Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Oswaldo Álvarez Paz: Refundación de la república

Oswaldo Álvarez Paz: Refundación de la república

Compartir

 

De los hechos más importantes de los últimos tiempos está la declaración de la Presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela emitida la semana pasada. Ha sido ampliamente comentada por lo que no entraremos en detalles conocidos. Las más altas autoridades del Episcopado hacen un llamado a todos para trabajar en la refundación de la República. De acuerdo a ese texto, el país se desmorona aceleradamente. Una especie de infección progresiva que afecta a todo el cuerpo nacional, a todos sus sectores organizados o no, a todas las personas e instituciones. No se puede perder más tiempo. Para alcanzar el objetivo es indispensable apelar al hierro de los cirujanos y proceder en consecuencia.

La Iglesia Católica en particular y todas las Iglesias en general, han tenido un rol protagónico en nuestra historia. De nuevo asume la responsabilidad que se desprende del documento que comentamos. Invito a su lectura y serena reflexión para continuar algunos, iniciar otros, las tareas que conducen a la liberación nacional. Monseñor Ovidio Pérez Morales y el padre jesuita Luis Ugalde, entre otros, han profundizado sobre el asunto. Todos merecen nuestra atención.

Para unificar al país hacia el objetivo es indispensable una elevada cuota de alta política y la acción de verdaderos políticos, que la utilicen en función del bien colectivo. Hablamos de Política con P mayúscula, bastante desprestigiada hoy en día, por la acción irresponsable de quienes se han olvidado de servir a otros y la utilizan solamente para satisfacer intereses o ambiciones personales o de grupos.

Invitamos a toda la sociedad democrática y a los dirigentes políticos, militen o no en paridos políticos, a buscar una honesta unidad nacional. Mientras exista el actual régimen será imposible que el país marche hacia mejor. Es decir, hacia su refundación, adelantando de manera simultánea lo necesario para construirlo sobre bases distintas y mejores que las experimentadas hasta ahora. Eso es posible, pero repito, hay que ir a la raíz de los problemas, aunque nos califiquen de radicales.

A quienes quieran permanecer en el juego en que algunos han caído, les pedimos que se quiten las caretas y sean honestos. Pero, por favor, no molesten más, de la cuenta, a quienes están trabajan en la dirección correcta.

La Política con P mayúscula es indispensable. Ojalá y la Venezuela decente, más allá de las diferencias ideológicas que puedan existir, se decida a participar políticamente en sus áreas concretas. Esto incluye a muchos dirigentes de los disminuidos partidos tradicionales o nuevos que se han colocado a la media distancia de cuanto ocurre en sus organizaciones.

Ha sido planteada la posibilidad constitucional de una consulta definitiva y directa al pueblo, depositario de la soberanía nacional. La Patria necesita ser reconstituida para que su refundación sea exitosa.

 

Compartir
Traducción »