Inicio > Regional > Pago en dólares y el vuelto es en bolívares, así es en Trujillo

Pago en dólares y el vuelto es en bolívares, así es en Trujillo

Compartir

 

Comprar o pagar algún servicio con dólares era una odisea en Venezuela antes del 2019, y aunque ya se autorizó esta divisa como medio de pago, la peor complicación para compradores y comerciantes que manejan esta moneda es el poco sencillo para dar cambio.

“De verdad es bastante complicado. Esta semana fui a comprar con un billete de 100 dólares y resulta que me dicen que tengo que gastar más de 20 para que me puedan dar cambio, y eso es injusto, ¿por qué tengo que gastar más?”, dijo  para El Tiempo Eduardo Álvarez, de 30 años, mientras hacía sus compras en un abasto del centro de Valera.

En medio de una economía hiperinflacionaria, el Gobierno venezolano autorizó en 2019 los pagos en dólares, algo que había estado prohibido desde 2003, cuando se puso en vigor un estricto control cambiario.

En los últimos dos años, todo comenzó a reajustarse para utilizar dólares y bolívares (moneda oficial) en paralelo, y aunque la moneda estadounidense ha pasado a ser el principal medio de pago en efectivo en Venezuela, continúa siendo complejo realizar transacciones, en medio de un severo dolor de cabeza para dar el vuelto, “pagas en dólares recibes el vuelto en bolívares” es lo que comúnmente se escucha en las calles del estado andino.

Sin forma de pago confiable

Y es que, no solo hay pocos billetes de baja denominación en dólares, sino que tampoco hay suficientes bolívares en efectivo, y con la devaluación para llegar a un dólar se necesitan más de 4.000.000 bolívares, o 4 bolívares digitales.

“El lunes pagué 18 dólares con un billete de $ 100, me dieron $ 80, y me quedaron debiendo $ 2 y que me lo iban a pasar en una transferencia bancaria, y pasaron cuatro días para que finalmente me diera el cambio. En otro lugar debía pagar $ 5 y tenía un billete de $ 20, intenté comprar en otro lugar a ver si me lo cambiaban y fue imposible, no pude comprar”, dijo Rosaura Paredes de 41 años, otra compradora.

El sistema económico y financiero de Venezuela desde 2017 está sancionado por Estados Unidos y las medidas impiden una conexión bancaria entre ambos países, lo que dificulta más el acceso a dólares por parte del Banco Central de Venezuela, a lo que se suma la merma de los ingresos por el declive que han provocado esas medidas y escándalos de corrupción en las principales industrias del país.

El Tiempo de Valera

 

Compartir
Traducción »