Alejandro Bautista González: Reconstruir a Venezuela X

Compartir

 

Financiamiento para la reconstrucción

Todo está por rehacer en nuestro país. No existe área que se haya salvado de la hecatombe socio comunista sufrida en 22 años. Restablecer el daño a precios de hoy es imposible; alta inflación y arcas vacías. Pero, el reto de los venezolanos de rescatar la democracia y reconstruir el País, conduce a la necesidad, con base en el Proyecto País (MID, 2014), de gestionar recursos financieros, en cantidades suficientes para así, costear los objetivos vitales e integrales, propuestos para la Reconstrucción y Reconciliación de Venezuela, para hacerla desarrollada, digna, democrática y moderna.

Dos fuentes de financiamiento son consideradas para la Reconstrucción, a saber:

1- De origen externo (la más relevante)

2- De origen interno:

3- Recursos directos sin comprometer el gasto corriente

4- Recuperaciones por repatriación de capitales

1) Financiamiento de origen externo. Es el que proviene de organizaciones financieras internacionales y multilaterales de la comunidad internacional. Existen organizaciones competentes para el financiamiento del desarrollo  a las que, el  gobierno de Venezuela, con un Estado de Derecho, previo cumplimiento de exigencias y propósitos de inversión, (entre otros, tener proyectos) puede recurrir y tramitar en condiciones que más le favorezcan, para lo cual existen diversos planes que contemplan bajos intereses y plazos convenientes para su resarcimiento. El Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y el Banco de Desarrollo de América Latina (antigua CAF), apuntan como los más importantes a ser contactados. Ofrecimientos existen, basta recordar que recién fue designado el Presidente Interino de Venezuela, Juan Guaidó, tanto el BM y el FMI, hicieron pública sus ofertas a través de medios internacionales.

Para una mayor información y como referencia, señalo  que el FMI, es una organización internacional dedicada a la cooperación económica internacional, la promoción del comercio internacional y el fomento de la estabilidad cambiaria del trabajo. Para ello ofrece diversas estrategias de ayuda financiera y acompañamiento de las políticas económicas locales.  También ofrece préstamos y supervisión económica a países devastados por alguna crisis o desgobierno. De esa manera, su principal meta es la de ser institución que fomente el crecimiento económico en el mundo, para sostener el equilibrio del sistema y prevenir las crisis o severas fluctuaciones económicas.

Por su parte, El Banco Mundial es una organización internacional especializada en finanzas, y cuya principal misión es la asistencia técnica y financiera de países en desarrollo que justamente necesitan de préstamos, créditos o cualquier otro apoyo económico para poder superar escenarios de pobreza, o salir de alguna situación económica apremiante.

Ante el respaldo manifestado  por importantes países amigos de Venezuela e instancias de la comunidad internacional a un gobierno auténticamente democrático, responsable, pudiera estudiarse la conveniencia de promover con la iniciativa de algunos países amigos, la creación de un Fondo Financiero Especial para apuntalar  la recuperación de nuestra Venezuela y países en similitud de condiciones. Este Fondo podría ser integrado por  el gobierno de los Estados Unidos, la Unión Europea, el Banco Mundial,  el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, entre otros.

De los recursos obtenidos a través de este “Fondo Financiero”, que funcionaría como tipo “Plan Marshall”, algunos aportes podrían ser considerados no reembolsables como por ejemplo los destinados a mitigar la crisis humanitaria; mientras los destinados a programas de inversión y desarrollo como vialidad, infraestructuras, servicios, turismo y otros, deberán ser negociados a mediano y largo plazo e intereses mínimos y años muertos, en lo posible. Su pago será garantizado suficientemente por el gobierno venezolano y aprobación del Congreso Nacional, legítimo y competente.

Con los financiamientos que se obtengan, a manera de ejemplo, podrán ser aplicados a las siguientes obras, entre muchas más: adecuación del sistema de generación eléctrica con sus tendidos de líneas; las redes de acueductos, el sistema vial y adecuación y modernización de aeropuertos; la modernización del sistema de salud y desarrollo agropecuario, consideradas áreas prioritarias. En ese orden, será posible reactivar en un cien por ciento el Complejo Hidroeléctrico del Guri, además de aumentar su capacidad generadora; rescate y terminación del Desarrollo Hidro Eléctrico Uribante Caparo con dotación de todas sus líneas; terminación de la autopista Caracas-Oriente, terminación de la autopista Santa Lucía-Kempis, conclusión y desarrollo autopista San Cristóbal-La Fría-Coloncito-El Vigía y  San Cristóbal-El Piñal-La Pedrera-Santa Bárbara-Socopó-Barinas; terminación de la autopista José Antonio Páez y construcción del “Circuito Vial” de la frontera colombo-venezolano”.

2) Financiamiento de origen interno:

A- Los recursos provenientes de la renta interna en su mayor parte están comprometidos y presupuestados a la atención del gasto corriente nacional. Solo las recaudaciones por IVA, que pechan la inflación, representan hoy, el ingreso más significativo. Del impuesto sobre la Renta, ni hablar: las empresas que quedan están sobreviviendo. El ingreso petrolero es reducido por cuanto la modesta producción está comprometida por pagos a futuro. De los ingresos por venta otros minerales (oro, coltan,piedras preciosas, otros) no se dispone de información precisa. En conclusión, no se puede disponer de recursos internos adecuados, para financiar la reconstrucción de Venezuela, al menos a corto plazo.

B- Recuperaciones. Existe la posibilidad cierta de generar un importante ingreso al Erario Nacional que al aplicarse, va a ayudar a la Reconstrucción en comento: se trata de la repatriación de capitales, millones de dólares congelados hoy, en cuentas del exterior por motivos de corrupción e ilícitos; estos representan un alto monto, cuya recuperación es de justicia nacional e internacional…Vital.

Doctor en Cooperación Internacional. Integración y Descentralización: Los Desafíos del Desarrollo Internacional (CIID)

 

 

Compartir
Traducción »