Vicente Brito: El estancamiento social y sus causas

Compartir

 

En las últimas semanas se habla de que ha comenzado un proceso de recuperación económica, sostenida por la apertura nuevos negocios y la presencia de inversionistas nacionales que están llevando adelante esas actividades económicas.

Pero al analizar su impacto en lo social no se observan mejoras en los niveles de pobreza, consumo, empleo o ingresos familiares como resultado del crecimiento de esas actividades económicas. Lo cual nos indica que sigue el estancamiento social y lo podemos observar en los indicadores de los últimos tres meses, los cuales no reflejan el crecimiento económico anunciado.

Las causas no son difíciles de determinar, si bien las actividades económicas relacionadas a las importaciones siguen en aumento, estas no se traducen en resultados que representen beneficios sociales. Al observar cómo los sectores económicos que generan mayor cantidad de empleos, como la construcción, industria, agricultura, ganadería y turismo. No se reactivan y por el contrario se observan desmejoras causadas por la escasez de combustible y fallas de los servicios públicos como luz y agua.

Lo cual nos indica que el estancamiento social seguirá presente mientras las causas que lo originan se mantenga, con sus consecuencias en los sectores más vulnerables de la población, donde el desempleo y la actividad informal alcanzan el 70% de la masa de trabajadores. Observándose que en lo que va del año 2021 el número de trabajadores desempleados aumentó en aproximadamente 200.000, por el cierre total o parcial de unas quince mil empresas.

Para superar el estancamiento social se requiere aumentar empleo y salarios. Para lo cual las actividades económicas tienen que tener un crecimiento real, se requieren cambios urgentes del modelo político aplicado el cual se sigue sosteniendo y es evidente en la cantidad de empresas y tierras quitadas a privados que producen muy poco o nada. No Observándose la voluntad política para lograr los cambios requeridos, sosteniendo las pérdidas de estas con el dinero que emite el banco central con sus efectos inflacionarios.

Lo cual nos indica que el estancamiento y desmejoras sociales se mantendrán mientras no se produzcan los cambios requeridos, para desentrañar la actividad económica nacional, que son las causas de los elevados niveles de pobreza, desempleo y bajos salarios. La canasta alimentaria ya supera los un mil millones de Bolívares, monto requerido para el consumo de los alimentos necesarios para una familia. Estimándose que menos de un 10% del total de las familias Venezolanas alcanza esos niveles de ingresos. Así lo demuestran los números publicados por los organismos internacionales, donde nos ubican en el país del continente con menores ingresos per cápita  previsto para este año 2021. Estimándose que estarán por debajo de los 1.500 dólares lo cual nos ubican dentro de los 25 países con tan bajos ingresos.

Presidente Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución.

 

Compartir
Traducción »