La Shell desarrollará un importante campo de gas natural frente a Trinidad

Compartir

 

Vista aérea de la plataforma productora de gas Shell Dolphin en el área marina de la costa este de Trinidad y Tobago.

Shell planea firmar un contrato de producción compartida (PSC en inglés) para el campo de gas natural costa afuera Manatee de 2,7 Tcf entre Trinidad y Tobago y Venezuela, un proyecto que el gobierno de Triniad espera que supere la escasez crónica de suministro de gas que padeecen.

Manatee tiene el potencial de proporcionar “la mayor producción de gas nuevo en Trinidad y Tobago en décadas”, dijo el ministro de Energía, Stuart Young.

“Nos complace haber llegado a un acuerdo… sobre los términos para permitir el desarrollo del área de Manatee”, dijo Shell a Argus hoy. “Esperamos firmar el PSC en las próximas semanas”.

El campo es parte del depósito Loran-Manatee de 10 Tpc que se extiende a ambos lados de la frontera marítima de Trinidad con Venezuela.

La producción de Manatee “podría comenzar a partir de 2025, pero esto depende de la velocidad a la que las partes puedan instalar la infraestructura”, dijo hoy el Ministerio de Energía a Argus.

Se proyecta que la producción comenzará en 300 millones de pies cúbicos / d, aumentando a 700 millones de pies cúbicos / d, informó el ministerio.

“El desarrollo de Manatee presenta una importante oportunidad a mediano plazo para que el sector energético local impulse el suministro de gas a los mercados nacionales y de exportación de GNL”, dijo Shell.

Yendo solo

El acuerdo de Manatee destaca el enfoque de Trinidad en solitario después de años de coquetear con la vecina Venezuela, rica en gas.

Las negociaciones para el PSC de los campos comenzaron en febrero de 2020 después de que los esfuerzos de Trinidad y Venezuela para desarrollar conjuntamente el depósito transfronterizo encallaron en 2018, en parte debido al desacuerdo sobre el precio del gas. Al año siguiente, Estados Unidos impuso sanciones petroleras a Venezuela, hundiendo por completo la iniciativa conjunta.

Las sanciones de Estados Unidos a Venezuela echaron a pique un proyecto separado en virtud del cual Trinidad estaba negociando la compra de gas del campo costa afuera Dragon de Venezuela. La estatal venezolana Pdvsa, la empresa estatal de gas de Trinidad y Tobago NGC y Shell llegaron a un acuerdo preliminar en 2017 para desarrollar gas de Dragon. Se habrían transportado 150mn de cf / d iniciales de gas a través de una línea de flujo planificada hasta la plataforma Hibiscus de Shell frente a Trinidad y distribuido por NGC.

El acuerdo colapsó en 2018 y “hay pocos indicios de que se lleve adelante”, dijo el ministerio.

Durante años, la decaída producción de gas de Trinidad ha provocado recortes en el suministro de plantas de GNL, petroquímicas y de fertilizantes.

La producción de gas del país entre enero y mayo llegó a 2,73 Bcf/d (Millones de pies cúbicos diario), un 20% menos que un año antes, según datos del Ministerio de Energía de Trinidad y Tobajo

Argus Media

 

Compartir
Traducción »