Robert Alvarado: Blanca traiciona a los alacranes

Compartir

 

No existe una empresa en Colombia que le saque más dólares a Estados Unidos que nosotros, Los Narcotraficantes. Pablo Escobar.

¡Ah mundo, se cayeron con los kilos! Fue lo que atinó a decirme en Cocorote, Yaracuy, un gran amigo, a quien, por cariño, pero también con respeto, llamamos La Pajarota, quien desde que vio la especie noticiosa no sale de su asombro. No es el único, aunque mucha gente se lo suponía. Lo cierto es que el ostentoso tren de vida llevado por los alacranes empieza a cobrar sentido a la luz del decomiso de un cuantioso cargamento de droga en posesión de un individuo acreditado como Diputado de la Asamblea Nacional de Maduro, hecho que me recordó la letra de una canción de salsa   (https://youtu.be/-iLKjPJVRyk) que hizo época: “Blanca tu eres mala, y nuestro amor tendrá que terminar”, los diputados sobresaltados por ese hecho, entre quienes hay uno a quien le mataron un sobrino precisamente por esas andanzas, no le pararon, pero “esa Blanca es traicionera”.

“Me arrepiento, aunque es tarde”, dice la canción y más de uno de esos diputados, sobre todo uno que salió apelando a los principios de sus padres y la familia para escurrirse el bulto, cuando es sabido que su familia no sólo se corrompió, sino que también se prostituyó, empezando por el pater familias, que quizá en un próximo viaje haría lo mismo que el papá de Viloria, quien cayó preso con su hijo. Que diga Luis Parra si me equivoco, eso y hacer suya la frase de un conocido político yaracuyano no deja lugar a dudar, ese trasiego no sería ajeno a sus actividades personales y políticas, por algo Viloria Chirinos nos les dijo perros, pero… advirtió que él no caerá sólo. Ese mensaje tiene claros destinarios y entre ellos está la dupla Parra-Brito, sin olvidarse de Conrado.

“Creí que blanca iba a ser especial”, también dice la canción, frase que adaptada a la realidad alacranística sería como decir “blanca no es era muy útil”, en tiempo pasado, porque al parecer se les acabó el jueguito, así como se acabó la gira nacional de campaña del partido Primero Venezuela, así como se acabaron los paseos todos los fines de semana en yates, las tetas para las “10 putas” (frase del eximio diputado antes mencionado), y las fiestas de traje largo y levita en el Hotel Yaracuy. Pongo en duda de que el Sebin siga escoltándolo, a Luis Parra, con el machito chasis largo al igual que a Miguel Ponente, el candidato por el partido que le regaló el gobierno a Parra para que finja ser de oposición y se preste para cuanto circo electoral quieran montar. Queda claro de donde provienen los dólares y euros que reparten a los asistentes de sus actos.

¿Qué casualidad? Interrogante preferida del difunto eterno. Sí. ¿Qué casualidad? Ese alijo fue encontrado en la ciudad donde tiene los galpones el dueño de Salva Food, precisamente la empresa que le financió a Luis Parra una gira a Europa junto a un grupo de nefastos diputados para meter la mano por Alex Saab, el que hoy luce su braga naranja en Estados Unidos luego de ser extraditado desde Cabo Verde. Por cierto, entre esos viajantes iba Carlos Herrera, que publicó un perfil del susodicho yaracuyano que se hará memorable.

¿Qué casualidad? Transportaban las panelas en camionetas Toyota. ¿Qué casualidad? Sariet tiene una de esas camionetas, Gabriela Paola tiene otra. Tú sabes de quien hablo Luis Parra. ¿Qué casualidad? Conrado tiene una Fortuner, del mismo año que las de Sariet y Gabriela Paola. ¿Qué casualidad? Jorgito, el hijo de Jorge García, y Miguel Ponente también cargan unas camionetas de esas. Roger León y Ramón Flores, socios de Parra, igualmente tienen unas toyotas de esas. Y la de Grey Arraiz, una de las mujeres de Parra, debe estar a buen resguardo, porque anda por Texas con la excusa de echárle un ojo al dinero que tiene a nombre de la hermana, que ahora, sabiendo de dónde viene, está a punto de caramelo para denunciarla por allá, como corresponde, cuando en realidad salió huyendo del país. Para mayor casualidad, juraría que vi esas camionetas en el acto político que Luis Parra hizo en la cancha múltiple de Cantarrana, en San Felipe.

Los alacranes no juegan carrito, usando la chapa de alacrán que orgullosamente muestran se montaron en esa operación, si no pregúntenle a Miguel Ponente por los abundantes afiches y pancartas que despliegan en sus caminatas. Campaña política que hacen con los mismos escrúpulos que usaron para hacerle favores a Alex Saab, y para asaltar la presidencia de la Asamblea Nacional en 2020, los sacan nuevamente nada más y nada menos que en una versión balurda de Pablo Escobar, hasta con símbolos trasladaban las panelas de estupefacientes. Deberían bloquearles Netflix, para que no se pongan tan creativos. Pero eso pasa porque Luis Parra perdió en Yaracuy, y a los 3 días Maduro lo resucitó de entre las urnas, porque en su momento amor con amor se pagó, pero hoy su entorno vuelve a tambalearse y el panorama se pinta negro por culpa de Blanca la traicionera.

¿Para dónde iba ese cargamento? Para España, donde estuvo Parra amarrando con liguita el fajo de euros que se viralizó en las redes, país donde desde hace más de un año vive su hijastra como toda una enchufada, por cierto, hermana de la amante de Julio León, y a donde recientemente se fueron unos sobrinos. ¿De quién son las camionetas? ¿De San Cristóbal a La Guaira nadie los paró? ¿Quién es el colombiano indocumentado detenido juntos a los otros 6? A todas estas, ¿sabrá algo el rector del CNE Conrado Pérez, papá del ex diputado alacrán Conrado Pérez de Trujillo? ¿Sabrá ese señor rector que Luis Alfonso Viloria Chirinos, el de las panelitas y no de San Joaquín, es llave o uña y mugre de su hijo Conrado?

Los hoy candidatos a gobernadores José Brito, Conrado Pérez Linarez, Miguel Ponente, todos al igual que Parra sancionados por EEUU, sus hermanos y sobrinos, Jorge García padre e hijo, Eduardo Parra, Edward Capdevielle, Ramón Desiderio Parra, Ramón Alberto Parra, Ramón Armando Parra, Deiby Meza, sus compadres Roger León y Ramón Flores, los diputados y ex diputados Richard Arteaga, José Luis Pirela, Chaim Bucaran, Carlos Herrera, el dueño de un medio electrónico que lo acompañó por Europa, hasta Grey Arraiz, su pareja, ex asistente y ex secretaria en la AN, que huyó hace un mes a Estados Unidos, no deben dormir tranquilos. Ni San Rafael Arcángel podrá interceder por ellos. Herrera es quien podría salvarse por el artículo que públicó echando grama de la buena.

Cierto, hay un refrán que dice el que no la debe, no la teme, pero ya Luis Parra ordenó poner en venta algunas de sus propiedades. Acciones como esas y evidencias lo traicionan, por caso, hay una foto rodando por las redes, donde se ven en fila india a Brito, seguido de Luis Parra, Luis Alfonso Viloria Chirinos y, de último, Ramón Armando Parra Gavidia, alias Tito, hermano del alacrán mayor, Parra. ¡Ah! A un costado se ve al chofer y primo de éste, Manuel Alfonzo Rivero. ¿Qué Casualidad? Sí. ¿Qué casualidad? En la lista de Adjudicaciones y Proclamaciones también aparecen juntitos, incluyendo a Deiby Meza. Después dicen, yo no fui, cuando están pillaos, más tratándose de una entrega controlada.

Ya no son los risibles animales ponzoñosos de la política, con el dinero mal habido se superaron, ahora son los Don Narcoalacranes.

Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com    robertveraz@gmail.com    grsndz629@gmail.com    o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/   y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!

 

Compartir
Traducción »