a Belén
a ver a María y al Niño también;
al Niño también dicen los pastores:
que ha nacido un niño cubierto de flores.

El ángel Gabriel anunció a María
que el Niño Divino de ella nacería.
De ella nacería dicen los pastores:
que ha nacido un niño cubierto de flores.

Los tres Reyes Magos vienen del Oriente
y le traen al Niño hermosos presentes.
Hermosos presentes dicen los pastores:
que ha nacido un niño cubierto de flores.

San José y la Virgen, la mula y el buey
fueron los que vieron al Niño nacer.

Al Niño nacer dicen los pastores:
que ha nacido un Niño cubierto de flores.

5. Fuego al cañón:

Es una parranda clásica venezolana que anuncia la llegada de la Navidad. Su música y letra es de Oswaldo Peraza.

Fuego al cañón
Fuego al cañón
Para que repeten nuestro parrandon (bis)
Niño chiquitito
Niño parandero (bis)
Venga con nosotros
Hasta el mes de enero (bis)

Fuego al cañón
Fuego al cañón
Para que repeten nuestro parrandon (bis)
Esta casa es grande
Tiene cuatro esquinas (bis)
Y en en medio tiene
Rosas y clavelinas (bis)

Fuego al cañón
Fuego al cañón
Para que repeten nuestro parrandon (bis)

6. El niño del Ávila:

Con letra y música de Simón Díaz, este hermoso aguinaldo hace alusión a nuestro hermoso cerro, a Galipán, al verdor, a las flores y a la brisa.

Del Ávila viene un niño chiquitico
bien arropadito lleno de bondad
a los caraqueños le trae de la sierra
la brisa serena de la Navidad.

El Niñito baja
desde Galipán
viene con sus flores
y sus mil colores
para los regalos
que vienen y van.

La cruz encendida
brilla mucho más
y alumbra el camino
donde pasa el Niño
con sus aguinaldos
en la navidad.

Del pico más alto
de la serranía
con cuatro y maracas
baja hasta Caracas
viene con su madre
la Virgen María.

Van por Sabas Nieves
los caminadores
y encuentran al Niño
que con mil cariños
viene regalando
sus tiernos amores.

Con las manos altas
y con devoción
le estamos pidiendo
que venga sonriendo
y que en sus manitas
nos traiga el pregón.

7. Al llegar aquí:

Es una parranda de Edgardo Chirinos.

Al llegar aquí,
Me saco el pañuelo
Para darle a todos feliz año nuevo

Palomita blanca,
Paticas azules
Tú eres la que cantas por dentro´e las nubes

Me subí a tres tapias
Pá cogé un laurel
Pasen buenas noches marido y mujer

La Virgen María,
La flor purpurina,
Madre de Jesús allá en Palestina

Esta es la casa
Que yo les decía
Que al llegar a ella la puerta se abría

¿Qué fue del dichoso? ¿Quién? ¡Maravilloso!
Como San José
Que una vara seca la hizo florecer

Esta parrandita,
De nosotros cuatro
Aquí no se meten ni perro ni gato

Dame los pasteles,
Dámelos calientes
Que pasteles fríos avientan la gente

8. El Niño Jesús Llanero:

Es una emotiva canción creada por Simón Díaz, en donde se imagina un niño con alpargata de oro y cogollito blanco.

En mi conuquito
las flores de los campos
adornan su belleza
y brilla su esplendor.

Niñito llanero, indio soberano,
dámele cariño, dámele ternura
al venezolano.

Lindo pajarito que vive en el llano
desde tu piquito dale un pedacito
al venezolano.

Alpargata de oro, cogollito blanco,
no lo desampares, vuelve tu mirada
al venezolano.

Trompo serenito que baila en la mano,
bríndale la calma que tanto le falta
al venezolano.

9. De contento:

Del Siglo XIX, es uno de los más antiguos. Fue escrito por Rafael Izaza y rescatado, junto a otros, por Alejandro González y Fernández, Ricardo Pérez, Rogerio Caraballo y el Maestro Vicente Emilio Sojo.

De contento
voy cantando
al Dios Niño
celebrando (bis)

Himnos, himnos de alabanza.
Cantos, cantos de alegría.
En honor al niño que nos dá María (bis)

Cantos, cantos de alegría
Todos, todos dirijamos.
Al que está nacido,
al que tanto amamos (bis)

Eres, eres, oh Jesús.
Vida, vida y consuelo.
Verdad y camino,
que nos lleva al cielo (bis)

10. Cantemos, cantemos:

Su autor es anónimo. Sin embargo, la recopilación la realizó el maestro Vicente Emilio Sojo.

Cantemos, cantemos,
Gloria al Salvador.
Feliz Nochebuena,
Feliz Nochebuena
Feliz Nochebuena
Nos dé el Niño Dios.

Tú eres la esperanza,
tú la caridad,
tú eres consuelo
de la humanidad.

Divinos destellos
raudales de luz,
alumbran la cuna
del Niño Jesús.

Oh noche dichosa,
noche de esplendor,
noche en que ha nacido
nuestro Redentor.

Si te gustó este artículo compártelo en tus redes sociales y dale el gusto a tus familiares y amigos de que canten y bailen. Además, recuerda que en La Tienda Venezolana puedes encontrar todos los regalos que necesitas para estas Navidades.

La Tienda Venezolana

 

Compartir
Traducción »