Camioneros de El Tocuyo exigieron la distribución justa del gasoil

Compartir

 

Cansados de no tener dónde surtir combustible y de comprarlo bachaqueado, transportistas y conductores de vehículos de carga pesada que usan gasoil en El Tocuyo, municipio Morán, hicieron una caravana en forma de protesta para exigir a entes gubernamentales que gestionen que el combustible llegue con mayor frecuencia, debido a que pueden pasar hasta más de 3 semanas sin surtir, por lo que se ven de manos atadas para llevar el sustento a sus hogares.

La larga protesta que se extendió por las avenidas Lisandro Alvarado, Fraternidad, José Trinidad Morán y calles adyacentes a la alcaldía del municipio, fue protagonizada por las bocinas de los conductores, quienes iban a bordo de sus camiones 350, Encavas, entre otros vehículos que necesitan el gasoil para poder encender y trabajar, estos en los retrovisores tenían pintado “+ gasoil – cola”.

Los afectados destacan que cuando el gasoil logra llegar al municipio despachan mayormente es a la estación La Coromoto, donde aseguran que es una “mafia”, debido a que sólo logran surtir los que pagan y los de la cola quedan olvidados, por lo que a la mayoría le toca comprarlo de manera bachaqueada.

Asimismo, señalan que cuando logran surtir les asignan apenas 100 litros, los cuales para unos vehículos tan grandes no es suficiente, debido a que por cada 100 km consume por los menos unos 40 litros y para quienes trabajan llevando carga hacia otros estados no es suficiente.

“Estamos cansados de esta situación y de tener que comprar el combustible bachaqueado porque en el municipio no hay, queremos que las autoridades hagan algo al respecto, debido a que se gasta más en combustible que lo que nos queda de ganancia”, dijo uno de los afectados.

Conductores resaltan que les ha tocado comprar las pipas de 190 litros de gasoil a 100 dólares, pero para un chofer que trabaje de Barquisimeto a El Tocuyo apenas le alcanza para cuatro días.

Choferes hicieron un llamado a los entes competentes a que se aboquen a su situación y a ponerle el ojo a las estaciones de servicio, debido a que cada vez son menos los conductores que se ven beneficiados de surtir directamente en las bombas.

Lorena Rojas – La Prensa de Lara

 

Compartir
Traducción »