¿Qué se puede comprar con una pensión de 7.000.000 de bolívares del IVSS?

 

El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales pagó 7.000.000 de bolívares a los pensionados y jubilados por septiembre, un poco más de 1,6 dólares. El organismo recibe con frecuencia numerosas críticas en las redes sociales porque asegura que el chavismo permite que los adultos mayores vivan con dignidad.

La canasta de alimentos en divisas alcanzó en julio su máximo histórico de 303,08 dólares (más de 1.000.000.000 de bolívares) para una familia de 5 miembros. El precio aumentó 44,32% desde noviembre de 2020 y 20,6% desde enero de 2021, según el Observatorio Venezolano de Finanzas.

Muchos lamentan la situación y reclaman un pago mensual que dignifique a las personas que durante muchos años trabajaron por el país. El Nacional preguntó en Twitter qué se puede comprar en Venezuela con 7.000.000 de bolívares. Estas fueron algunas de las respuestas de los usuarios:

“¡Un carrizo, pues! De broma que se pueden comprar tres panes sobados artesanales, que son los más económicos, y en algunos sitios. Me da rabia la situación de los pensionados, qué horrible. Todos vamos a ser pensionados en algún momento, es tan injusto tanta desidia”, manifestó Oly Plachino.

“Con la pensión de mi suegra le compro un sobre de gelatina, que le gusta mucho, y listo. se acabó la pensión. Ella sufre párkinson. El tratamiento de este mes costó 188.500.000 de bolívares. Gracias a Dios entre sus hijos lo pueden costear”, dijo Rosangel Quatraccioni.

Alfredo Hans Gregermann expresó que en la zona donde vive, que no especificó, un pan campesino cuesta 2.900.000 bolívares. “Queda 1.200.000 bolívares y no se compra nada. Verdaderamente, un país de sobrevivientes milagrosos. Uno no se explica”, agregó.

Otros manifestaron que solo compraban 200 gramos de café o medio kilo de queso.

“¡Qué platero! Con eso comen todo el mes y compran medicina. ¡Malvada dictadura! Tiene a un país muerto de hambre y ha convertido la vida del venezolano en una desgracia”, expresó otro ciudadano.

Federico Parra / AFP

 

Compartir
Traducción »