Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Leopoldo López se expresó duramente contra Henrique Capriles

Leopoldo López se expresó duramente contra Henrique Capriles

Compartir

 

López: “Espero que Henrique Capriles no sea una foca ni se arrodille ante Nicolás Maduro”

Leopoldo López se mostró sorprendido por la manera en que Henrique Capriles, uno de los máximos referentes históricos de la oposición venezolana, se maneja por estas horas. Sospecha algo y lo dice directamente, de forma cruda. ”Espero que Henrique Capriles no esté en la agenda de Nicolás Maduro de aplaudir como foca. Espero que no esté en la agenda de someterse y arrodillarse a Nicolás Maduro. Espero que haga honor a la confianza que le depositaron millones de personas para ser la alternativa al chavismo”, remarcó López en conversación con Infobae.

Capriles -exgobernador de Miranda y líder del Partido Primero Justicia- había sido mencionado por el presidente de la Asamblea Nacional de la dictadura Jorge Rodríguez como el interlocutor válido entre los opositores. “Sería triste que se sume a ser parte del coro, del teatro que apoya a Maduro y se convierta en una oposición a la medida de la dictadura”, dijo López desde su exilio en España. El dirigente está seguro de que el régimen de Caracas pretende dividir a todo aquel que busca una salida democrática a la actual crisis terminal que atraviesa Venezuela.

López -que debió refugiarse en Madrid tras permanecer seis años secuestrado por la dictadura chavista- se refirió a la posibilidad de ser él mismo quien encabece en nombre de Voluntad Popular las conversaciones con los delegados del Palacio de Miraflores que se desarrollarán en México bajo la intermediación de Noruega. Consultado respecto a si estaría dispuesto a viajar al país latinoamericano tras la detención de Freddy Guevara, López confirmó que así lo haría. “Estaríamos en representación, sin dudas”, afirmó.

—La dictadura venezolana secuestró a Freddy Guevara, fue un golpe bastante inesperado, sorpresivo y sucedió después de la represión en Cuba. ¿Por qué cree usted que la dictadura venezolana apresó y secuestró a Fredy Guevara? ¿Cree que Cuba estuvo detrás de esto?

— Fredy Guevara fue secuestrado por la dictadura y también a Juan Guaidó lo intentaron secuestrar. Y por los vecinos que están en el edificio se frustró ese secuestro. Pero allí están las imágenes que son muy impactantes de cómo prácticamente hubo un intento de homicidio a Juan Guaidó. ¿Por qué ocurre esto en estos momentos? Bueno, porque la dictadura actúa así. Lo ha hecho en el pasado y lo va a continuar haciendo. La dictadura ha sufrido unas derrotas importantes en las últimas semanas. Tuvo una derrota en contra del grupo que ella misma creó, que la dictadura y Nicolás Maduro ampararon durante muchos años. Me refiero en primer lugar a grupos irregulares en la frontera con Colombia o vinculados con las FARC que se abrieron de Nicolás Maduro y lo derrotaron militarmente. Luego grupos que están en Caracas, grupos vinculados a la delincuencia que también fueron amparados, armados y protegidos por la dictadura de Nicolás Maduro, se voltearon y se han enfrentado a la dictadura y también fue derrocado Nicolás Maduro y los cuerpos policiales. Ante esta realidad, Maduro está buscando culpables. Maduro está buscando cómo distraer la atención y cómo señalar hacia otro lugar. No es primera vez para la dictadura. Nosotros somos una organización terrorista porque causamos el terror de nunca bajarnos de la lucha por una Venezuela libre. Por ser un partido y un grupo de mujeres, de hombres que estamos comprometidos con lograr la libertad de Venezuela. Y no ha sido primera vez, pero cada vez arremete con más fuerza en contra de nuestros líderes. En esta oportunidad detuvieron y secuestraron a Freddy Guevara. A estas alturas nosotros no tenemos información de dónde está el diputado Guevara, y ayer salieron 12 órdenes de captura en contra de nuestra gente, en contra de los líderes que hoy están en Venezuela llevando la organización y la conducción de nuestro partido.

— ¿Y Cuba?

— Yo creo que hay un interés de distraer también lo que está ocurriendo en Cuba. Creo que es evidente que lo que está ocurriendo en Cuba va a tener un impacto en Venezuela, así como lo que ocurre en Venezuela tiene un impacto en Cuba. Y creo que es muy significativo el hecho de que el pueblo cubano esté saliendo a la calle a protestar luego de decenas de años sin hacerlo. Creo que es muy importante mantener esa llama de lucha, porque lo que ocurra en Cuba va a afectar a Venezuela. Y en tercer lugar, también la dictadura tiene el interés de dividirnos, de dividir a los sectores democráticos, de dividir la unidad con la que nosotros hemos venido trabajando, esa ha sido la principal estrategia de la dictadura y por supuesto nosotros vamos a mantener nuestro esfuerzo unitario en contra de la dictadura de Nicolás Maduro.

— Con el secuestro de Fredy Guevara y las órdenes anunciadas ayer por Jorge Rodríguez de nuevas detenciones a miembros de Voluntad Popular, ¿cree que esto podría poner en jaque a Voluntad Popular o que solo pone en jaque y boicotea las conversaciones para lograr elecciones libres y democráticas?

— Nosotros como organización política hemos pagado muy caro luchar contra la dictadura. Hemos sido el partido más perseguido, el partido que ha estado pagando con cárcel, con exilio y también con muerte la lucha contra la dictadura. Hemos tenido más de 500 detenidos, más de 100 presos políticos, han asesinado a varios de nuestros líderes, el más reciente fue (Edmundo) “Pipo” Rada, un líder de un sector popular en Caracas, que fue secuestrado, torturado, le dieron dos disparos en la nuca y luego lo sacaron a la calle y rociaron su cuerpo con gasolina, le pusieron una toalla húmeda en su rostro y quemaron su cuerpo. A eso hemos estado sometido nosotros en Voluntad Popular. Y no han podido con nosotros. Hemos buscado reinventarnos una y otra vez. Nos toca otra vez volverlo a hacer. No van a poder con Voluntad Popular, pero no te puedo ocultar que sí es difícil. Es difícil para nosotros, para los líderes que están en Venezuela, para sus familias, porque es un riesgo muy alto hoy ser de nuestra organización. Y la dictadura precisamente busca que sea costoso para cualquier persona que sueñe con ser libre, que sueñe con activarse, organizarse y sumar esfuerzos para liberar a Venezuela. Ellos quieren apagar el sueño de libertad, quieren aterrorizar a cualquier persona que se atreva a decir y a plantear un cambio político en Venezuela y por eso nosotros tenemos aún más responsabilidad de mantenernos muy fuerte, muy firmes y muy cohesionados en estos momentos.

— Voluntad Popular es una amenaza para el régimen, lógicamente, para la dictadura de Maduro, pero también puede llegar a ser una amenaza para otros actores que tiene Venezuela, ¿cree que hay un plan, un complot entre algunos sectores que se llaman opositores en Venezuela y la dictadura para dejar fuera de las conversaciones a Voluntad Popular?

— Sin duda alguna hay sectores que se disfrazan de ser oposición pero que están articulados directamente con Nicolás Maduro. Mira, el mismo día del intento de secuestro de Juan Guaidó y el secuestro Freddy Guevara, ese mismo día Nicolás Maduro convocó a una serie de personajes a Miraflores que le aplaudían como focas cuando Maduro estaba emitiendo amenazas en contra de los sectores democráticos, que hemos venido teniendo la responsabilidad de liderar los procesos de lucha contra la dictadura. Sin duda alguna, Maduro quiere una oposición a su medida, una oposición sumisa, sometida, temerosa, una oposición que no se oponga, una oposición que reconozca a Maduro y a sus instituciones ilegítimas. Una oposición que vaya elecciones solo para participar y no para ganar porque no hay oportunidad de poder ganar porque las elecciones están manipuladas. Una oposición que le dé a Maduro piso político para que pretenda recobrar la legitimidad internacional. Por supuesto que nosotros no estamos en esa agenda. Yo esperaría que personas tan importantes para lo que sido la historia de nuestra lucha como Henrique Capriles, como Vicente Díaz, que fueron aludidos en la rueda de prensa de Jorge Rodríguez de hace dos días, como los interlocutores que tiene Jorge Rodríguez, yo esperaría que ellos no estén en esta agenda de aplaudir a Nicolás Maduro como focas. Yo espero que ellos no estén en la agenda de someterse, de arrodillarse a Nicolás Maduro. Yo espero que Henrique Capriles haga honor a la confianza que le depositaron millones de personas para hacer la alternativa al chavismo, la alternativa a Maduro. Henrique, como todos sabemos, ganó las elecciones de 2013 y luego lamentablemente no se pudo cobrar esa victoria. Pero en estos momentos sería muy triste que él se sume a ser parte del coro, del teatro que está apoyando a Nicolás Maduro para que se convierta en una oposición a la medida de la dictadura. Y por supuesto, y tengo que ser muy franco con esto, nosotros estamos enfrentando a la principal estrategia de la dictadura que es buscar dividir a los sectores democráticos, que es buscar dividir el liderazgo de oposición. Nosotros por nuestra parte, Voluntad Popular lo hemos mostrado y lo vamos a seguir mostrando con hechos, que estamos convencidos que tenemos que seguir transitando juntos, unidos, para enfrentar a la dictadura. Y cuando hablo de la unidad, no solamente me refiero a la unidad dentro de Venezuela, sino también a la unidad de los países que nos apoyan. Nos preocupa que a veces vemos acciones de algunos países que buscan incentivar más la división que la unión de los sectores democráticos. Nosotros hacemos un llamado a que esta construcción de la unidad la asumamos adentro de Venezuela con los sectores políticos, social-civil, pero también es una responsabilidad de los países aliados a la causa por la libertad y la democracia que se mantengan unidos, cohesionados, en el apoyo a los sectores democráticos y a la ruta que nos permita a nosotros salir de la dictadura. Porque en Venezuela no se va a solucionar ningún problema ni vamos a salir de la tragedia humanitaria sino salimos de la dictadura de Nicolás Maduro.

— En esa hoja de ruta que usted nombra, recientemente Nicolás Maduro dijo que habría conversaciones en México. Sacado Freddy Guevara del juego y en jaque muchísimos dirigentes de Voluntad Popular y estando usted fuera del país. ¿Se acercaría como interlocutor de Voluntad Popular a México?

— El planteamiento de ir a un proceso de negociación para un acuerdo de salvación nacional que ha hecho Juan Guaidó es una propuesta unitaria. La dictadura no escoge quién es el interlocutor por parte de los sectores democráticos. Es muy claro que la interlocución son con las organizaciones políticas y la sociedad civil, y por supuesto, el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado por parte de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, como interlocutor privilegiado por todos los países europeos, como presidente encargado por todos los países de la región, hace que la representación de Juan Guaidó en este proceso y de los sectores políticos que lo apoyan sea la interlocución legítima. Por supuesto que la dictadura quiere otra interlocución. La dictadura habla de las oposiciones en plural, porque para ellos es estratégico dividir, para ellos es estratégico que no tengamos un liderazgo claro, para ellos es estratégico que no tengamos una interlocución clara y por supuesto para Maduro y la dictadura es estratégico contar con una dictadura que sea sumisa, que se arrodille a sus planes y que simplemente busque ser parte de un elenco que permita que se perpetúe en el poder y que eso signifique tragedia, hambre, desolación, éxodo y muerte para los venezolanos. Nosotros por supuesto que lo que queremos es el cambio político, la libertad, la democracia, el respeto a los derechos humanos y la posibilidad de salir de esta tragedia que tenemos hoy en día todos los venezolanos.

— Viajaría entonces a México, ¿sí?

— Estaríamos en representación, sin dudas. Allí nosotros tendremos una representación al igual que las demás organizaciones políticas.

— En esas negociaciones, Leopoldo, ¿cuál es el límite que Voluntad Popular, o la verdadera oposición, no permitiría cruzar al régimen?

— El planteamiento que se ha hecho para ese proceso lo ha planteado Guaidó muchas veces en centrarnos en dos objetivos. El primero de ellos, atender la grave emergencia humanitaria y el segundo tener un cronograma electoral. Un cronograma que permita que nosotros vamos a aterrizar en unas elecciones parlamentarias, unas elecciones presidenciales. Y por supuesto, para eso es necesario tener las condiciones electorales, y muy importante, la observación internacional. Porque para un proceso que sea creíble para un proceso que permita que los venezolanos se expresen abiertamente se necesita tener garantías que hoy no se tienen.

— ¿Qué evaluación hace de los sucesos en Cuba? ¿Cómo podría impactar en Venezuela, Nicaragua o en otros regímenes?

— Yo creo que lo que ha ocurrido en Cuba es muy importante, lo celebro, me entusiasma como latinoamericano, como venezolano, ver que se está alzando el pueblo cubano, que está alzando su voz, que está saliendo a la calle. Es responsabilidad de todos los demócratas de América Latina y el mundo apoyar al pueblo cubano en este proceso de liberación. No va a ser fácil porque los van a reprimir, porque los van arrestar. Probablemente van a matar algunos de ellos como ha sucedido en Venezuela, los van a difamar públicamente, los van a señalar y los van a buscar anular moralmente, pero nosotros esperamos que se mantengan unidos y que nos mantengamos nosotros unidos. La lucha del pueblo cubano es la lucha del pueblo venezolano. Y lo que ocurra en Cuba va a afectar a Venezuela, así como lo que ocurra en Venezuela va a afectar a Cuba.

— Cuba, Venezuela, Nicaragua, las violaciones sistemáticas a los derechos humanos en estos países se hicieron evidentes al mundo. Sin embargo hay países en América Latina que no condenan firmemente estos atropellos. ¿Cómo califica esto? ¿Qué siente cuando no ve registros más contundentes sobre este tema?

— Yo creo que son declaraciones muy desafortunadas. Particularmente yo lamento mucho las últimas declaraciones que ha emitido el presidente (Alberto) Fernández, el presidente de Argentina. Primero, cuando dice que en Venezuela ya no hay violaciones a los derechos humanos. Yo le diría que le pregunte a la familia de Fernando Albán que lo lanzaron de un décimo piso y que fue reconocido por la dictadura de Maduro que lo asesinaron. Que le pregunte al capitán, a la familia del capitán de corbeta (Rafael Ramón Acosta) Arévalo, que lo torturaron, lo golpearon hasta que falleció en el tribunal donde lo estaban presentando en audiencia. Le digo que le pregunte a la Alta Comisionada Michelle Bachelet si en Venezuela no se violan los derechos humanos. Que le pregunte a cualquiera de los millones de venezolanos que han tenido que salir y que muchos de ellos están en Argentina, si en Venezuela no se cometen violaciones a los derechos humanos. Y también por supuesto, me parecen muy lamentables las declaraciones del presidente Fernández cuando dice que no tiene conocimiento de lo que está ocurriendo en Cuba. Es público, notorio, conocido por todos que en Cuba hay una dictadura. Una dictadura hambreadora, una dictadura que ha encarcelado, perseguido, que ha asesinado y que ha impedido que se pueda expresar libremente el pueblo cubano. Yo creo que es responsabilidad de todos los demócratas, no importa si son de derecha, si son de izquierda, si se asumen progresistas o liberales o conservadores, que entendamos que lo que ocurre en Cuba, lo que ocurre en Venezuela lo que ocurre en Nicaragua, no debe de tener un sesgo ideológico. Debe tener un compromiso con la democracia y los derechos humanos y allí todos tenemos que pronunciarnos a favor de la libertad de los derechos humanos y de que haya democracia en todos los países de América Latina.

Infobae – @TotiPI

 

Compartir
Traducción »