Caleteros del Clap en Lara fueron despidos por denunciar abusos laborales

Compartir

 

Muy cansados de tener horario de entrada más no de salida, los caleteros de la empresa de Alimentos LUAL, ubicada en la Zona Industrial II, la cual se encarga de embolsar las bolsas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), pidieron flexibilización en su horario y fueron despedidos, hay algunos que incluso fueron detenidos por 8 horas.

Jorge Camacho, quien es uno de los trabajadores afectados, aseguró que sólo estaban pidiendo a sus patrones la flexibilización del horario debido a que entran a las 7:00 a.m. y pueden ser las 2:00 a.m. y no han retornado a sus hogares. Asimismo, pidieron que les cancelaran dos semanas de trabajo que les debían; sin embargo, la acción que estos tomaron fue prescindir de los servicios de 138 personas.

“Fuimos despedidos el sábado 6 de noviembre por Pablo Camacaro, simplemente por exigir un horario flexible ya que nosotros somos atropellados por el señor, que nos exige horario a las 7:00 de la mañana y son las 2 o 3:00 de la madrugada y seguimos trabajando, eso era lo que estábamos pidiendo, porque somos personas no somos máquinas”, dijo.

Camacho resaltó que tras esta solicitud el día sábado 6, el martes 9 fueron llamados a la empresa y allí les informaron que estaban despedidos y que además los líderes de las cuadrillas de los caleteros iban a ser arrestados por la Guardia Nacional Bolivariana, aún sin cometer ningún tipo de delito.

“No nos dijeron por qué estábamos siendo detenidos y cuando nos soltaron tampoco nos informaron por qué habíamos sido arrestados, ahora lo que estamos pidiendo es el reenganche, un ajuste al salario y un horario flexible”, comentó, asegurando que los trabajadores necesitan volver a sus funciones para poder llevar el sustento a sus hogares, pues son padres de familia.

Lorena Rojas – La Prensa de Lara

 

Compartir
Traducción »